Autor: Navarro Valls, Joaquín. 
 Elecciones de 1982. El eco exterior de los comicios. Se subraya el alto índice de participación. 
 La Prensa italiana destaca la mayoría parlamentaria     
 
 ABC.    30/10/1982.  Página: 35. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC/35

Se subraya el alto índice de participación

La Prensa italiana destaca la mayoría parlamentaria

ROMA (Joaquín Navarro-Valls, corresponsal). -En su precariedad. España es un país protegido

por la fortuna. La transición del franquismo a la democracia ha sido más suave de lo que todos

preveían. Ahora dispone de una mayoría parlamentaría que países de más antigua

democracia, como Alemania e Italia, no pueden sino envidiar.» Es el comienzo de un largo

editorial con el que el «Corriere della Sera" —diario nacional de mayor difusión— comenlaba el

resultado de las elecciones españolas. Para el «Corriere della Sera» las ventajas de la victoria

socialista son dos. y ninguna de ellas consecuencia directa de ser el PSOE el ganador: en

primer lugar, la mayoría absoluta en el Parlamento «ofrece la posibilidad de gobernar sin los

extenuantes compromisos con otras fuerzas políticas, lo que constituye, al menos, una garantía

relativa de eficacia». En segundo lugar, «la gobernabilidad está garantizada por el consenso

extendido a la clase trabajadora».

FIDELIDAD A LAS PROMESAS

El editorialista del «.Corriere» señala que «González no había casi nunca del socialismo. Sus

modelos no son ni Mitterrand ni Olof Palme». Por esto, la hostilidad de la confederación de

industriaos podría cambiarse en colaboración si González demuestra su fidelidad a la promesa

de favorecer la iniciativa privada que, de este modo, deberá «convertirse en e! factor

determinante de la creación de puestos de trabajo». La totalidad de la Prensa italiana incluye

en primera página amplias informaciones sobre el resultado electoral español. Para «II Tempo»

—liberal independiente—, la situación que sale de las urnas enfrenta al «área de centro

izquierda con una de centro derecha», y esto porque González ha presentado un programa de

«tal moderación que parece un manifiesto centrista apenas marcado por un lenguaje

populista». El motivo de inquietud para los militares —comente «II Tempo»— puede venir «por

las intenciones declaradas de Felipe González en lo que se refiere a su futura política exterior».

El radical «La República» centra su comentario sobre todo en la previsible reforma

administrativa que instaurará el PSOE y en la que una presidencia colegial del Gobierno sería

una de sus novedades más acusadas. Para el independiente «La Stampa», de Turín, «los

españoles han votado con alto sentido cívico, pero sin pasión. Había más rabia la tarde anterior

al ver sufrir el equipo nacional frente al de Islandia que énfasis en el ejercicio del voto. Para el

comunista «L´Unitá», las dificultades vendrán ahora. Quizá la fiesta de esta noche durará sólo

una noche. Pero es indudable que la elección de la mayoría del pueblo español ha sido

moderada, como moderado es el programa socialista. Representa la voluntad de cambio, pero

sobre todo la voluntad de caminar en la vía de la democracia a pequeños pasos, como impone

una situación Interna difícil». Aunque los comentarios de los diarios difieren en la valoración del

significado de estas elecciones, todos son unánimes en señalar tres aspectos. En primer lugar,

el clima de normalidad en que se han desarrollado sin incidentes ni atentados. Luego, la gran

participación electoral, superior a anteriores comicios. Y, en tercer lugar, los vacíos del

programa socialista que ahora, con la mayoría del Parlamento conquistada, Felipe González

deberá llenar disipando las incógnitas.

 

< Volver