Autor: D. B. . 
   Dos atentados atribuidos a extremistas de la derecha en Amorebieta     
 
 Pueblo.    25/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

DOS ATENTADOS ATRIBUIDOS A EXTREMISTAS DE LA DERECHA EN AMOREBIETA

BILBAO. 29 (INFORMACIONES, por D. B.)

DOS coches fueron incendiados intencionadamente el pasado fin de semana en la localidad vizcaína, de

Amorebieta, a pocos kilómetros de Bilbao, en sendos atentados que han sido atribuidos unánimemente

por la Prensa local a elementos de extrema derecha, aunque todavía no se tienen- noticias de que sus

autores hayan sido detenidos

La primera de estas acciones tuvo lugar «n la madrugada del sábado, y como consecuencia- de ella quedó

absolutamente destrozado el coche da don Javier Goitinandia Gorrochategui, que estaba aparcado frente

al domicilio de su propietario. Don Javier Goitinandia, ingeniero químico, no había tenido, según

declaraciones propias, ninguna amenaza ni aviso anteriormente. Es persona muy conocida en la localidad,

y sólo se había destacado por su apoyo a la lengua vasca, sin manifestar actitudes políticas especialmente

significativas.

Poco después fue incendiada la furgoneta de don Epi-fanio Larrucea, que actualmente estaba utilizada por

don Agustín Dañobeitía, para el servicio de una tienda de reparaciones eléctricas. El vehículo quedó

notablemente destrozado, y en su interior se encontraron cascos de botellas. Ni el propietario ni el usuario

se habían significado políticamente, y sólo este último había manifestada su apoyo a la lengua vasca, ha-

biendo figurado como miembro de la comisión patrocinar dora de estas actividades culturales.

MUJER AGREDIDA

Mientras tanto continúa sin esclarecerse el suceso ocurrido el pasado día 21, en el que una mujer soltera,

de treinta y tees años, vecina de Elorrio, fue brutalmente maltratada, al parecer, por dos individuos, que le

pintaron el cuerpo de pintura negra y le ocasionaron graves quemaduras en los pechos, en la cara y en los

brazos.

En la actualidad se encuentra en estado grave en la ciudad sanitaria de la Seguridad Social de Cruces,

cerca de Bilbao, y no ha podido ser interrogada precisamente a causa de su estado. Se sabe solamente que

salió de su casa hacia las ocho de la mañana de ese día y volvió con las lesiones ya citadas a las seis de la

madrugada siguiente.

25 de octubre de 1976

 

< Volver