Las socialistas ganaron por primera vez en Castilla-La Mancha     
 
 El País.    12/11/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

EL PAIS, viernes 12 de noviembre de 1982

Los socialistas ganaron por primera vez en Castilla-La Mancha

En las cinco provincias que componen la región castellano-man-chega, el PSOE ha resultado vencedor en

las últimas elecciones generales, frente a su segundo puesto en 1979, En Albacete y Ciudad Real ha

conquistado la mayoría absoluta de los votos. En las otras tres provincias, Toledo, Cuenca y Guadalajara,

el partido ganador ha obtenido, sin embargo, porcentajes inferiores a su media nacional, siendo el más

bajo de todos ellos el de Guadalajara, con el 37,8% de los votos.

Precisamente es en Guadalajara donde AP obtiene su más alto porcentaje de toda la región castella-no-

manchega: el 36,9% de los votos, experimentando subidas muy acusadas en las provincias restantes, en

todas las cuales obtiene porcentajes muy superiores a su media en el conjunto español.

No obstante, los porcentajes de AP en las recientes elecciones están muy alejados de los que obtuvo UCD

en esta región en 1979. En aquellas elecciones, UCD consiguió la mayoría absoluta de los votos en

Cuenca, y sus porcentajes en cada una de las provincias componentes de la región se situaron por encima

del 40% de los votos, excepto en Albacete, donde le faltó un punto y medio para alcanzar esa cifra.

A partir de esas cotas tan elevadas, UCD, aunque ha descendido muy notablemente, sigue conservando

unos porcentajes superiores a los que ha obtenido el 28 de octubre en el conjunto español. Los votantes

castellano-manchegos han apreciado en lo que se merecía el esfuerzo final que UCD realizó para

conquistar su voto: por un lado, la creación, un tanto etérea, de la Universidad Castellano-Manchega; por

otro, la no aprobación definitiva del estatuto autonómico, que quedó frustrado en sus últimos trámites por

la disolución anticipada de las Cortes.

El CDS ha obtenido también porcentajes muy bajos en esta región, y el PCE, que tenía un voto bastante

apreciable en 1979 (oscilante entre el 8% y el 12,2% en Ciudad Real y Albacete, respectivamente, como

cotas máxima y mínima), ha quedado reducido también en Castilla-La Mancha a ser un partido con un

voto marginal.

El voto en los municipios de más de 20.000 habitantes

En las trece ciudades de más de 20.000 habitantes de la región castellano-manchega (Albacete, Al-mansa,

Hellín y Villa Robledo, en la provincia de Albacete; Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Puerto-llano,

Tomelloso y Valdepeñas, en la provincia de Ciudad Real; Cuenca y Guadalajara, en sus respectivas

provincias, y Talayera de la Reina y Toledo, en la provincia de Toledo) se concentra el 31,35% del total

de la población de derecho de la región.

Por provincias observamos que en la de Albacete vive el 69,34% de su población en municipios de más

de 20.000 habitantes; en Ciudad Real, el 37,46%; en Cuenca, el 8,56%; en Guadalajara, el 38,42%, y en

Toledo, el 20,50%.

De las trece grandes ciudades a que nos referimos, el PSOE obtiene la mayoría absoluta en nueve de ellas.

En las que no llega al 50% de los votos, que son Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo, el PSOE es

también el partido vencedor.

Precisamente es también en estas cuatro ciudades donde los porcentajes de AP son más elevados,

superando en las cuatro el 36% de los votos. Los porcentajes más bajos de AP los obtiene en Almansa

(21,0%) y en Puertollano (19,7%), siendo también éstas las dos únicas ciudades, de las trece estudiadas,

donde AP queda por debajo de su media nacional.

Curiosamente, los porcentajes de UCD en estos trece municipios quedan muy por debajo de los de ese

mismo partido en cada una de las provincias a que éstos pertenecen. Lo que significa que UCD ha

conservado electorado, sobre todo en las pequeñas poblaciones de la región castellano-manchega.

 

< Volver