Autor: Quesada Menduina, Ignacio. 
   los electores madrugaron para votar     
 
 Hoja del Lunes.    24/05/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Los electores madrugaron para votar

Censo electoral 445815 Escaños 13

JAEN. Ignacio Quesada

La normalidad ha sido la característica definitoría de la jornada electoral que se ha vivivo en la provincia

de Jaén, en esta ocasión para elegir los representantes jiennen-ses al parlamento andaluz. A las nueve de

la mañana los colegios estaban ya abiertos, y lo más importante es señalarles que esta vez, a diferencia de

consultas anteriores, los jiennenses madrugaron para ejercer su derecho al voto, algo comprensible,

teniendo en cuenta que el día invitaba a salir al campo y que también ayer domingo se celebraban

numerosas primeras comuniones.

De hecho, las primeras noticias que nos van llegando de la provincia son muy significativas, con

porcentajes importantes de participación. Como ya viene siendo habitual en todas las consultas, el obispo

de la diócesis, monseñor Peinado Peinado, fue uno de los primeros votantes, haciendo cola en el colegio

donde le correspondía ejercer el derecho a voto. La mesa en la que votó monseñor Peinado estaba

constituida precisamente por tres mujeres.

Sobre las diez de la mañana votó el presidenciable a la Junta de Andalucía, por el PCA, Felipe Alcaraz,

quien no pudo votarse a sí mismo porque encabezaba la candidatura del PCA por Sevilla, ciudad a la que

marchó inmediatamente después de votar, para seguir el desarrollo de las elecciones. Tanto Felipe

Alcaraz como otros representantes políticos subrayaron expresamente la alta participación que se estaba

produciendo.

El presidente del Congreso de los Diputados y de la UCD de Jaén, Landelino Lavi-lla, que regresaba de

El Ferrol, llegó ayer tarde a Jaén para seguir de cerca la recepción de los datos electorales. Recorridos los

diversos colegios, se tenía la impresión de que el porcentaje de votantes era elevado y que se puede

superar el 75 por 100 de participación en la provincia.

A través de algunas opiniones que pudimos recoger durante el día, recibíamos respuestas diversas, pero

en su mayor parte coincidentes en lo esencial. En esta línea, desde las monjitas carmelitas descalzas que

nos decían que votaban por que lo consideraban un deber como españolas, hasta otras personas que nos

hablaban de un futuro mejor para esta región.

 

< Volver