Círculo Doctrinal "Francisco Franco". 
 Acto conmemorativo de la muerte de Matías Montero     
 
 El Alcázar.    16/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Círculo Doctrinal "Francisco Franco´´

ACTO MEMORATIVO DE LA MUERTE DE MATÍAS MONTERO

CON gran asistencia de público en su mayoría jóvenes, se conmemoró el aniversario de la muerte de

Matías Montero. El acto se celebró en el Salón de Actos de la Casa situada en la Plaza Juan de Mariana, 7

de Toledo y fue organizado por la Asociación Juvenil "Circulo Doctrinal Francisco Franco".

Habló en primer lugar José Antonio Alba, presidente de la citada Asociación, quien expuso el contenido

de la misma, así como sus actividades. "Nuestra política —dijo— no es sólo una política de juventud sino

una empresa para la juventud. Y para nosotros solo hay dos formas de ser joven: la auténtica, combativa y

resuelta en el alumbramiento de un orden nuevo, y la inauténtica, desfalleciente y escurridiza. La primera

acepta el compromiso con el mundo y con la vida de una manera profunda, completa y responsable, la

segunda cuelga la flor de sus años del árbol viejo, en su mitad podrido.

Pasó, a continuación a presentar al orador.

Le siguió en la palabra Carlos González-Agulló, quien comenzó su disertación con las palabras pro-

nunciadas por José Antonio Primo de Rivera en el entierro de Matías Montero, "...Hermano y camarada

Matías Montero: ¡gracias por tu ejemplo! Que Dios te dé eterno descanso, y a nosotros nos niegue el

descanso hasta que sepamos ganar para España la cosecha que siembra tu muerte...".

Seguidamente habló de la vida de este estudiante de 2° Curso de Medicina, que estaba amenazado de

muerte pero esto no le importaba siempre que continuase sirviendo a España. Citó al asesino de Matías

Montero que era un hombre a sueldo de la banda "Vindicación" de las Juventudes Socialistas, mandadas

por entonces por Santiago Carrillo. Leyó el artículo de este estudiante Caído, publicado en F.E el 22-2-34.

Matías Montero —dijo— no murió por odio, sino por amor.

Recordó que el 9 de febrero de 1.976 caía asesinado en Galdácano, su alcalde Víctor Legorburu, víctima

del odio separatista. Y que el 9 de febrero de 1.977, España establecía relaciones diplomáticas con la

U.R.S.S.

Acabó con estas palabras de José Antonio: "La vida no vale la pena, sino es para quemarla al servicio de

una empresa grande. Si morimos y nos sepultan en esta tierra madre de España, ya queda en nosotros la

semilla, y pronto nuestros huesos resecos se sacudirán de alegría y harán nacer flores sobre nuestras

tumbas, cuando el paso resuelto de nuestras Falanges nutridas nos traigan el buen anuncio de que otra vez

tenemos a España".

Después de una cerrada ovación, terminó el acto entonando todos los asistente el "Cara al Sol", brazo en

alto.

 

< Volver