Se anuncia la constitución de Unión Social Monárquica  :   
 Sería una asociación monárquica, social, agrícola, industrial, intelectual y política,promovida por la Hermandad del Maestrazgo. 
   18/02/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SE ANUNCIA LA CONSTITUCIÓN DE UNION SOCIAL MONÁRQUICA

SERIA UNA ASOCIACIÓN MONÁRQUICA, SOCIAL, AGRÍCOLA, INDUSTRIAL, INTELECTUAL

Y POLÍTICA, PROMOVIDA POR LA HERMANDAD DEL MAESTRAZGO

BARCELONA, 17. (Cifra.)— "Reafirmaremos nuestro propósito de preparar sin prisas, que jamás hemos

tenido, el camino a la constitución de la primera asociación ideológica, monárquica, social y también

agrícola, industrial, intelectual y política de la nación que, en su día, podría titularse Unión Social

Monárquica", manifestó el presidente de la Hermandad del Maestrazgo, don Ramón Forcadell Prats, en la

asamblea regional de dicha Hermandad.

El acto, que se celebró en el salón de actos del Fomento del Trabajo Nacional, fue presidido por el señor

Forcadell, y asistieron unas setecientas personas pertenecientes a los cuadros directivos de la Hermandad.

Tras la intervención de los mandos regionales catalanes, el señor Forcadell leyó la nueva constitución de

los órganos rectores de la Hermandad del Maestrazgo y pronunció unas palabras. Dijo:

• España es un Reino, que es más que una monarquía, no sólo por expresarlo así las Leyes

Fundamentales, sino porque España ha llegado a ser España, en su doloroso peregrinar y camino histórico

de mil años, por integración de todos sus reinos, expresión de todas sus regiones, y decimos integración

que no sumisión, porque todas nuestras queridas regiones deben ser respetadas y servidas con igualdad y

equidad.

• Ahora más que nunca debemos estar todos unidos en un esfuerzo noble y común hacia la instauración de

la monarquía tradicional, católica, social y representativa, única solución y salvación nacional, de todos

los españoles de buena voluntad, con férrea disciplina, cuyo mejor ejemplo son las virtudes castrenses del

Ejército de la Patria, entusiastas y fieles servidores de un gran Reino y de un Rey, hoy Príncipe de

España, que, a su vez, ha de ser el primero y mejor servidor de su pueblo; en suma, de una Patria bajo la

protección de Dios.

 

< Volver