Autor: Gutiérrez Rodríguez, José. 
   La bandera blanquiverde     
 
 Arriba.    04/03/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

LA BANDERA BLANQUIVERDE

Señor Director: Deseo contestar a la peregrina carta que publica ARRIBA el 25 pasado sobre «la bandera

andaluza», que va firmada por don Fernando Santiago. Y reitero que es una carta tan peregrina, que no sé

por dónde cogerla. En fin, comencemos por lo más fácil. Dice que se atreve á asegurar que el 90 por 100

de los sevillanos la conocen y se basa en el número abundante de comercios donde se exhiben los colores

verde y blanco en alusión a la bandera; Aunque esa alusión fuera cierta, ¿quiere esto decir que la aceptan

sin más ni más? Por otra parte, Andalucía son ocho provincias, no sólo la ciudad de Sevilla.

El señor Santiago afirma que dicha bandera «fue izada por los moros en la batalla de Alarcos como

pendón andaluz al derrotar a Alfonso VIII». Por favor, señor Santiago, dígame en qué fuentes ba obtenido

tan brillante Información. Y dice también que desde entonces «se ha venido utilizando con mayor o

menor profusión». Claro, el pobre Yacub no tenía bandera y tuvo que esperar a ganar la batalla de

Alarcos para crear una que representara a toda Andalucía. Cuando, medio siglo más tarde, el nieto de

Alfonso VIII, Fernando III el Santo, reconquistó más de media Andalucía, Sevilla incluida, diría que sí,

que la blanquiverde le gustaba, y Alfonso X el Sabio fe dio el «NO-madeja-DO» en blanco y verde.

(...) Ahora voy a exponer lo poco que sé de la bandera blanquiverde. Y ello es que el año 1919 se

reunieron varios señores en Córdoba, creo que entre ellos estaba el al parecer comunista señor Blas

Infante, el filoanarquista Díaz del Moral, Picavea, etc., y fundaron una especie de partido separatista

andaluz y, quizá acordándose del gran sultán almohada Yacub ben Yusuf, adoptaron como suya esta

bandera. No tengo noticias de que se utilizara con mayor o menor profusión; sólo que en 1932 una mano

candida la colgó en la Diputación sevillana, teniendo que retirarla en medio de un gran jolgorio. Y hasta

hoy.

Para mí, y para muchos miles de andaluces (¿por qué no se somete a referéndum?), sólo hay una bandera:

la ROJO Y GUALDA. Porque, puesto a pedir, podríamos pedir por ejemplo, la «cooficialidad» del árabe

o del caló. Y, ¿hale, paisanos!, vamos todos a la escuela a estudiar el «idioma oficial» de nuestra

«nacionalidad».

José GUTIÉRREZ RODRIGUEZ (Barcelona)

6 Arriba

 

< Volver