Segundo aniversario de la muerte de Franco. 
 La multitud llenó la Plaza de Oriente     
 
 Hoja del Lunes.    21/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 28. 

SEGUNDO ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE FRANCO LA MULTITUD LLENO LA PLAZA DE

ORIENTE

• Hablaron Alba, Girón y Blas Pinar

• A la misa del Valle de los Caídos asistieron más de 20.000 personas

• Los falangistas de todas las tendencias conmemoraron en Alicante la muerte de José Antonio

MADRID. (Cifra.)—Unas 250.000 personas se concentraron a mediodía de ayer en la plaza de Oriente y

sus aledaños en homenaje a la memoria de Francisco Franco en el segundo aniversario de su muerte.

La concentración, convocada por Fuerza Nueva, Falange Española de las JONS, Confederación Nacional

de Combatientes, Asociación de Jóvenes Tradicionalistas y Unión Nacional Española (grupo Zamanillo),

transcurrió sin incidentes y duró exactamente una hora.

Desde media mañana, grupos numerosos recorrieron las calles de Madrid portando banderas nacionales y

se congregaron en torno a la tribuna de oradores. Participaron en el acto delegaciones de Francia, Italia,

Portugal y Chile, con sus banderas nacionales. Asimismo, se podían observar enseñas de Fuerza Nueva,

Falange, Tradicionalistas, Acción Nacional, Orden Nuevo, OJE y españolas con el emblema del Sagrado

Corazón de Jesús.

Entre las numerosas pancartas se podía leer: "Ni frente rojo ni reacción, frente nacional de la juventud",

"El Ferrol del Caudillo, con Blas Pinar", "Y si somos los fascistas, bueno, ¿y que?" y otras.

¿Cuántos asistieron?

El número de asistentes, según fuentes de Fuerza Nueva, llegó al millón y medio, mientras que la Policía

Municipal cifró la cantidad en unos trescientos mil. Según datos facilitados a Cifra por el Ayuntamiento

madrileño, Pa plaza de Oriente tiene 45.000 metros cuadrados. Teniendo en cuenta una media de cuatro

personas por metro cuadrado salen 180.000 personas, a las que hay que. sumar las acumuladas en las

calles adyacentes. Lo que permite suponer un máximo de 250.000 personas.

Personalidades

En, la tribuna presidencial se encontraban, entre otras personalidades, José Antonio Girón de Velasco,

Blas Pinar, teniente general Iniesta, Utrera Molina, Gutiérrez Cano, García Garres, Jesús Suevos y

Ezequiel Puig Maestro Amado, así como la duquesa de Franco y su marido, el marqués de Villaverde. La

tribuna estaba presidida por una gran pancarta can el texto siguiente: "Francisco Franco, presente; José

Antonio, presente".

El acto se inició con el himno nacional y una grabación de las palabras de Franco durante la

manifestación de diciembre de 1970 en el mismo marco. Después, los altavoces reprodujeron la oración

de los caídos de Sánchez Mazas y se rezó un padrenuestro por los caídos.

Intervino en primer lugar el delegado de Fuerza Nueva en Madrid, Javier Alba, quien denominó a la plaza

de Oriente plaza del Caudillo, en su alocución pidió el cese inmediato del Gobierno—coreado por gritos

de "Gobierno, dimisión"—, la disolución, por real decreto, de las actuales cámaras legislativas, a las que

acusó de ilegítimas, y la formación urgente de un Gobierno de unidad nacional en el que figuren hombres

honestos "de clara, transparente e irreprochable conducta".

"El ministro de Franco"

A continuación habló el presidente de la Confederación Nacional de Combatientes, José Antonio Girón,

que fue presentado como "el ministro de Franco". Girón recordó a Raimundo Fernández Cuesta "y a los

compañeros que hoy están en Alicante", manifestó que la concentración era un acto de afirmación

nacional y de gratitud y respeto a las figuras de José Antonio y Francisco Franco.

Tras afirmar que "España es una realidad histórica que no puede ser fraccionada". Girón se refirió a la

situación política actual. "La ruina económica y la política de inestabilidad—dijo—.es lo que se les ofrece

a los españoles a cambio de contemplar más banderas rojas y menos nacionales."

Después de criticar duramenteal Gobierno, dijo Girón que España siempre se ha salvado gracias a la

unidad de las fuerzas nacionales. Abogó por la formación de "un bloque sólido que reconstruya la unidad

y fortaleza de la Patria".

Después el presidente de Fuerza Nueva, Blas Pinar, comenzó su discurso agradeciendo la presencia de las

delegaciones extranjeras y se refirió en numerosas ocasiones al significado de la plaza de Oriente. "Las

paredes—dijo—todavía rezuman el aplauso unánime de las multitudes. Esta es la plaza mayor del

patriotismo, dignidad y decoro nacionales."

Al finalizar la intervención de Blas Pinar, José Antonio Girón pronunció vivas a Franco y José Antonio y

gritó tres veces "Arriba España", contestado por los asistentes. La duquesa de Fran

co, después, dijo: "Quiero daros las gracias a todos por vuestra asistencia y por vuestro esfuerzo. "Arriba

España".

El acto concluyó con el himno de la Legión, el de la Infantería, el Oriamendi y el "Cara al sol", que

fueron cantados brazo en alto por los asistentes.

Después del acto, se observaron algunos grupos que se manifestaron por las calles cercanas y en la Puerta

del Sol y ante la Dirección General de Seguridad, donde cantaron el cara al sol" brazo en alto.

Una misa en la Zarzuela con asistencia de los Reyes

MADRID. (Cifra.)—Sus Majestades los Reyes de España asistieron a una misa por el alma del anterior

jefe del Estado, Francisco Franco.

La misa fue celebrada en la capilla del palacio de la Zarzuela, y en ella participaron, junto a los Reyes de

España, el Príncipe de Asturias, la infanta doña Cristina y todos los miembros de la Casa de Su Majestad

el Rey.

"Por todos los caídos"

Por otra parte, y según Cifra, unas dos mil personas asistieron a una misa celebrada a las diez de la

mañana de ayer en la basílica del Valle de los Caídos "por todos los caídos de nuestra Cruzada", en el

cuadragésimo primer aniversario de la muerte de José Antonio Primo de Rivera y segunda de, Francisco

Fi aneo.

Terminado el acto religioso, en la explanada existente ante la basílica, los asistentes se reunieron para

escuchar al dirigente falangista Antonio Gibello, quien, con un megáfono, leyó un escrito en que criticó la

actual situación política española, llamó cobardes, hipócritas y perjuros a estadistas, gobernantes y

políticos y condenó la acción de los partidos políticos.

 

< Volver