Ningún partido rechaza la ley electoral     
 
 Informaciones.    24/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

NINGÚN PARTIDO RECHAZA LA LEY ELECTORAL

MADRID, 24 (INFORMACIONES) .—Confirmándose las impresiones suscitadas a raíz de la

intervención del ministro de Justicia en RTVE. para anunciar el proyecto de ley Electoral, no hay en

ninguno de los partidos que van de la derecha a Ja izquierda rechazo global de las normas electorales que

regirán ¡as próximas elecciones genérale;.

A pesar c>-. esto, hay serias objeciones que aumentan en los partidos del espectro izquierdista, tú señalar

éstos que ¡a normativa favorece de manera absoluta a la derecha y, por tanto, perjudica a la izquierda. Las

objeciones de los partidos de derecha son, en realidad, puntualizaciones: y en el caso de la derecha liberal,

alguna reticencia por las garantías que permitan la celebración de unas elecciones limpias

Desde su posicion de derecha franquista, Alianza Popular —por boca de su secretario general, don

Manuel Praga Iribarne—, critica la forma de elección del Senado, ya que se vulnera el principio mayorita-

rio. Por su parte, el Equipo Demócrata Cristiano del Estado Español manifiesta su satisfacción, y señala la

necesidad de que se garantice el proceso electora! mediante la participación de todas Jas fuerzas políticas

democráticas en los órganos que prevé la normativa. En el ámbito socialdemócrata se manifiesta la

aceptación —en principio— de la ley, aunque se manifiesta que la brevedad de la campaña electoral y la

prohibición de presentar un mismo candidato por varias circunscripciones provinciales, perjudica a los

partidos democraticos.

Las criticas más duras al proyecto parten de la izquierda, que se siente discriminada. El Partido

Comunista de España, tras señalar que la ley podría resultar en co n j u a t o aceptable, afirma que la dura-

ción de la campaña electora! es insuficiente; que la financiación «a posterior!» perjudicará a la izquierda

y que la restricción del voto es perjudicial para la? nociones de izquierda

Finalmenih, e¿ Partido Socialista Obrero Español ni siquiera considera globalmente positivo el proyecto,

y señala que, sin desdeñar aspectos positivos, estas normas —unidas a la voluntad del Gobierno de seguir

en el Poder— contribuyen a formar un ambiente electoral poco limpio y, por tanto, enrarecido, que puede

perjudicar la estabilidad democrática futura.

 

< Volver