Ayer, asamblea provincial de F.E. de las JONS. 
 Eduardo Urgorri García fue elegido presidente  :   
 Tiene veintinueve años y es abogado especialista en Derecho del Trabajo; Raimundo Fernández Cuesta presidió la Asamblea y pronunció un discurso. 
 El Alcázar.    07/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

AYER. ASAMBLEA PROVINCIAL DE F.E. DE LAS JONS

EDUARDO URGORRI GARCÍA FUE ELEGIDO PRESIDENTE

Tiene veintinueve años y es abogado especialista en Derecho del Trabajo Raimundo Fernández Cuesta

presidió la Asamblea y pronunció un discurso

Eduardo Urgorri García, veintinueve años de edad, abogado especializado en Derecho del Trabajo, fue

elegido ayer presidente provincial de Falange Española de las JONS de Madrid, en el curso de una

asamblea celebrada en el Palacio de Cristal de la Casa de Campo.

SIEMPRE HACIA LA UNIDAD

El Congreso se desarrolló siempre en riguroso orden y con la plena participación de los asambleístas,

entre los que figuraban gran número de jóvenes, en buena parte universitarios. El nuevo partido falangista

ha subrayado especialmente su disposición para mantener en cualquier momento conversaciones con

otros grupos joseantonianos, de forma que pudiera ser posible la presentación de una sola candidatura

falangista a las elecciones, sin la confusión que representará la comparecencia de varios grupos de la

misma ideología.

Asistieron a la asamblea, convocada para la renovación de la Junta y Consejo provinciales de FE de las

JONS, un millar de afiliados de la capital y provincia madrileñas. Ocuparon la presidencia, Raimundo

Fernández Cuesta, Eduardo Urgorri Casado Manuel Valdés, Roberto Reyes, Eduardo Villegas Girón,

Manuel Hernández, Antonio Santos Rá-mila, Indalecio Corral y Manuel Fernández Lanseros.

Se inició la asamblea con unas palabras de salutación de Indalecio Corral, secretario provincial en la Junta

cesante, quien afirmó que "hoy se puede decir que empieza en Madrid y su provincia una nueva etapa de

Falange Española de las JONS, al igual que ha empezado en toda España". "Falange se pone en pie

porque España no nos gusta. Esta España en que lo legal se trata como ilegal y lo ilegal como legal".

Aludió a la actitud del Gobierno que parece seguir la norma del "divide y vencerás". "Pero habrá que

darle las gracias al Gobierno, porque aunque legalice una, dos, tres o más Falanges, Falange Española de

las JONS no hay más que una, como una sola es España. Ellos nos han puesto la mesa y todos los

falangistas no tenemos más que arrimar unas sillas y cuando nos sentemos en torno a esa mesa y nos

preguntemos y veamos que nuestro nombre común es Falange y nuestra meta común es España, en vez de

dividirnos lo que habrán hecho es unirnos". Añadió más adelante que "Nuestra juventud nos exige la

unidad, ellos son nuestro relevo y tenemos la obligación de no defraudarlos ni desorientarlos como desde

el poder se intenta".

COMPOSICIÓN DE LA JUNTA PROVINCIAL DE F.E. DE LAS JONS

Finalizadas las palabras de Del Corral, informó Manuel Fernández Lanseros sobre la actividad desplegada

por la Falange de Madrid en orden a la organización provincial y local, iniciándose, seguidamente, el

proceso electoral. Fueron elegidos, en primer lugar, noventa y cinco miembros del Consejo Provincial,

con carácter de compromisarios. Seguidamente, se procedió por éstos a la elección de la Junta Provincial

de Mando, que, una vez verificado el escrutinio, queda constituida así: presidente provincial, Eduardo

Urgorri García; vicepresidente: Evaristo Gómez Noguerales; secretario: Vicente Schuman y Cevallos de

Grijalba; vicesecretario: María Luisa Calleja; y vocales: Miguel Gómez Martínez, José Bosch Betbesé,

