Autor: Bonachera Pombo, Eduardo. 
 En la Diputación sevillana ya ondea la bandera andaluza. 
 Izada, sin pena ni gloria     
 
 Pueblo.    28/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 2. 

En la Diputación sevillana ya ondea la bandera andaluza

IZADA, SIN PENA NI GLORIA

SEVILLA, 28. (PUEBLO, por Eduardo BONACHE-RÁ.) — Los sevillanos y los numerosos turistas que

desfilaron por la plaza del Triunfo, durante la tarde del sábado, y a lo largo de todo el día de ayer, último

domingo del mes de febrero, se han visto sorprendidos al levantar la vista y comprobar que la bandera

regional de Andalucía ondea en el palacio de la Diputación Provincial. La sorpresa no es porque la

bandera ondea ya en la fachada principal del edificio corporativo, sino porque la exhibición pública de la

enseña no ha sido anunciada oficialmente por la Corporación. Se sabía que el izado podía sobrevenir de

un momento a otro, tras la reunión de la comisión promotora del ente regional andaluz, celebrada el

pasado día 23, en Jaén, donde se acordó con gran precisión de detalles la utilización. Por otra parte, las

opiniones vertidas por los diputados sevillanos durante estos últimos días han sido también favorables al

uso de la verde, blanca y verde. Por lo que he podido saber de fuentes generalmente bien informadas, el

suceso del izado tuvo lugar a las dos de la tarde o pocos minutos más. En un mástil central más grande

que el que hasta ahora se venía usando, se izó la bandera nacional, mientras á la izquierda se hacía ondear

la bandera andaluza, y a la derecha, el escudo de la Diputación, en mástiles de menor tamaño. La

mecánica de la operación fue realizada por los ordenanzas de la Corporación, que en esta ocasión tuvieron

triple trabajo que en sábados anteriores. La cosa ocurrió como si la bandera andaluza hubiera ondeado

toda la vida. Ha sido un acto, absolutamente exento de singularidades, en contraste con el ceremonial y

las sonoridades de la banda municipal, con que se ha desarrollado en el Ayuntamiento de Jaén. Y también

habría que decir sobre el izado de las tres banderas en la Diputación sevillana, que se empareja en algunos

aspectos al que tuvo lugar el sábado anterior, sobre la misma hora, en la fachada principal del

Ayuntamiento. Ocurre que mientras en el izado de las casas Consistoriales se apreció un evidente afán de

protagonismo por parte de uno de los miembros de la Corporación que produjo una cierta dosis de

disgusto en la mayoría de los ediles, aquí en este izado de la Diputación, muy por el contrario, no ha

habido el más mínimo atisbo de interpretación personal. Se ha cumplido el acuerdo de Jaén con máxima

simplicidad, y nada más.

 

< Volver