Autor: Sinova, Justino. 
   Victoria por goleada     
 
 Diario 16.    22/10/1982.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Diario 16/22-octubre-82

NACIONAL ANÁLISIS

Justino Sinova

Victoria por goleada

Parece ya muy seguro que el Partido Socialista Obrero Español podrá formar Gobierno en solitario. Sólo

una perturbación grave del curso de las cosas condicionaría las elecciones de tal modo que el PSOE no

consumara la victoria por goleada que le pronostican las encuestas; victoria que será por goleada, aunque

no llegue a reunir hasta los 21 7 escaños que ha sumado ALEF. Por encima de la significación del cambio

en los deseos de los electores y en la distribución de las fuerzas políticas, la llegada del PSOE al Gobierno

en condiciones inmejorables para poner en marcha su gestión, es un dato que hay que valorar a la luz de

nuestra realidad política.

Algunos dirigentes socialistas habrían deseado encontrarse en una situación que les obligara a pactar con

un grupo ya ensayado en el poder, UCD o CDS, que les introdujera en e! laberinto de la Administración y

que parara las primeras imputaciones de ineficacia o de inhibición, que se producirán a los pocos meses

de la llegada a la Moncloa Con autoridad.

Pero la victoria por goleada va a obligar al PSOE a gobernar con todas las consecuencias, lo cual es tanto

como decir que el PSOE se va a ver en la necesidad de ejercer el poder con autoridad y sin titubeos, en

cuestiones sobre las que UCD ha tardado tanto en reaccionar que todavía sigue deambulando por los

pasillos.

El país está en manos del PSOE y esa es una realidad que algunos van a tardar en ahíjen. Su espectacular

triunfo va a desangrar tanto a otras ofertas políticas, que el PSOE podrá convertirse en dueño y señor de

las decisiones, sin dar oportunidades a una oposición necesaria en todo sistema parlamentario No sé si la

arrogancia del poder es en estas vísperas electorales un peligro que el PSOE tendría que empeñarse en

rechazar, como si de una mala tentación se tratara. El grave riesgo del complejo de superioridad en

política es el contrapunto peligroso de un abultado triunfo.

Bipolaridad

Con este triunfo del PSOE y el crecimiento de la coalición de Manuel Fraga se diseña un esquema

político próximo a la bipolaridad, que no es una bipolaridad en sentido estricto, porque el desequilibrio, la

distancia entre quien manda y quien se constituye en jefe de la oposición, es demasiado fuerte.

Se va confirmando el descalabro de UCD, desangrada por la barrida socialista y la progresión de AP.

Pero, aún así, se alza en el balance de ALEF con grupo parlamentario, lo que no consiguen ni el Partido

Comunista, ni el partido de Adolfo Suárez, que recibe un rapapolvo (sólo ocho diputados) como para

hacer serio examen de conciencia.

El Parlamento

El Parlamento se perfila, pues, como una cámara dominada por el PSOE, con una oposición encabezada

por Fraga, al que pondrá sordina la gran diferencia de votos, con un pequeño partido (UCDl, al que el

PSOE podría solicitar apoyo en determinadas situaciones, y con un espectacular grupo mixto en el que

podrían verse obligados a convivir Adolfo Suárez y Santiago Camilo.

Si algo puede moderar esta victoria por goleada del PSOE es la intervención de los indecisos, que todavía

forman un elevado porcentaje (por la afluencia a los mítines, parece que hay ganas de votar) y el deseo de

un grupo de electores de favorecer a última hora a opciones centristas, para acorta- en lo posible la

diferencia anunciada. El más favorecido por este último movimiento de los votos puede ser, lógicamente,

Landelino Lavilla con su UCD.

 

< Volver