Autor: ALEXANDROS - LAMBDA. 
   La historia entera y sin silencios impuestos  :   
 La revista "POSIBLE" o el arte de escamotear la verdad. 
 El Alcázar.    11/02/1977.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

• la revista "POSIBLE" o el arte de escamotear la verdad.

En el número 106 de la revista "Posible" (y lamento tener que cuarta, lo que no deja de ser publicitario)

correspondiente a la semana del 20 al 26 de enero pasado, aparece un trabajo Jumado por José Catalán

Deas que lleva el sujestivo título de "La guerrilla antifranquista". No vamos a analizar el citado artículo ni

la veracidad que el mismo encierra, pero si queremos puntualizar algo sobre tas cuatro columnas, con

recuadro, en tas que aparece el teniente coronel Aguado Sánchez, autor de "El maquis en España", con

una especie de contestaciones a un cuestionario imaginado.

La verdad, toda la verdad, es esta:

La revista POSIBLE solicitó del citado jefe de la Guardia Civil e historiador veraz, y documentadísimo

(varios artículos de su libro vieron la luz en nuestro

periódico pocas fechas antes de aparecer el que comentamos) unas contestaciones a cinco preguntas

concretas sobre "El maquis". (Documento nº 1).

La revista POSIBLE, omitió las preguntas que ella misma había formulado e incluso SUPRIMIÓ FRA-

SES BIEN SIGNIFICATIVAS Y OVE DEJABAN CLARAMENTE EXPUESTA LA IDEA DEL AU-

TOR Y DEL HECHO.

Por respeto a la verdad, por respeto al prestigioso jefe de la Guarda Civil, por respeto a la Historia "escrita

entera y sin silencio impuestos", vamos a publicar INTEGRAMENTE, las preguntas de "Posible" y tas

respuestas de Aguado Sánchez. Los subrayados, son los que —¿seria por falta de espacio?— "Posible"

omitió.

PREGUNTAS PARA EL TRABAJO SOBRE EL MAQUIS EN

ESPAÑA

1.- Valoración política del fenómeno del maquis

2.—Importancia cualitativa y cuantitativa del mismo.

3.—¿Representó en algún momento un peligro grave pare el Régimen?

4.—¿Qué valoración moral merecen los hombres y mujeres que en él participaron?.

5.—En lineas generales, estrategia y táctica seguida por la Guardia Civil para acabar con el maquis.

Muy agradecido por su colaboración

Sr. D. -Francisco Aguado Sánchez, teniente coronel de la Guardia Civil, Comandancia 111.

Dirección General de la Guardia Civil.

PD.—Tal como hablamos por. teléfono, pasaremos a por las respuestas el miércoles a última hora de la

mañana.

1.—Valoración política del fenómeno del maquis.

—Con respecto al pueblo, esencialmente negativa. Salvo muy raras excepciones, practicaron el pillaje, la

venganza personal, las rencillas localistas , la liquidación de viejas cuentas y degeneración en vulgares

delincuentes, nada remisos a practicar el asesinato, atrepellar el derecho de gentes y el respeto a la

propiedad privada.

—Con respecto al régimen del Generalísimo Franco. Indirectamep-te aumentaron su prestigio, Pues si

durante el periodo 1936-39, el comunismo fue derrotado en la guerra luego fue liquidado doblemente en

la paz.

—Con respecto a sus protagonistas. Una enseñanza triste y lamentable. Muchos pagaron con su vida para

hacerle el caldo gordo a los "buitres de Toulouse", dirigentes de la subversión desde el otro lado de la

frontera.

2.—Importancia cualitativa y cuantitativa del mismo.

a) Cualitativa.