Alfredo Lagar Barros, Juan Lacaci González; Julio Cordón Pérez, José Vela Gomila, Julio Asensio García

Irún, Fernando Díaz Gámez, Buenaventura Ruiz Martes, Antonio García García, Juan Pedro Gómez

Martínez, José Cordón Pérez, Antonio Ruiz Valera, José María Alonso Collar, Purificación Martínez

Luca, Mariano de la Concepción Sanz, Fernando García Melgarejo, Juan Fernández Acedo, Gonzalo

Fernández Quejo Gi-rod, Lucio Ángel Jiménez Bernaldo de Quirós, Amiliano Herrero Díaz, Pedro

Gordillo Guerrero, Ramón Benegas Puerto, Fernando Cabanas Ocaña y Bernabé Retamar Morcuende.

Por las Juventudes Falangistas, que también celebraron elecciones, participaron en el acto diecisiete

compromisarios, representantes de la organización falangista universitaria y de los jóvenes trabajadores

de la Falange.

DISCURSO DE FERNANDEZ CUESTA

Una vez conocidos los resultados de la elección se incorporó a la mesa presidencial el nuevo jefe

provincial de la Falange madrileña y, como clausura de la asamblea el presidente nacional, Raimundo

Fernández Cuesta pronunció un discurso, en el que, después de unas palabras de salutación y de un

análisis de la situación política dijo: "El resultado ha sido que en poco más de un año, España ha dado un

giro de ciento ochenta grados y que el desenlace político y militar de nuestra Guerra ha cambiado

radicalmente, convirtiéndose los vencedores en vencidos y las alas de la Victoria yacen por tierra, rotas,

inútiles y vilipendiadas. Y todo ello con una rapidez y facilidad que no podría ni soñar el más optimista

del cambio".

"Pero aquí está de nuevo la Falange izando su bandera en el mástil de la historia. Y ahora sin los

condicionamientos que circunstancias históricas bien conocidas acató por lealtad y patriotismo. La

Falange, fiel a su destino, está dispuesta a la lucha. En las próximas elecciones y en lo que venga después.

Acompañada o sola, con la lealtad a sus fundadores, a los miles de camaradas que cayeron y a los otros

miles que trabajaron y trabajan por España, silenciosa, abnegadamente, sin más recompensa que la

tranquilidad del deber cumplido.

"Para esa lucha no pueden faltar tres elementos fundamentales", dijo más adelante. "Un programa político

firme y claramente anticapitalista y anticomunista. Otro elemento ha de ser el de la unidad. Y es elemento

fundamental también, la organización, y a conseguirla y perfecionarla va encaminado este acto. La

Falange es mando y jerarquía, pero ese mando y esa jerarquía, han de estar fundados y legitimados en el

consentimiento de los camaradas para que entre el mando y la base exista una mutua corriente de

confianza, lealtad y responsabilidad".

Fernández Cuesta terminó su discurso con estas palabras: "Camaradas: hombres y mujeres, jóvenes y

veteranos de la Falange de Madrid, a trabajar por ella y por España. En el bullicio de la calle, cuando sea

preciso; en el silencio fecundo y diario de la oficina, de la fábrica o del taller, cuando así se reclame.

Conscientes del valor de nuestra doctrina, sin desánimo por los silencios deliberados que unos nos hagan

y los ataques directos que otros nos dirijan. No importa, dijimos hace años en ocasión parecida. No

importa, volvemos a decir en la actualidad. No importa que callen cuanto nos beneficie y propaguen

cuanto nos perjudica. Nosotros, adelante, tras nuestra bandera y gritando: Arriba España".

Terminado el discurso de Raimundo Fernández Cuesta, que fue subrayado con aplausos en diversos

pasajes, fue entonado el Cara al Sol cuyas invocaciones rituales fueron hechas por Fernández Cuesta.

 

< Volver