Autor: Manzano Carmona, Juan Antonio. 
 Todo dispuesto para la celebración del. 
 I Congreso de Historia de Andalucía     
 
 Arriba.     Página: 26. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

TODO DISPUESTO PARA LA CELEBRACIÓN DEL CONGRESO DE HISTORIA DE ANDALUCÍA

Posiblemente nos encontramos ante la celebración de uno de los acontecimientos culturales más

importantes de los últimos tiempos referidos a la historia andaluza. Dentro de un mes y medio, del 14 al

19 de diciembre, va a celebrarse el I Congreso de Historia de Andalucía, organizado por las

Universidades de Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, bajo la coordinación de la Facultad de Filosofía y

Letras de la Universidad cordobesa.

Organizado por las Universidades de Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla, se celebrará entre el 14 y el 19

de diciembre Participarán nombres como Tuñón de L a r a, Sánchez Albornoz, Stanley Payne, Nóel

Salomón, Pemán, Lapeyre y Malefakis, entre otros...

Organización

Hasta hoy, son más de ciento veinte los congresistas que han anunciado su asistencia al mismo, y aún se

esperan más confirmaciones de presencias. El Congreso se desarrollará en seis sesiones: tres en Córdoba

y otra en cada una de las ciudades antes mencionadas, quedando dividido el contenido del Congreso en

siete apartados: seis secciones con funcionamiento si-multáneo y otra interdisciplinar Para todos los

congresistas. Las primeras son «Medio geográfico»; «Época prehistórica y pro-tohistórica»; «Andalucía

roma-na y visigoda»; «Andalucía medieval (islámica y cristiana)»: «Andalucía moderna», y «Andalucía

contemporánea». Asimismo, la sección interdisciplinaria llevará la temática sobre «Andalucía, hoy», y

correrá a cargo de una comisión científica integrada por Aumente, Jiménez Sánchez, Lacomba, Caro

Baroja. Lasarte, Martín López, Clavero, Cazorla y García- Añoveros. Entre las ponencias y vocales de las

Universidades españolas y extranjeras caben destacar los nombres de Jordi Nadal, Sánchez Albornoz,

Tuñón de Lara, Stanley Payne, Nöel Salomón, Peinan, Lapeyre, Malefakis, Sa-lustiano del Campo,

Aullan Chi-vite, Xavier Tusell, Mohamed Serghini, etcétera..., entre otros.

Bases para la nueva historia

—«Uno de los objetivos que perseguimos es sentar las bases de una futura historia de Andalucia, ya que

la última aparecida fue publicada al finalizar el siglo XIX», nos ha dicho el decano de la Facultad de

Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba, José Manuel Cuenca. «Andalucía —anadió— es, de

todas las grandes reglones es-pañolas, la que menos se ha beneficiado del esfuerzo de los investigadores y

eruditos locales; de ahí la necesidad urgente y perentoria de tener las aportaciones Indispensables para

construir una síntesis a nivel de nuestro tiempo. Naturalmente, entre los objetivos del Congreso ocupa un

lugar prioritario el contribuir a una toma de conciencia, positiva y real por parte del pueblo andaluz, sobre

su pasado y da tas problemas del presente. Creemos que es la mejor tarea para emprender futuras

empresas colectivas que valgan la pena.»

Una región subdesarrollada

—Señor Cuenca, a Andalucía le han colgado el sambenito de no tener una cultura propia, de ser una

cultura de aluvión, es-tereotipada y dirigida por la Ad. ministración centralista...

—En primer caso, lo que hay que investigar son las cansas de la formación de esos estratos de aluvión y

de precipitados culturales a que usted me alude. Esto es cierto, pero al contrario de lo que generalmente se

piensa, la cultura andaluza ha asimilado todo eso para construir algo muy suyo y muy propio, y por

supuesto inconfundible, como lo es su cultura. Otra cosa es el falso estereotipo, con ventanas al exterior,

que se ha querido mostrar de cara a una serie de intereses muy concretos y que en nada han beneficiado a

nuestro pueblo. Dado que Andalucía es una región subdesarrollada económica y socialmente, en el plano

Intelectual y en el científico, este factor se manifiesta en la prueba del escaso volumen bibliográfico de

sus propios eruditos

—¿Se piensa hacer en este Congreso un análisis de los factores económicos, de los daños del centralismo

y del olvido administrativo sobre este campo concreto?

—Bueno, sobre ese tema específico, existe una sección dentro del Congreso que se llamará «Andalucía,

hoy» donde se tratarán de analizar, de manera muy especial, los temas de la economía y del subdesarrollo

andaluz, con todos sus efectos, como emigración, subcultura, etcétera. En esta sección se llevarán a cabo

todo tipo de estudios relativos al presente y futuro de Andalucía.

—Señor decano, ¿quién o quiénes son los responsables de ese desconocimiento generalizado existente en

España y en el mundo sobre la Andalucía real, sobre sus aspiraciones, sobre su cultura, sobre su profunda

e íntima personalidad?

La mitad de la culpa

—Mi opinión personal es que los andaluces tenemos la mitad de la culpa de lo que nos pasa, y la oirá

mitad la tiene el Estado. Los andaluces porque no hemos sabido pedir y solicitar opciones concretas

respaldadas por una concienciaron pública masiva, a la plañera de lo que haií hecho Cataluña y

Vascongadas. V por parte del Estado, porque durante muchos arios de nuestra historia, nos ha sumido en

un tremendo abandono de todo tipo y nos ha condenado interesadamente a representar y presentar una

imagen risueña y apta de cara a la comercialización del turismo. Bajo mi punto de vista, esta es una

política que debe de replantearse, sobre todo de cara a unas futuras elecciones en el país. Andalucía

presenta el potencial mayor de votantes de todas las reglones de Esparta: cuatro millones de electores.

Esto significa que es un mercado potencial para la política española del futuro. En este sentido, lo grave

del problema y lo que realmente me preocupa es que el pueblo andaluz sea nuevamente instrumentalizado

por sus clases dirigentes o por las foráneas. Es en este terreno del futuro donde los andaluces tienen que

presionar sus próximas reivindicaciones. Es necesario que sepan todos que los andaluces no nos

alimentamos del sol...

Es esa Andalucía deshilachada por los tópicos y los estereotipos, huérfana de padres, en la paciente puerta

del éxodo de sus mejores hijos, jauja de la colonización económica foránea, cuna del subdesarrollo y

límite del olvido, a que hoy, con garganta firme, con voz y voto, llama a las puertas de la nueva historia

de los pueblos y de una nueva España.

Juan MANZANO

 

< Volver