Autor: Aguilar, Emilio. 
   Igualdad en la libertad     
 
 Pueblo.    31/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

IGUALDAD EN LA LIBERTAD

EL coordinadador de Unión Regional Andaluza se ha manifestado en contras de la concesión de

regímenes especiales a determinadas regiónes, antes (fue unas elecciones generales den nacimiento a unas

nueras Cortes, en las cuales habrá que discutir tales regímenes. "Es un intento —ha declarado el señor

Jáudenes— de consagrar privilegios que van en deterioro de las demás regiones"- Realmente, si se trata

de altos valores, lo congruente es aguardar a la democracia plena para escuchar al resto de los españoles.

Si es ( cierto que el, resto de loa españoles interesa coimo compañeros en el camino, no sólo como

consumidores reservados, mano de obra barata y ahorradores financiadores. Querer ahora, en los finales,

de régimen anterior, utilizar el centralismo que repudian para asegurar la riqueza adquirida a su sombra,

seria, un doble juego que no es de recibo.

? Llegado el momento de la libertad, deben elegir entre formar en una nación regida por la justa

igualdad o asumir su soledad con las limitaciones imaginables y las consecuencias previstas. Como

andaluz, no puedo oponerme a que se vayan los que quieran, como español, lo sentiré

profundamente, y creo que habrá que buscar otro nombre para España, porque ninguna parte, ni

conjunto de partes que no sea la totalidad, tiene derecho a llamarse asi. Lo que creo injusto,

radicalmente injusto, es que sólo se consienta ser parte de una comunidad formada en el estamento

"noble", sea ere el plano económico o político. No niego los derechos, sino la justicia de esos

derechos La esclavitud era una institución legal, pero sustancialmente injusta. No creo que se pueda

construir una democracia con niveles de ciudadanos, cautivados según su historia. Resucitaríamos

una república romana o ateniense, en las que la, democracia se sostenía sobre un basamento de

esclavitud, o un viejo posado catalán, en el que la burguesía urbana florecía entre los payeses de

remensa, auténticos siervos de la gleba, sometidos a una dura, condición.

? Sumergidos en la libertad, la igualdad tiene que venir como corolario inevitable.

El ejemplo de Quebec alucina, a muchos. No hay rozón: el si al Partido Separatista, porque administre

bien, no incluye el si a la separación, según las noticias de los sondeos. Igual podemos decir aqui.

Esperemos a la democracia. Esperen a la democracia total y, en ella, tomen la, decisión que bien les

parezca. Pero no seria juego limpio arrancar privilegios del ansia de conciliación, en esta coyuntura

difícil, porque las elecciones serán el principio para darles lo que ellos, de verdad, quieran.

Emilio AGUILAR

 

< Volver