El consejo de guerra del 23-F podría desdoblarse. 
 Los abogados defensores usan todos los medios para retrasar el juicio     
 
 Diario 16.    25/06/1981.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

El consejo de guerra del 23-F podría desdoblarse en dos

Los abogados defensores usan todos los medios para retrasar el juicio

Madrid — Numerosos abogados defensores de presuntos implicados en el 23-F siguen utilizando todo

tipo de artilugios legales para retrasar los juicios —en .aras de la defensa de sus clientes—, al-tiempo que

mantienen la publicidad de los casos en la máxima actualidad.

El anuncio no confirmado del desdoblamiento de los consejos de guerra no ha sido valorado aún por los

defensores. Este desdoblamiento supondría probablemente un consejo de guerra a cargo del Consejo

Superior de Justicia Militar y otro consejo de guerra de oficiales generales, aunque todo depende de

quienes sean los juzgados en cada una de ellos. ´..

En todo caso las fechas próximas que se barajaron hace meses serán muy difíciles de cumplir sin el

acuerdo con los defensores que utilizando las prácticas legales a su alcance pueden retrasarlo. Todo hace

pensar que no se verán hasta entrado el año 1982, salvo algún tipo de negociación, según juristas

consultados por DIARIO 16.

Diez de estos abogados defensores han realizado dos requerimientos notariales al director geneial de la

Seguridad del Estado y al de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE). Al primero se le

requiere para que manifieste si ha ordenado o tiene conocimiento de escuchas y grabaciones telefónicas a

los números de los defensores y, de haberse realizado esas intervenciones, si se han cumplido los

requisitos legales para las mismas y si se han realizado a través de la CTNE o bien desde algún

departamento, dependiente del Ministerio del Interior.

Al director de la CTNE, también a través de notario se le requiere para que manifieste si es práctica

común que funcionarios del Ministerio del Interior y por orden del titular del mismo o de algún

departamento concreto se «pinchen» las líneas telefónicas sin previa autorización judicial.

Este «síndrome de escucha telefónica» está siendo utilizado tanto, por las familias como por algunos

allegados a defensores e implicados para excusarse de proporcionar información a la prensa cuando son

requeridos a ello por teléfono.

 

< Volver