Síntesis de las normas electorales. 
 El calendario electoral depende del decreto de convocatoria  :   
 Regulación minuciosa de todo el proceso de las primeras elecciones. 
 Ya.    24/03/1977.  Páginas: 2. Párrafos: 52. 

24-111-77

SÍNTESIS DE LAS NORMAS ELECTORALES

El CALENDARIO ELECTORAL DEPENDÍ DEL DECRETO DE CONVOCATORIA

REGULACIÓN MINUCIOSA DE TODO EL PROCESO DE LAS PRIMERAS ELECCIONES

El "Boletín Oficial del Estado" publicó ayer el real decreto-ley sobre normas electorales, que lleva fecha

38 de marzo de 1977, Recogemos a continuación una síntesis a modo de guía práctica, indepen-

dientemente de ir publicando en días sucesivos el texto íntegro da la ley. De los primeros artículos del real

decreto-ley, YA adelantó ayer su contenido.

El decreto-ley, en cumplimiento de lo previsto en la ley para la Reforma Política, regula las primeras

elecciones al Congreso de los Diputados y al Sonado que han de» constituir las nuevas Cortes- Españolas.

Para estas elecciones serán electores todos los mayores de edad titulados en el censo y que 80 hallen en

pleno uso de sus derechos civiles y políticos, y elegibles, los españoles mayores de edad que, reuniendo la

cualidad de elector, no se encuentren incursos en alguna de las causas que se enumeren en la ley, y que en

YA de ayer insertábamos en detalle,

La calificación de inelegibilidad «e hará al octavo día de la publicación del decreto de convocatoria de las

elecciones o en cualquier momento posterior hasta la celebración de éstas.

Asimismo, según las normas publicadas ayer, el cargo de diputado será incompatible con el de senador, al

tiempo que la aceptación por parte de un diputado o de un senador de cualquier cargo o función de los

declarados como causas de inelegibilidad en algunos apañados que se señalan llevará consigo la

simultánea renuncia al correspondiente escaño.

También será causa de incompatibilidad para loa diputados o sanadores el desempeño de cargos

señalados como motivo de inelegíbilidad en algunos casos.

Organización electoral

La organizacíón electoral corresponderá a las juntas electorales, que se denominarán central. provincial y

de zona. La Junta Elec-toral central tendrá su sede en Madrid; las provinciales, en las capítulos de

provincia, y las de ?zona, en las cabezas de partidos judiciales.

La Junta Electoral central será presidida por el presidente del Tribunal Supremo: las provinciales, por el

presidente de la Audiencia Provincial respectiva, y las de zona, por el juez de primera instancia

correspondiente y, si existiese más de uno, por el Juez decano.

Serán vocales de la Junta Electoral Central cinco magistrados del Tribunal Supremo, el consejero

permanente de Estado de mayor antigüedad en el cargo, el presidente de la Real Academia de Ciencias

Morales y Política?, el presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, el presidente del

Consejo General de la Abogacía, el presidente de la Junta de Decanos de Colegios Notariales de España,

un catedrático da alguna de las facultades de Derecho que radiquen en Madrid y hasta cinco vocales

designados.

La designación de estos cinco últimos vocales tendrá lugar una vez proclamadas las candidaturas.

Juntas provinciales

Sobre las juntas provinciales, dice la ley que serán vocales tres magistrados de la Audiencia Territorial

que no pertenezcan a la Sala de Jo Cotencioso-Administrativo o, en su defecto, de la Audiencia

Provincial. El decano del Colegio de Abogados de la capital o quien desempeñe sus funciones, el decano

del colegio Xotarial o el notario mas antiguo con residencia en la capital de la provincia en que no exista

colegio un cátedratico de la facuiltad o facultades de Derecho que radiquen en la provincia o, en su de-

fecto, de cualquier facultad universitaria, escuela universitaria, colegio universitario o instituto nacional

de bachillerato situado en la capital, y dos vocales designados por el presidente de la Junta una vez

proclamadas las candidaturas.

A este fin, los representantes de las candidaturas del distrito propondrán conjuntamente, entre ca-

tedráticos, académicos y juristas de reconocido prestigio residentes en la provincia, las personas que

habrán de ocupar esta? vocalias.

La vicepresidencia de la Junta será desempeñada por los magistrados de la Audiencia, por el orden de su

respectiva antigüedad.

Juntas de zona

Sobre las juntas de. zona se establece que serán vocales d« estas juntas los tres jueces municipales o

comarcales más antiguos, excluido el que hubiere asumido la presidencia, el decano del Colegio de

Abogados o el abogado ejerciente con más años de ejercicio en la profesión, entre los que residieren en el

partido judicial, y dos electores designados por sorteo entre los que residan en la cabeza. de partido y

ostenten, al menos, el título de bachiller o de formación profesional de primer grado.

Los secretarios de los ayuntamientos serán delegados de las juntas electorales de zona en el respectivo

municipio y actuarán bajo la estricta depencia de las mismas.

Secretarios de las juntas

En virtud de lo establecido en este decreto-ley, serán secretarios da la Junta central el letrado mayor de las

Cortes Españolas; de las provinciales, el secretario más antiguo de la Audiencia respectiva, y de las de

zona, quienes desempeñen la secretaría de los juzgados de primera instancia correspondientes, y si fueran

más de uno, el del juzgado decano.

 

< Volver