Autor: Llansá, Jaume de. 
 Crónica de Cataluña. 
 Blas Piñar enfervorizó al auditorio  :   
 Más de 250,000 personas en el acto de Blanes (Gerona). 
 El Alcázar.    29/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Crónica de Cataluña

BLAS PIÑAR ENFERVORIZO AL AUDITORIO [Mas de 2500 personas en el acto de Blanes (Gerona)]

BARCELONA, 28. (Una colaboración especial de JAUME DE LLANSA, por teléfono).—Jornada

grande, de concurrencia y da efervescencia en la multitud asistente, la que tiene que apuntarse en su

haber, este domingo. «Fuerza Nueva», don Blas Piñar y las oradores que le acompañaran, asi como los

oradores del acto principal y de la comida posterior, también multitudinaria.

En Blanes, bella población de la Costa Brava gerundense, en su «Pabellón Polideportivo», gentes de la

pagesía, de la menestralía, de las profesiones liberales de la provincia de Gerona» de toda Catalunya,

recibieron la vibrante compañía de centenares de españoles procedentes de Madrid y otras provincias

para, llenando a rebosar el local —se ocuparon totalmente las 1.100 sillas colocadas, se «cegaron»

pasillos, rellenas las entradas, calculándose la asistencia en unas 2.500 personas de todas las edades, de

ambos sexos, de toda condición social—, y siguieron can creciente y exteriorizado entusiasmo las

intervenciones de la señorita Santaolalla, de Blanes, Massana, también de Blanes y delegado de

Juventudes de F.N., José Ruiz, presidente regional de Catalunya, y finalmente, Blas Piñar que, con su

oratoria fervorosa y cálida y contundente expresión, elevó la temperatura del acto y situó ei

acontecimiento en cotas cimeras.

Allí, más de veinte periodistas e informadores de Barcelona y Gerona, reporteros gráficos, cámaras de

Televisión, para ser notarios de un acto que dejará honda huella en la provincia y en las comarcas de

Gerona, en todo el ambiente ciudadano catalán: unos, para sacar consecuencias positivas y

esperanzadoras, otros para criticarlo acerbamente e intentar —como se viene haciendo por ciertas medios

informativos catalanes y madrileños— desvalorizar y denigrar la esencia y el contenido político de actos

similares.

No hubo incidentes: no podía haberlos. El sentido —el «seny catala»— de las gentes de estas tierras, el

perfecto y serio servicio de organización y de orden interno, bastaron para dar al acto de este mediodía

dominguero en Blanes continente y contenido embebido de responsabilidad dinámica.

Luego, casi a las tres de la tarde, en uno de los más amplios hoteles de la no menos bella villa

costabravense de Lloret de Mar —el «Hotel Sanmartí Park»—, unas 1.500 personas —la dirección del

hotel, llevada con competencia por el señor Rafael, estaba preparada para atender cualquier incidencia

«mecánica»— abarrotaron mesas y salones que se había expuesto para 1.200 cubiertos. Fue una comida

de camaradería entrañable, de tantas comunicatividades, de permanencia de la efervescencia

catalanopatriótica, que tuvo rúbricas ratificadoras en los parlamentos finales de Jaime Serrano, de Gerona,

Gil, de Blanes. Vidal —comandante, abogado y fogoso militante—, también de Gerona, y, como

culminación. Blas Piñar, quien una vez más dio una extraordinaria lección de bien decir, de «poner el

dedo en la llaga», de mover espíritus y conciencias hacia altas cimas catalanas y españolas.

Los lectores encontrarán en otra sección del periódico la referencia periodística de los actos y de los

discursos pronunciados. JAUME DE LLANSA, en esta ocasión, ha querido aportar tan solo, ía

descripción ambiental y la valoración política de lo acontecido.

Porque allí, en Blanes y Lloret de Mar, de verdad, hubo «libertad sin ira», la del más exacto rigor de la

libertad nacional —Catalunya y de España— libre de la ira de separatismos y comunismos, siempre

airados y enemigos de las libertades esenciales de hombres y naciones.

ASI INFORMAN ALGUNOS MEDIOS

BARCELONA. (Ultima hora).—Dos flagrantes y escandalosas muestras de agresiva parcialidad

informativa las han dado hoy, lunes. Ja emisión «Panorama de la actualidad en Cataluña» (RNE) y la

«Hoja del Lunes» de Barcelona, practicando un silencio total sobre el acto de Fuerza Nueva en Blanes. a

pesar de su multitudinaria asistencia y de su visible importancia.

Y ello, a pesar de que tanto la citada emisión como el periódico, informan de los actos políticos

celebrados el domingo en el área catalana. Pero sólo informan de aquellos, aunque sea ridículamentee

minoritarios, que celebran partidos catalanistas y radicales de izquierda, marxistas y afines, catalanes y

sucursalistas.

Una emisión informativa de la radio del Estado y un periódico de la Asociación de la Prensa de

Barcelona, {un ejemplo y una lección a tener en cuenta). J. de LL.

 

< Volver