Autor: Gallo, Jesús. 
 En el último partido Real Sociedad- Atl. De Bilbao. 
 Intolerable orgía separatista     
 
 El Alcázar.    07/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 20. 

En el último partido Real Sociedad-Atl. de Bilbao

INTOLERABLE ORGIA SEPARATISTA

• Iríbar y el capitán de la Real portaron una bandera separatista

• Si tanto odio tiene Iríbar a España que devuelva los trofeos y las camisetas.

BILBAO. (Por télex, una colaboración .de Jesús Gallo).— Señores, ante pierias pasividades el Río se

desborda y deja a su paso toda clase de lodos y de amargores.

Lo ocurrido en San Sebastián el domingo pasado y más concretamente en el campo de Atocha desborda

lodos los cauces pensados. La encerrona estaba bien preparada y fue una orgía separatista bien presentada

por "La Hoja del Lunes de Bilbao que olvida que es el órgano de todos los profesionales.

Hay en Bilbao, en tierra firme, oleadas de indignación, ahora que se han terminado las olas marinas de

días anteriores.

Hacer política rastrera en un club de fútbol es inadmisible, porque veintidós mil socios piensan de modo

distinto. Iribar es el gran culpable de todo. Iribar a quien toda España ha engrandecido, ahora se las apaña

para lanzar odio contra España. ;

Ya lo sabíamos hace tiempo pero lo del anteayer fue la gota de agua que desborda el vaso.

Portó en compañía del capitán de la Real Sociedad una bandera separatista, mientras el odio rugía en las

gradas.

Iribar ha sido el más veces internacional en el equipo de España. Cabe suponer que lo na sido por puro

egoísmo, es decir, por subir peldaños en su carrera y por cobrar las suculentas primas que la Federación

Nacional acostumbra a dar.

ISo sabemos a estas alturas lo que pueda hacer el club pero su propio presidente no tuvo la valentía

suficiente para no salir al campo a entregar un regalo a Gaztelu en aquellas circunstancias.

El club es de todos y para todos y es absolutamente inadmisible que unos jugadores hagan bandera polí-

tica pensando tan sólo en sus amigos. Un club se compone de todos los socios. Lo del domingo ha sido

una bofetada contra todos los que en toda la Patria han formado peñas del Atléticp dé Bilbao. Han sido un

desprecio inaguantable contra miles de socios.

No "nos molestan en absoluto las ideas que pueda tener el Sr. Iribar porque son patrimonio de él. Nos

molesta que estando en un club que no es suyo ni de sus amigos, pretenda llenarnos de porquería .a todos

por igual. Cuando deje el club, o en su vida privada que naga cuanto le venga en gana. Vestido de

futbolista del Atlélico de Bilbao ha insultado a miles y miles de seguidores del club bilbaíno..

No valen paños calientes. He podido escuchar opiniones de personas que ceden, porque nadie aquí es

tonto y el club es de todos. ¿Qué hará el club?, ¿la directiva?.

Aquello fue una cadena dé insultos a los que no pensaban como ellos. Un señor llamaba al arbitro de con-

tinuo -"hijo de p." y "c.", cuando una señora le preguntó por que insultaba así, seguramente guiado

también de la pastoral ´de sus curas, respondió: —porque es castellano—.

Así es* que ya sabe él señor Sánchez Ríos cual es su delito para que le insulten en lo más sagrado e ínti-

mo de su persona excelente, ha querido echar un tupido velo sobre todo lo ocurrido. Le comprendemos.

Pero que toda España sepa la verdad.

Un futbolista a quien han encumbrado, se lo ha creído, y ahora insulta a los demás, que piense lo que

quiera, pero jamás vestido de futbolista. Las profesiones tienen que estar a rajatabla al margen de todo eso

y mucho más si con su postura denota su odio —pastoral, claro— a los socios, a las peñas, a los aficio-

nados, ¿porqué habíamos de ocultar la verdad?. :

: Podríamos decir muchas cosas más pero por hoy basta. Pero pensamos que la Delegación Nacional de

Deportes tiene la sagrada misión de intervenir. No lo hará la federación porque el Sr. Porta es él amo. de

las componendas, de´ las sonrisas y menos .ahora que espera los votos de la mayoría.

Si un campo de fútbol, si unos futbolistas en el campo se dedican a hacer política y política en contra de

su propia Patria, no es extraño que un día un campo de fútbol se convierta en lo que sea. :

Si tanto odio tiene Iribar a España, que devuelva los trofeos y las camisetas, porque .en su casa tienen que

darle dolor de tripas ver nuestro escudo y nuestros colores.

El Atlético de Bilbao es un club de fútbol. Hacer lo que hizo Iribar es echar en contra del club a toda la

afición de España y hacer renegar a todas las peñas que se sienten humilladas, y despreciadas por el

terrible racismo de unos jugadores.

 

< Volver