Normas electorales con "ley Fraga". 
 Los candidatos al Congreso se presentarán por un solo distrito     
 
 Diario 16.    23/03/1977.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 60. 

INFORMACIÓN GENERAL/;

Normas electorales con "ley Fraga"

Los candidatos al Congreso se presentarán por un solo distrito

MADRID, 23 (D16).—Los mítines y actos públicos de los partidos políticos durante la campaña electoral

quedan en manos de la ley reguladora del derecho de reunión de mayo del pasado año, conocida por la

discrecional "ley Fraga", según el real decreto-ley sobre Normas Electorales que hoy publica el "Boletín

Oficial del Estado", firmado por el Rey Don Juan Carlos y el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez.

El decreto-ley dice que los candidatos al Congreso sólo se podrán presentar por un solo distrito.

El decreto-ley consta de noventa y tres artículos, cinco disposiciones transitorias y cuatro disposiciones

finales. Una de las disposiciones transitorias hace referencia a las inelegibilidades de los funcionarios del

Movimiento Nacional. El sexto de las Normas Electorales ocupa dieciséis páginas del "BOE".

Preámbulo

Los cinco puntos del preámbulo establecen las normas que han de regir el proceso electoral, sustituyendo

la compleja normativa vigente, "fruto de otras circunstancias históricas y de opciones políticas

diferentes".

Las inelegibilidades, que más tarde desglosa el artículo 4.°, son justificadas "atendiendo a las

peculiaridades del aquí y ahora español, que hacen considerar inelegibles titulares de cargos que en las

más sólidas democracias no lo son, pero cuya intervención en estos primeros comicios podria devenir -

inconveniente»-mente a los efectos de mejor conocer la voluntad del pueblo español".

Censos y Juntas

En los cinco primeros artículos del real decreto-ley se contienen las disposiciones respecto a las

inelegibilidades.

En el título segundo del texto contenido en el "BOE" se dictan las normas sobre constitución del Censo

Electoral y Juntas Electorales.

La organización de las elecciones corresponderá a las Juntas Electorales, que se denominarán Central,

Provincial y de Zona.

La Junta Central estará presidida por el presidente del Tribunal Supremo, las Provinciales por el

presidente de la Audiencia Provincial respectiva y las de Zona por el Juez de Primera Instancia

correspondiente.

Se nombran asimismo unas vocalías para la Junta Central, de las que cinco serán propuestas al Gobierno

por las asociaciones, federaciones o coaliciones que presenten candidatos en más de veinticinco distritos

entre catedráticos de Derecho o académicos.

Las Juntas Electorales Provinciales tendrán dos vocales designados por el presidente de la misma, a pro-

puesta de los partidos, como consta en el caso anterior.

En las Juntas de Zona, Junto a las personalidades que por decreto son miembros de la misma, como ocu-

rre en las Juntas Central y Provinciales, los dos vocales serán designados por sorteo entre los que residan

en la cabeza de partido y sean bachilleres.

Las Juntas quedarán constituidas provisionalmente en el plazo de ocho días a partir de hoy.

Distritos y secciones

El número de diputados se elegirá, de acuerdo con el artículo 19 del real decreto-ley, con arreglo a la

siguiente distribución:

Tres, en Soria, Guadalajara, Segovia, Teruel, Palencia, Avila y Huesca; cuatro, en Cuenca, Zamora,

Álava, Logroño, A1 b a c ete, Lérida, Burgos y Salamanca; cinco, en Almería, Huelva, Castellón, Lugo,

Cáceres, Orense, Gerona, Valladolid, Toledo. Tarragona, Ciudad Real, Navarra y Santander; seis, en

León, Baleares y Las Palmas; siete, en Badajoz, Jaén, Santa Cruz de Tenerife, Guipúzcoa, Córdoba y

Granada; ocho, en Zaragoza, Pontevedra, Murcia, Málaga y Cádiz; nueve, en Alicante y La Coruña; diez,

en Oviedo y Vizcaya; doce, en Sevilla; quince, en Valencia; treinta y dos, en Madrid, y treinta y tres, en

Barcelona.

Los distritos de Ceuta y Melilla elegirán un diputado cada uno.

Para el Senado, cada distrito electoral elegirá cuatro senadores, a excepción de Mallorca, Gran Canaria,

Te-nerife, que elegirán tres; Ceuta y Melilla, que elegirán dos, y Menorca, Ibiza, Formentera, Lanzarote,

Fuerteventura, La Palma, La Gomera-Hierro, que elegirán uno.

Las listas que concurran a la elección para el Congreso de Diputados dentro de un distrito deberán

contener, como mínimo, tantos nombres de candidatos cuantos sea el número de escaños asignados al

mismo.

Cada uno de los electores do un distrito sólo podrá dar su voto a una sola lista, sin introducir en ella

modificación alguna ni alterar en la misma el orden de colocación de los candidatos.

No serán tenidas en cuenta aquellas listas que no rm-biesen obtenido, por lo me nos, el tres por ciento de

los votos válidos emitidos en el distrito.

El total de los votos obtenidos por cada lista se dividirá por una, dos, tres, etcétera, hasta un número igual

al de escaños correspondientes al distrito. Los escaños se atribuirán a las listas a los que correspondan en

el cuadro los mayores cocientes, precediéndose a esa atribución por orden decreciente de éstos.

Cuando en la relación de cocientes coincidan dos co-.rrespondientes a distintas listas, el escaño se

atribuirá a la lista que mayor número total de votos obtenga.

