20-N. La unión de los españoles. Luis Jáudenes. 
 "Unidad y entendimiento"     
 
 El Alcázar.    18/11/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Luis Jáudenes

CUANDO la unidad nacional está en peligro, cuando vientos de fronda soplan en la geografía española,

cuando los separatismos aliados con el marxismo, con la complicidad de un Gobierno irresponsable y

frivolo, pretenden sustraer a la soberanía nacional, y están a punto de conseguirlo, regiones que han sido y

son España, cuando, en definitiva, la Patria amenaza resquebrajarse y romperse; no es legítima la

dispersión, no es admisible el enfrentamiento. Hay que conseguir el entendimiento, hay que conseguir la

unidad entre todos los que, cualesquiera que sean nuestras ideas políticas, amamos a España, sentimos a

España y proclamamos a España como patria común, única e indivisible de todos los españoles.

Cuando los valores religiosos y morales consustanciales con la esencia de España son atacados,

vulnerados, menospreciados, puestos en peligro y lo que aún es más grave, en trance de desaparición, no

es legítimo el enfrentamiento, no es admisible la dispersión. Hay que buscar el entendimiento, hay que

buscar la unidad entre todos los que proclamamos nuestra fe en esos valores religiosos y morales.

Cuando la familia es objeto de ataques sistemáticos, cuando se pretende enfrentar a los hijos con los

padres, cuando a través del divorcio se cuartea la institución familiar, cuando la pornografía es

espectáculo permanente en nuestras calles y plazas, cuando, incluso, se pretende la legalización de la

droga, cuando, en definitiva, en nombre de la libertad, se ensalza lo que hay de más bajo y soez en el

hombre, no es legítima la dispersión, no es posible el enfrentamiento. Hay que procurar la unidad, hay

que procurar el entendimiento entre todos los que concebimos la familia como célula primaria de la

sociedad, como primera escuela de convivencia, como forja de los valores que dignifican al hombre.

Cuando los derechos fundamentales de la persona se vulneran y conculcan, cuando se pretende impedir la

vida mediante la implantación del divorcio, cuando se destruye la vida por el asesinato, la violencia y el

terror, cuando se impide a los padres la libertad para decidir la educación de sus hijos, cuando se

obstaculiza el derecho al trabajo mediante la coacción física y moral...

Cuando todo esto ha ocurrido y ocurre, aquí y ahora, cuando todo esto ha sucedido y sucede en España,

yo me atrevo a asegurar, yo me atrevo a afirmar que si Francisco Franco y José Antonio Primo de Rivera,

hombres que entregaron y sacrificaron sus vidas al servicio de España y por España, estuviesen en esta

tribuna, sólo nos darían una consigna: Unidad y entendimiento. Unidad y entendimiento al servicio de

España. Unidad y entendimiento al servicio de los españoles. Unidad y entendimiento para evitar la

liquidación de España y la desaparición de los valores morales y religiosos que le son propios.

Y aún más me atrevería a afirmar, me atrevería a decir que.si Francisco Franco y José Antonio Primo de

Rivera estuviesen hoy aquí, nos exigirían que en aras de ese entendimiento y de esa unidad,

sacrificásemos nuestras ideas particulares, plegásemos nuestros símbolos e insignias, prescindiésemos de

cuanto pueda entorpecer y dificultar esa un ¡dad. Porque cuando España está en situación de emergencia,

todos los estandartes, todas las ideas y todas las banderas han de cerrar filas en torno y subordinarse al

interés supremo de la Patria.

"UNIDAD Y ENTENDIMIENTO1´

 

< Volver