Autor: VARELA. 
   Los comentaristas políticos, a favor del Gobierno  :   
 (pero la Bolsa no se lo cree). 
 El Alcázar.    05/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

lA balanza

LOS COMENTARISTAS POLÍTICOS, A FAVOR DEL GOBIERNO

(pero la Bolsa no les cree).

Vamos a ver: los comentaristas políticos de la mayoría de los periódicos españoles coinciden en una cosa:

"El Gobierno está en su papel- Y el papel k> está haciendo muy bien". Desde Wifredo Espina hasta

Femando Onega, pasando por Apostua, Contreras, Pí, Abel Hernández, Alvarez Puga y Calvo Hernando,

colegas todos ellos de gran prestigio profesional, la unanimidad no puede ser más cerrada: "el Gobierno

está en su papel. Y el Presidente Suárez es un estadista de primera mano". Creo que en los últimos diez

años no existió unanímí-dad semejante entre los comentaristas políticos de la prensa española. Es más,

algunos periodistas extranjeros coinciden con los españoles en estas apreciaciones. Particularmente, creo

Como muchos de estos comentaristas que el prestigio de Adolfo Suárez ha semejante notablemente, pero

discrepo sustancial-mente de otros muchos y más importantes temas.

Sin embargo, quisiera de verdad coincidir en todo con mis colegas, y poder decir, ¡Aleluya!, tenemos el

mejor Presidente, el mejor Gobierno, y el país está mal, pero en trance de salir adelante. Quisiera

coincidir en el triuníalismo y no tener que decir que ha subido el café, los periódicos, los colegios y están

a punto de subir los transportes públicos, la gasolina, el telefono, la hiz, la carne, el pescado, las acelgas,

los garbanzos, el azúcar y el vino. Quinera coincidir con mis colegas y decir tenemos una importante

deuda exterior, pero tiende a disminuir, como el paro porque despejadas todas las incógnitas y gracias a la

gestión de nuestros ministros de Comercio, Industria y Hacienda, el capital extranjero volverá a invertir

en nuestras tierras y el capital nacional hará un alto en el camino, en el camino de Suiza, claro. Quisiera

coincidir para poder gritar a todos los españoles: abrir las puertas, solear vuestras casas enrular libremente

porque el ministro de la Gobernación nos ya a garantizar la segundad en las calles y los barrios. Quisiera

poder coincidir para recomendar a todos: ¡preparaos para las elecciones, elegir a vuestro mejor candidato

en la seguridad de que el juego va a ser limpio, el Movimiento neutral y el Gobierno arbitro, porque lo

garantiza Osorio, porque lo asegura Orti Bordas, porque lo quiere García López!.

Quisiera ser como Apostua, com Onega, como Pi, como Contreras, como Anson, como tantos otros y

decir: mirad hacia el exterior que ya viene Helmund Schmitd, el canciller más poderoso de Europa, en

nuestra ayuda. Pero ni siquiera puedo decir eso porque no se me oculta que Schmitd. viene a Madrid no a

dar, sino a neutralizar los coqueteos que Giscard mantiene en los últimos tiempos con nosotros.

Quisiera, en fin, ser como Wifredo, como Puga, como Hernando, como Abel, y comenzar "LA

BALANZA" del año de este modo: "1977 despejará toda nuestra inquietud. Tener confianza". Pero no es

que no quiera, es que no lo veo ni lo creo. Por eso lamento de verdad que nú primer trabajo de este año

coincida en inquietud e inseguridad; con la primera sesión de la Bolsa. Quiza el dinero y yo que somos

polos opuestos, tengamos un punto en común. No es que estemos en contra de la mayoría de los

comentaristas políticos dé los periódicos, bien al contrario, es que creemos que si* este es el mejor

Gobierno, ¿como serán los que le sucedan en 1977?.

VÁRELA

5 _ ENERO — 1977

 

< Volver