Autor: Lanjarón, Rafael de. 
   Incidente centrista con un semanario     
 
 Hoja del Lunes.    24/05/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Incidente centrista con un semanario

Censo electoral: 525.385 Escaños: 13

GRANADA. Rafael de Lanjarón

A las siete de la tarde los datos oficiosos señalaban que en la capital había votado el 76 por 100 del censo

electoral y en el resto de la provincia el 52 por 100. Estos datos señalan que el pueblo granadino ha acudi-

do, de forma masiva, a la convocatoria de las urnas, para elegir su primer Parlamento, y responsabilizarse

con la nueva etapa, la del gobierno autonómico, que se abre, con estos comicios, para Andalucía.

Desde primeras horas de la mañana las gentes acudieron a los colegios electorales para depositar el voto.

Hubo los clásicos incidentes en toda clase de elecciones, como son: el nombre incompleto o

incorrectamente escrito, la ausencia del censo por un descuido del interesado, etc. Minucias electorales.

Los líderes de los partidos provinciales se cuidaron de acudir pronto a la cita con las urnas y de que su

presencia fuese conocida y notoria, deshaciéndose en declaraciones optimistas y sin comprometerse

mucho, por si los indecisos de última hora, blanco preferido de los participantes en los mítines últimos,

pueden, con su voto, inclinar la balanza electoral hacia uno u otro lado.

Una nota que rompe con la normalidad de la jornada. La UCD granadina podría impugnar las elecciones

en Motril, que es la segunda población en importancia numérica de la provincia. Esa impugnación tiene

su origen en la distribución en la localidad durante la mañana de ayer del semanario «Objetivo: la costa»,

que edita el Ayuntamiento de Motril. En el semanario figuran diversas críticas al partido centrista.

Pero hay más, y es que este semanario, en el que se pide el voto para los partidos de izquierda, fue

distribuido en diversos colegios electorales de Motril, lo que ha motivado indignación entre los centristas.

Según noticias que llegan a esta capital, el propio presidente del Consejo de Estado y dirigente de la UCD

de Granada, Antonio Jiménez Blanco, se trasladó a Motril con el objeto de examinar la situación creada

por el incidente del citado semanario.

 

< Volver