En numerosos puntos del país. 
 Lluvia de banderas republicanas y falsas bombas     
 
 Diario 16.    19/07/1977.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 15. 

En numerosos puntos del país

Lluvia de banderas republicanas y falsas bombas

MADRID, 19 (D16).—Durante la jornada del 18 de julio y su víspera continuó por todo el país la

colocación de artefactos explosivos, junto a banderas republicanas, que en la mayor parte de los casos

pidieron desactivarse, o falsas alarmas por medio de paquetes que simulaban poseer explosivos. Por

fortuna, no se ha contabilizado ninguna víctima por causas de la instalación de dichas bombas.

El responsable de los hechos es el Partido Comunista Reconstituido PC (r) y su brazo armado el GRAPO,

aunque también como es el caso del atentado en los locales de Fuerza Nueva de Málaga, lo haya

reivindicado el Movimiento Revolucionario Antifascista.

Tanto los atentados y los simulacros de bombas responden a una ofensiva terrorista con motivo del 18 de

Julio, del mismo modo que sucedió el año pasado, que pretende crear un sentimiento general de miedo en

los ciudadanos. A pesar de todo, el día de ayer transcurrió con toda tranquilidad, las playas registraron

más bañistas que en ningún otro día del verano y en las ciudades se salió al campo como si de una fiesta

cualquiera se tratara. Al mismo tiempo, el orden público no se alteró en ningún momento, Por otro lado,

las medidas de seguridad especiales continúan manteniéndose en edificios oficiales, monumentos y

lugares claves para el desenvolvimiento normal de la vida ciudadana.

Paquetes con piedras

En Sevilla aparecieron ayer banderas republicanas con paquetes que resultaron estar llenos de tierra y

piedras.

La ciudad, prácticamente desierta por la salida a las playas próximas de muchos sevillanos, no registró

este año los efectos de las bombas como ocurrió el pasado verano.

Fueron colocadas varias banderas, principalmente en los Jardines de Morillo, atribuidas estas últimas a

Bandera Roja.

En Cádiz también hubo banderas republicanas con artefactos, conectados a pilas, que no resultaron ser

bombas. En los lugares cercanos a los puntos en donde se instalaron las banderas se vieron panfletos

firmados por el GRAPO y el PC(r).

Durante la madrugada del domingo en La Coruña se desalojó el edificio de Correos a causa de una

amenaza de bomba que no fue más que un reloj estropeado.

En Oviedo, tres artefactos explosivos tuvieron que ser explosionados por especialistas de la Policía

Armada. En uno de ellos, que fue colocado en la verja de la Diputación Provincial, apareció una bandera

roja con las siglas "PCR". La situada en el paseo de José Antonio estaba envuelta en una bandera

republicana, lo mismo que el tercer artefacto, que se halló en uno de los pasos elevados para peatones

sobre la autopista Oviedo-Gijón.

Seis banderas republicanas aparecieron en Gijón junto con paquetes con cables en su extremo. Asimismo,

en Vigo se colocaron cuatro banderas.

En Madrid, durante todo el fin de semana, los artificieros de la Policía Armada retiraron banderas y

paquetes que llevaban cartelitos anunciando la palabra "explosivo".

Asimismo, se registró la presencia de varios coches con megáfonos que producían mensajes

revolucionarios y que portaban algunos explosivos.

A la extrema derecha también la atacan

En Málaga, los locales de la Delegación Provincial de Fuerza Nueva sufrieron un atentado en la noche del

sábado, según se desprende de un comunicado hecho público por dicho partido. Al parecer, unos

individuos lanzaron un aparato explosivo que contenía materia inflamable. La paternidad del hecho lo

reivindicó el Movimiento Revolucionario Antifascista.

En el País Vasco no se registraron desórdenes de ningún tipo.

 

< Volver