Varios miles de personas en el funeral por Franco en el Valle de los Caídos  :   
 Mandos militares de los tres Ejércitos hicieron guardia de honor ante la tumba. 
 ABC.    21/11/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

VARIOS MUÉS DE PERSONAS EN El FUNERAL POR FRANCO EN EL VALLE DE LOS CAÍDOS

Mandos militares de los tres Ejércitos hicieron guardia de honor ante la tumba

Con la basílica repleta de público se celebró en la tarde de ayer en el Valle d« los Caídos un funeral por

Francisco Franco, anterior jefe del Estado, organizado por la Fundación Francisco Franco. Los asistentes

fueron unos veinticinco mil, según la agencia Efe.

Al funeral asistió la viuda de Franco, doña Carmen Polo, señora de Me ir as, acompañada de sus hijos los

marqueses de Villaverde y de sus nietos los duques de Cádiz. Igualmente, se hallaban presentes Blas

Pinar y otros dirigentes de organizaciones derechistas, así como los tenientes generales Iniesta y De

Santiago.

A la llegada de la señora de Meirás a la basílica se escucharon gritos de «Franco. Franco» y fuertes

aplausos. A continuación, doña Carmen Polo pasó a ocupar, junto oon sus familiares, un lugar de honor

durante la ceremonia, rodeada de numerosos militares de alta graduación de los tres Ejércitos.

El oficiante de la ceremonia se refirió en su homilía a que los presentes se congregaban allí para honrar a

los caídos y para rezar por sus almas, e hizo una glosa de la devoción a la Virgen.

Los tenientes generales Iniesta Cano y De Santiago, de uniforme, así como otros militares de los tres

Ejércitos, hicieron guardia de honor ante la tumba de Franco. Algunos de los participantes fueron

ayudantes suyos.

Al término de la ceremonia, los miles de personas asistentes se concentraron a las puestas de la basílica,

donde fueron lanzados gritos contra el Gobierno y contra su presidente, así como voces de «Ejército al

Poder» y «Rusia, no; España, sí», y nuevamente «Franco. Franco». También fue cantado el «Cara al Sol».

Un gran número de personas portaba banderas nacionales.

 

< Volver