Autor: Boto Holgado, José. 
   Los Proveristas se defienden     
 
   04/03/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

LOS PROVERISTAS SE DEFIENDEN

El abogado don José Boto Holgado, jefe en Madrid de la Asociación Política Proverista Española y

coordinador máximo de la misma, nos envía un escrito en el que sale al paso de ciertos adjetivos con que

últimamente se ha definido a la Asociación Proverista y que, a su juicio, suponen una infravaloración del

espíritu y los fines en que se basa dicha asociación política. El escrito del señor Boto dice lo siguiente:

Venimos notando que desde que empezó a sonar en los medios políticos la Asociación Política Proverista

Española son muchos los comentaristas políticos de diversos diarios y revistas que nos vienen tratando

con un significativo tono, un tanto peyorativo, de «moralizadores», «pintorescos», «excéntricos»,

«condenados al fracaso», «con muy poca entidad», etc.

Vayamos por partes: en «La Vanguardia Española», de Barcelona, de primeros del mes actual, se nos

llama «moralizadores». Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, moralizar es

«reformar las malas costumbres enseñando las buenas». Si como defensores de la verdad a toda costa y en

todos los terrenos tratamos de imponer, o al menos de que se imponga, la moral en las costumbres y

hábitos, la moral en los negocios, la moral en la política y la moral, en fin, en la convivencia entre todos

los españoles, no creo estemos infringiendo en ningún momento los preceptos del texto del Estatuto

Jurídico del Derecho de Asociación Política, que en ninguno de sus artículos impone la obligación de que

las asociaciones han de ser inmorales. ¡Ojalá imperase la moral en todos los actos de nuestra vida! Y

conste que no estoy hablando de la moral en su sentido religioso o teológico, sino en su más estricto

sentido, o sea, en el concerniente al fuero interno de cada uno y al del respeto humano.

En la revista «El Europeo» de 1 del mes actual se nos califica de «excéntricos» y de «condenados al

fracaso». Puedo asegurar a «El Europeo» que entre todos nosotros puede que haya alguno o algunos que

sean de «carácter raro o extravagante», pero ello no es motivo para adjetivar a toda una asociación por el

carácter que puedan tener algunos de sus afiliados, si es que hay alguno que lo sea. Referente a lo de

«condenados al fracaso», puede que sea cierta la profecía, pero nosotros intentaremos con todos los

medios que pone a nuestro alcance el Estatuto antes citado llevar a buen puerto el programa que nos

hemos trazado, y que en ningún caso es la ambición de conseguir el poder político, sino con nuestra

crítica constructiva, nuestros proyectos, nuestras sugerencias, etc., ayudar al legalmente constituido a

conseguir el bienestar de todos los españoles, sin distinción de colores, interpretando los deseos del

presidente Arias Navarro en su histórica gestión, incorporando a la política nacional activa a esa España

Media, a esa gran mayoría silenciosa, hasta ahora, que es la columna vertebral del país y que vulgarmente

se denomina CLASE MEDIA y que creemos firmemente que es lo que mejor encarna las virtudes cívicas,

la que está más en contacto con la realidad de cada día, la que no es proclive a extremismos, ni

demagogias, la que vive día a día las necesidades y los avances de las ciudades, los pueblos, las comarcas

y las regiones que forman el entramado nacional y la que más gusta de la sinceridad, la honradez y la

eficacia de los hombres y las instituciones públicas, la que mas defiende y necesita del orden, la justicia y

la autoridad y la que mas sufre con la arbitrariedad, la violencia, las presiones ocultas, los monopolios

absorbentes, el engaño de las masas trabajadoras, la corrupción de costumbres, la inercia administrativa y

las sacudidas económicas, muchas veces fruto de vivir sueños y no realidades o de especular con lo que

no existe.

También en «Cambio 16», en su número 171, de 24 de febrero, se nos califica de «pintorescos». Esto nos

agrada, ya que el tal adjetivo se aplica «a las cosas que presentan una imagen agradable, deliciosa y digna

de ser pintada». ¡Gracias, «Cambio 16».

En el vespertino «Informaciones» del día 19 de febrero, y en un artículo del comentarista Juan Luis

Cebrián, se afirma tajantemente que al amparo del tantas veces mencionado Estatuto de Asociaciones,

«únicamente han surgido dos asociaciones de muy poca entidad». Se refiere a Reforma Social Española y

a la Asociación Política Proverista. Creo imaginar que el señor Cebrián, para calcular la entidad de cada

una de las dos Asociaciones, se habrá dedicado a contar el número de ex ministros con que contaba cada

una de ellas, y claro, como no ha encontrado ninguno, no tenemos ninguna entidad. No sé si el señor

Cantarero del Castillo (a quien no tenga el gusto de conocer personalmente y a quien por supuesto aprecio

y admiro) habrá prohibido la entrada en su asociación a quienes anteriormente hayan ostentado el cargo

de ministro en el Gobierno de la nación, aunque quiero imaginar que no; nosotros, los proveristas,

tampoco lo hemos hecho. Si quieren venir...

A los que no admitiremos nunca en las filas proveristas será a aquellos a quienes se les ha quedado el

traje estrecho y ahora quieren hacerse uno a la medida, para poder defender la democracia, el sufragio

universal y el cambio de las Leyes Constitucionales; y ello, no por cuanto se refiere a la democracia, el

sufragio universal y el cambio de las Leyes Constitucionales, sino por lo del cambio de traje. Es posible

que no encuentren sastre ni sastrería a medida.

 

< Volver