Es una amarga lección —que se debía de aprender para siempre— de lo que el hombre sin más apoyo que

su incultura, su odio, su ingenuidad y su torpe fantasía, abandonado y embaucado por las doctrinas

marxistas y por el comunismo internacional, fomentando la subversión en una causa perdida de

antemano, pero dándole el tinte y color conveniente por los conspicuos de turno, de patriotismo y

heroísmo a hechos, que son por su naturaleza, desarrollo y planteamiento, simples y vulgares actos

criminales.

b) Cuantitativa.

Las cifras cantan: Los pueblos y las tierras de España le deben a aquel P.C.E.dela época estalinista, cuyos

santones principales, lo mismo que ahora, fueron y son "Pasionaria" y Santiago Carrillo: 953 asesinatos;

845 secuestros; 538 sabotajes; 5.963 atracos a punta de pistola; 1.826 refriegas o encuentros con la fuerza

pública; 2.173 bandoleros (o maquis) muertos por la voluntad del partido; 467 capturados; 546

presentados y 2.374 detenidos. En resumen 8.289 acciones guerrilleras (dijeron los conspicuos del

P.C.E.), entre las que podemos recordar machacarle con piedras y pisotones los cráneos (septiembre de

1947) en Gúdar, (Teruel) a unos niños de 7,9 y 12 años y a una anciana de 64, después de asesinados; o

degollar a un cura en una parroquia gallega y llevar la cabeza en un macuto para exhibirla por las

apartadas aldeas y arrojarla luego por la ventana de una escuela rural, ante el asombro de niños y maestra.

Por otra parte también perdieron la vida en cumplimiento de su deber y en defensa del pueblo 257

guardias civiles, 12 funcionarios del Cuerpo General de Policía, 11 de la Policía Armada y 27 miembros

del Ejército.

3.—¿Representó en algún momento un peligro grave para el Régimen?.

Tanto como peligro grave, desde luego no, peligro leve, puede que en contadas ocasiones; los diez días

que duró la "gran invasión del Valle de Aran", por ejemplo. El problema, aunque complicado, no dejó de

ser una cuestión de orden público con preponderancia campera. Fue la consigna que los dirigentes

comunistas dieron en Monóvar, antes de tomar los aviones para escapar, a los que aquí quedaron, con su

pena y su gloria. "Ahora: a las Sierras", les dijeron.

4.—¿Que valoración moral le merecen los hombres y mujeres que en él participaron?

—Desmitificaciones aparte, si el robo, el secuestro, el asesinato y el pillaje pueden valorarse moralmente,

dígame como.

La estampa de la bandolera folkló-

rico romántica, aquí no se dio. El Partido, muy cuidadoso de sus militantes, sobre todo en el "Ejército

Guerrillero del Centro", destinaba un par de compañeras por división. La división, tenía como máximo un

par de docenas de hombres. Sus ocupaciones eran las de atender los campamentos y servir para "descanso

del guerrero". Puede valorar usted mismo la moral de tales mujeres. De haberse dado el caso de divisiones

normales —10.000 hombres—, dos compañeras, hubieran sido más que insuficientes.

5.—En líneas generales, estrategia y táctica seguida por la Guardia Civil para acabar con el maquis.

—La estrategia es el arte de dirigir las operaciones militares y ciertamente, tanto como operaciones mili-

tares no hubo. La mayoría fueron enfrentamientos de partidas con grupos o patrullas de la Guardia Civil.

En cuanto a "operaciones donde interviniera la táctica", podrían contarse limitadamente.

Una lucha solapada, con un enemigo invisible, que solo da la cara cuando no tiene otra alternativa, solo

pudo vencerse con un gran sacrificio y abnegación, de forma paciente y entusiasta, día tras día, mes tras

mes, año tras año, de noche y de día, con buen o mal tiempo, bajo el sol implacable o la lluvia torrencial.

En suma como dijera Guy Hermet en su libro "Los Comunistas en España", "perseguidos sin tregua por la

Guardia Civil"...para estos casos esa es la única estrategia y la única táctica que da resultado.

Fdo: Francisco Aguado Sánchez

Esto es todo -- LAMBDA

 

< Volver