Autor: Argos García, Carlos. 
 A vuela pluma. 
 Cuando juró Don Alfonso XIII     
 
 ABC.    23/11/1975.  Página: 48. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

A VUELA PLUMA

CUANDO JURO DON ALFONSO XIII

Fue el 17 de mayo de 1902. A las dos y media de la tarde, después de un recorrido triunfal por las más

céntricas calles de Madrid, se detiene la carroza real ante las gradas del Congreso de los Diputados. Las

bandas de música tocan una Marcha Real, mientras las tropas, de gala presentan armas y un clamor

gigantesco de vítores saluda la aparición de Alfonso XIII con su madre, la Regente María Cristina. Al

entrar en el salón de sesiones, seguido de todos los miembros de la Familia Real y del Gobierno, la

oración se estrella contra la techumbre y los frisos pintados. En e1 puesto que normalmente ocupa la

Presidencia destacan dos magníficos sillones, con un estrado adornado con estupendo tapiz rojo y oro

para el Rey y para la Regente. En otros sillones se sientan los Infantes, y sobre una mesa, cubierta de

terciopelo carmesí, aparecen la Corona y el Cetro como insignias de la Realeza.

Terminada la gran ovación, Alfonso XIII dice con voz firme: >¡Sentáos!> María Cristina hace una

graciosa reverencia y toma asiento en el sillón que, junto al de su bajo, se eleva en el estrado. Viste un

traje gris perla, con manto de terciopelo azul turquí, «abierto de encajes y luciendo pocas joyas. Alfonso

XIII, de Capitán General, con el Toisón de Oro, mira constantemente a su madre con tierna emoción. En

el momento de la Jura todos se ponen en pie, y el marqués de la Vega de Armijo, presidente del

Congreso, dice: «Señor: Las Cortes, convocada por Vuestra Augusta Madre, están reunidas para recibir

de Vuestra Majestad el juramento que con arreglo al artículo 45 de la Constitución viene a prestar de

guardar la Constitución y las Leyes> ¿Qué emoción habrá sentido ayer Don Juan Carlos recordando la

Jura de su abuelo. ARGOS.

 

< Volver