Autor: Giménez, Guillermo. 
   Ingenuidad, confusión y reclamaciones     
 
 Hoja del Lunes.    24/05/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Ingenuidad, confusión y reclamaciones

Censo electoral: 664.447 Escaños: 15

MALAGA. Guillermo Giménez

La jornada electoral andaluza transcurrió en Málaga sin grandes incidencias, pero sí con pequeños

problemas, quedando la duda de dónde empezaba la ingenuidad y dónde la mala intención. Hubo

malagueño que fue a votar a su mesa electoral y se encontró con que ya había «votado». Alguien le

suplantó, y quedó la duda de la honradez de la presidencia de la mesa, porque el que votó, debió mostrar

el carné de identidad y la mesa verificarlo.

En la localidad de Alora se dio un caso pintoresco: los vecinos que recibieron en sus domicilios

propaganda electoral se encontraron con la sorpresa que el PSOE les había enviado la candidatura de

Sevilla. Y que UCD también se había confundido, mandando la candidatura de Huelva.

Un grupo político protestó a la presidencia de una mesa en Marbella, por descubrir que en el colegio

electoral un cartel de una obra de teatro deterioraba el buen nombre de la Guardia Civil. El presidente

hizo caso omiso. El asunto fue llevado a la Junta electoral de la zona, que ordenó la retirada del cartel.

Los números uno de las candidaturas de los partidos mayoritarios votaron por lo general temprano,

retirándose después a las sedes de sus partidos para esperar acontecimientos. Todos aprovecharon la

oportunidad que les brindaban las emisoras de radio locales para expresar la confianza en el pueblo

andaluz y para resaltar la importancia de la jornada: Andalucía estaba eligiendo el primer parlamento de

su historia.

Algunos ayuntamientos, como el de Málaga y Marbella, establecieron una oficina permanente para

facilitar información a los que por alguna causa encontraran dificultades para ejercer el voto;

curiosamente, algunas personas que fueron al Ayuntamiento de Málaga a reclamar fueron remitidas a las

emisoras de radio, quizá porque las emisoras, por indicación del Ayuntamiento, habían radiado estas

notas.

En las primeras horas de la mañana la concurrencia fue escasa; aumentó progresivamente, aunque sin que

se produjeran grandes concentraciones.

 

< Volver