"La regla del matemático D´Hont"     
 
 Pueblo.    18/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

«LA REGLA DEL MATEMÁTICO D´HONT»

Sobre la fórmula de asignación tic escaños en las próximas elecciones generales, el catedrático Jiménez

de Par-ga escribe en La Vanguardia»:

En pocas horas se ha hecho famoso en España un científico belga que tuvo la ocurrencia de establecer un

procedimiento matemático para distribuir, con la exactitud propia de la disciplina académica que cultiva,

los escaños parlamentarios entre las varias listas de candidatos que se pueden presentar en unas

elecciones. En la referencia del Consejo de Ministros de anteayer, primero, y en las declaraciones del

titular de Justicia, después, se alude «a la conocida regla D´Hont >, como si realmente fueran muchas las

personas que están informadas del asunto.

Me temo que el ciudadano medio encontrará excesivamente complicada la fórmula. No obstante, hay que

reconocer que en los países donde se aplica —Bélgica, República Federal Alemana y Portugal— ha

servido para reducir los efectos del multipartidismo exagerado que comporta la representación

proporcional.

La regla del belga D´Hont se enuncia de la siguiente forma:

1. Conocidos los votos de las diferentes listas, se dividen por 1, 2, 3, 4t... hasta el número de los escaños

correspondientes a la circunscripción.

2. Con estas divisiones se obtienen unos cocientes que son ordenados de mayor a menor.

3. Los escaños se atribuyen a los primeros de esos cocientes, tanto si todos (o la mayoría) están en una

sola lista como si se encuentran en todas o casi todas las listas.

Necesariamente hemos de pone; un ejemplo pan ,.x,.,,.,. el procedimiento. Dejo a un lado la forma

especifica de aplicarse f>a algunos países. Explicaré In Versión menos.-complicada.

En el ejemplo veremos lo que ocurra si concurren a las elecciones sólo cuatro listas y -e disputan cinco

puestos do! Parlamento.

Hay que dividir por 1, por 2, por 3, por 4 y por 5, los votos que obtienen cada una de las cuatro listas.

Kn nuestro ejemplo estos votos sen: lista A, 100.000; lista B, 75.000; lista C, 40.000; lista D, 25.000

Al dividir 100.000 por 1, 2, 3, 4 y 5, obtenemos los siguientes cocientes: 100.000, 50:000, 33.000, 25.000

y 20.000.

Al dividir 75.000 por 1, 2, 3, 4 y 5, obtenemos: 75.000, 37.500, 25.000, 18.700 y 15.000.

Al dividir 40.000 por los mismos repetidos números, se llega a estos cocientes: 40.000, 20.000, 13,333,

10.000 y 8.000.

A la lista D, con sus 25.000 votos corresponden estos cocientes: 25.000, 12.500, 8.333, 6.250 y 5.000

Los cinco primeros cocientes obtenidos´ son, pues. 100.000. 75000, 50.000, 40.000 y 37.500, que

corresponden a la lista A idos), a la B (otros dos) y a la C (uno). Por tanto, sólo la lista D queda sin

diputado.

En este ejemplo la operación resulta fácil. Me temo que-con las numerosas listas en presencia (o en

potencie), el reparto se complica bastante más. Pero el correctivo de la proporcionalidad está bien

establecido pin este ingenioso ii´a-temático belga, desde hace unas horas famosísimo en España.

 

< Volver