Mesas

En el Senado, los electores sólo podrán dar su voto a un máximo de tres candidatos dentro de una lista por

orden alfabético, siendo proclamados electos aquellos candidatos que obtengan el mayor número de votos

hasta completar el de senadores asignados al distrito.

Cinco días después de la proclamación de candidatos, la Junta de Zona designará el presidente y los dos

adjuntos de la Mesa electoral, í.ia condición de miembro de una Mesa electoral--tiene carácter

obligatorio.

Por un solo distrito

Los candidatos sólo se podrán presentar en un solo distrito.

Podrán proponer candidaturas las asociaciones y federaciones inscritas en el Registro creado por la ley

Reguladora del Derecho de Asociación Política; las coaliciones con fines electorales de las asociaciones y

federaciones a que se refiere el apartado anterior, y los electores de) distrito incluidos en el censo en

número no inferior al uno por mil de los censados y, en todo caso, ai menos, de quinientos.

Veintiún días durará la campaña electoral, a la que no podrán aportar dinero la Administración del

Estado, entidades locales, organismos autónomos, entidades paraestatales, empresas nacionales,

provinciales, municipales y de economía mixta, así como entidades o personas extranjeras.

Los Ayuntamientos deberán disponer superficies para la colocación gratuita de carteles, que se repartirán

por igual para todos los candidatos, asi como locales para actos públicos.

Para la celebración de los actos en locales privados se deberán cumplir los requisitos de la ley de Reunión

dictada por Manuel Fraga Iri-barne cuando era ministro de la Gobernación.

La competencia que dicha ley atribuye a los gobernadores civiles serán asumidas por las Juntas

Provinciales Electorales, mantenlénd ose en todo caso laa atribuciones de la autoridad gubernativa,

respecto del mantenimiento del orden público.

Los folletos y propaganda deberán cumplir lo preceptuado sobre libertad de expresión.

La aparición de los candidatos en televisión y radio estará controlada por un comité nombrado al efecto

por designación del Gobierno y de representantes de las asociaciones, federaciones y coaliciones que

concurran a. las elecciones con los mínimos determinados.

El´ Estado subvencion ara con un millón de pesetas cada escaño obtenido en el Congreso o en el Senado,

con 45 pésetes por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso y 15 pesetas por

cada uno de los votos obtenidos por cada candidato al Senado.

Los representantes de las candidaturas deberán comunicar a la Junta competente, dentro de las

veinticuatro horas siguientes a la proclamación de los candidatos, el número de cuenta o cuentas abiertas

para la recaudación de fondos. La Junta podrá fiscalizar estas cuentas y pedir el estado de las mismas a la

entidad de crédito depositarla.

A votar

Las elecciones se iniciarán a las nueve de la mañana, aunque la Mesa electoral que-dará constituida desde

laa ocho de la mañana del día que fije el Gobierno para las elecciones.

En cada Mesa habrá dos urnas, una para el Congreso y otra para el Senado.

Las papeletas serán las oficiales y se emitirán en un sobre cerrado, tras ser rellenadas en cabinas

instaladas al efecto.

No se podrá efectuar propaganda en las inmediaciones de donde-estén instaladas las mesas electorales.

El real decreto-ley dispone una serie de multas para los funcionarios públicos que se opongan al normal

desenvolvimiento de la campaña electoral y las elecciones, bien suspendiendo sin causa justificada

cualquier acto electoral o cualquier otra decisión Se castigarán también lo^ incumplimientos en materia

de propaganda.

Los no elegibles

a) Los ministros del Gobierno.

b) Los subsecretarios, directores generales de la Administración del Estado y los cargos asimilados a

ellos.

c) Los presidentes del Tribunal Supremo, del Consejo de Estado, del Tribunal de Cuentas del Reino y

del Consejo de Economía Nacional.

d) Los oficíales generales, jefe», oficiales, suboficiales y clase de tropa de los tres Ejércitos,

Policía Armada y Cuerpo da l-a Guardia Civil.

e) Los miembros de la carrera Judicial y fiscal que se frailen en situación de activo. Incluidos los de la

Justicia municipal.

f) Los presidentes, vocales y secretarios de las Juntas Electorales.

g) Los gobernadores civiles generales, gobernadores civiles y subgobernadores civiles.

h) Los delegados del Gobierno en las islas y en taa ciudades de Ceuta y Melilla.

i) Los jefes superiores y comisarlos provinciales de Policfa

i) Los presidentes de sindicatos nacionales.

k) Quienes desempeñen cargos sindicales no electivos de nivel nacional.

I) Los presidentes y delegados generales de las entidades gestoras de la Seguridad Social.

II) Los presidentes y directores de organismos autónomos con competencia en todo el territorio

nacional.

Tampoco serán elegibles por el distrito o distritos comprendidos en todo o en parte en el ámbito territorial

de su jurisdicción:

a) Los presidentes de Diputación, mancomunidades Interinsulares y cabildos, asi como los

alcaldes de Ayuntamientos.

b) Los secretarios generales de los Gobiernos Civiles.

c) Los delegados y jefes regionales o provinciales de los Ministerios civiles y de sus

organismos autónomos.

d) Los presidentes y directores de los organismos autónomos de competencia territorial

limitada.

e) Los que desempeñen cargos sindicales no electivos de nivel territorial limitado.

f) Los presidentes, directores y delegados provinciales de las entidades gestoras de la

Seguridad Social, siempre que sean cargos de libre designación.

La calificación de Ineleglbilidad procederá respecto de quienes sean titulares de los cargos mencionados

el octavo día posterior a la publicación del decreto de convocatoria de las elecciones o en cualquier

momento posterior hasta la celebración de éstas.

 

< Volver