Autor: Villena, Herminia C. De. 
   Vuelta a los tiempos deprimentes de posguerra  :   
 El café, brebaje apto para millonarios. 
 El Alcázar.    05/01/1977.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Crónica de Murcia

VUELTA A LOS TIEMPOS DEPRIMENTES DE POSGUERRA

» Ef cafe, brevaje apto para millonarios.

F& télex, especial pora El Alcázar.- El Partido Carlista

murciano ha iMfTMMIfifr,. tFM^P^^

TjtQuinBifft^Cj, A so. presidente´, Don Joaquín Chico de Guz-

mán Fuster, 0 señor Chico

uC Guzmán fimfwp*KllO d fyy**

viatáaelqtte nanea se vuelve, a eseflugar donde la paz no es

ODA utopia, donde podra dor-

mir d eran sarao sin que le turben las inquietudes de IBS próximas elecciones ni tes Indias que sa muerte

súbita ha suscitado entre los miembros marcianos del partido para ocupar la vacante.

"Opción muraana" que es mía especie inédita en ei espectro político, calraitita y recién salida del horno,

un ente híbrido cosí tiTfSSSQOtlo político

iTytfftCmflTBflfff^, 8ft VWGffQODKB

ingenua, en on articnlD publicado en La Verdad si existe d pnTKigtmMiKMm^ft- ^^ estas aJto* ras, con

todos los secuaces A*j señorito Tamames, y en la caDe el jmp«trn^ (fe ParacneDos también en libertad y

con las bmdicioDes ^bernammtaim como garantía de so seguridad, mientras un presidente del Consejo de

Estado continúa secuestrado y quien sabe si muerto, sin que ni una sola manifestación callejera ae haya

desmelenado pirtimdB su libertad y su •»«»i»««tíy en ™» Nochebuena que era tan Nochebuena para el

viejo siniestro y grotesco, mimado y se-jnifiQ CQ so. Ttmwfcpfitwfüi^E y

IQJE&Z ^riüTltJrypflO. Jff^PffT^*^^^ g*jp

para un hombre honrado, una de las más altas magistraturas en, d gobierno de la nación no había el menor

derecho, d menor respeto, la mmfm» garantía, de oue hoy o •••»´"»•´• o , , ^ ^^ - ^ f —~—^—^^—. -~~

quiza ayo, poede estar iuu0-to, preguntarse si - j~»»fil^ d euroDütrtti ftmm> es como pre^ gnntarse ai ha

ermtidn pucherazo" en d referendum. Y eso se k> dice a usted d mis mócente de los crédulos.

Una de las consecuencias más espectaculares de la democracia refrendada por el pucherazo de marras, es

eme de

golpe, hemos vodto a los tiempos deprimentes de la posguerra, de los precios disparados, y la capacidad

adquisitiva imposible, al paraíso de los agiotistas y me temo que dd estraperlo. El café, uno de los logros

más eviden-

tes de las opulencias pesadas

que habia llegado a las masas más humildes, las que ya se habian olvidado dd gusto pro-letario y

pobreton debí malta, se ha convertido con d nuevo año en un brebaje apto para millonarios comunistas

con maravillosa infusión desde

hoy privativa de los Tamames

y los Camachos y los Felipe

Gonzalez que cobran con no-

mina soviética y dan» ^está

que los ministros democratas que estrenan palacios en

un sacrificado empeño de ofre-

cer una imagen popular de

viviendas pret-a-porter. Pues yo aconsejara a nuestro

democrata presidente que me-

ditara sobre las consecuencias

de ir privando a la gente de

pequeñas cosas, de pequeños

lujos que habia ido conquis-

tando como pequeñas metas

que cuesta más devolver

cuando de la costumbre se ha

hecho habito insustitible y

natural. Algo tan tonto como

prohibir la capa al pueblo soberano, trajo d motín de Es-

quilache, pequeñas causas

producen grandes efectos

cuando se cambia el palacio a

la vez que ai pueblo ae le

ciados rajos, d pueblo que no es tonto, se siente estafado, y ej pueblo, no lo olvide, Sr.

presidente habia vivido como

nunca y esta empezando a

perder muchas cosas, muchas

pqueñas y grandes cosas y

el pueblo reacciona a veces

de la forma menos prograa-

da. Parque da la casualidad

que el pueblo, por muchos

milagros que haga la demo-

cracia, no es una computadora

Sr. presidente.

Herminia C. DE VILLENA

 

< Volver