El presidente de la Diputación de Vizcaya recurre al Rey. 
 "Hemos sido engañados"     
 
 El Alcázar.    20/01/1977.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El presidente de la Diputación de Vizcaya recurre al Rey

"HEMOS SIDO ENGAÑADOS"

* Vizcaya tiene su bandera, tradicional y vieja. • No es tolerable que puedan colocarse otras,

partidistas y extrañas a su vida y a su historia. * La Corporación Vizcaína censura al ministro de la

Gobernación su decisión sobre la ikurriña.

BILBAO (Servicio especial para "El Alcázar").— Esta mañana en el Palacio Provincial, en presencia de

catorce diputados {se registraron las ausencias de los señores Zubirían, Amorrortu, García Salazar y

Casadis), se ha aprobado por unanimidad una moción del presidente de la Diputación míe reproducimos a

continuación:

"Señores diputados: Conocéis los acontecimientos que se han viendo sucediendo en esta provin-

via en orden a determinadas cuestiones.

Sabéis las conversaciones que desde el año pasado, hasta la reunión del día 14 en Vitoria, hemos

mantenido con el ministro de la Gobernación, y sabéis, también, la desgraciada Instrucción que sobre el

uso y utilizacíón de banderas de pitidos políticos ha dictado el Ministerio de la Gobernación.

Vamos a decirlo claramente: Hemos sido engañados.

Nosotros no nos liemos opuesto al uso de banderas políticas, pero no podemos admitir que las mismas

puedan ondear en centros oficiales, en esta Casa, como parece desprenderse de la última. Instrucción del

Ministerio de la Gobernación.

Vizcaya tiene su bandera, tradicional y vieja, y no es tsíerablc que en esta Casa puedan colocarse

algima.1, partidistas y extrañas a su vida y a su historia.

Amamos a esta tierra y por amor y por lealtad y por fidelidad a unos Principios intocables, con voz alta be

de decir que estamos siendo, sistemáticamente y coa subterfugios, engañados.

Somos españoles y vizcaínos y por esta doble condición solicito de este Pleno la adopción de los

siguientes acuerdos:

Primero.— Que en este Palacio Provincial y en todos los edificios públicos de esta Corporación, ondeen,

únicamente, y por siempre, la enseña nacional y el pendón del Señorío, excluyendo a todas las partidistas.

Segundo.— Calificar de lamentable la Instrucción del ministro de la Gobernación, por discordante con

todo lo tratado; censurar su actuación en el tema que nos ocupa, y solicitar urgentemente audiencias de Su

Majestad el Bey y del presidente del Gobierno, para exponerles estos sentimientos".

Terminada la sesión plenaria, a la pregunta de si la Corporación ha pensado en la dimisión, el presidente,

visiblemente emocionado y tenso, dijo: "Muchas veces se piensa en muchas cosas. Estamos para trabajar

y servir a Vizcaya y lo haremos según lo entendemos, siempre con lealtad a la provincia".

 

< Volver