Autor: Cuadra Fernández, Bonifacio de la. 
 Hoy, elecciones legislativas. Unos 30 parlamentarios del PSOE ocuparán cargos en la Administración. 
 Alfonso Guerra, único vicepresidente del probable Gobierno socialista     
 
 El País.    28/10/1982.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Unos 30 parlamentarios del PSOE ocuparán cargos en la Administración

Alfonso Guerra, único vicepresidente del probable Gobierno socialista

BONIFACIO DE LA CUADRA, Madrid

Alfonso Guerra será el único vicepresidente del probable Gobierno socialista que surgirá de las elecciones

legislativas que se celebran hoy en toda España, según fuentes del PSOE. Por otra parte, la dirección del

partido socialista ha confirmado que sus parlamentarios serán incompatibles con cualquier cargo en la

Administración pública, con la única excepción de algunos de los miembros del Gobierno y los directores

generales encargados de las relaciones de cada ministerio con las Cortes. En total, según Felipe González,

"unos treinta". En principio, el cargo de ministro será compatible con el de diputado o senador, aunque es

propósito de Felipe González que entre los miembros de su gabinete figuren también personas ajenas al

Parlamento. La novedad en el funcionamiento del posible Gobierno socialista en su relación con las

Cámaras será la figura de un director general en cada departamento para asistir a las sesiones de las

comisiones del Congreso y del Senado y para contestar las preguntas que se tramiten en comisión. Por lo

general, en los plenos de cada cámara comparecerá el propio ministro. En opinión del líder socialista, es

conveniente que ese director general sea parlamentario, preferentemente diputado, dado que su función

consistirá en una relación permanente con las cámaras y su condición de parlamentario "evitará

duplicidades". Tanto en lo que respecta a estos directores generales-diputados como a los miembros del

Gobierno que también reúnan esta condición, lo que existirá en todo caso es una incompatibilidad de

sueldos. "Ningún parlamentario socialista percibirá más de un sueldo del Estado desde el primer día, esto

es, aún antes de que se apruebe una nueva ley de Incompatibilidades de aplicación general".

Reforma de la función pública

El líder socialista confirma la realización de la reforma administrativa, especialmente la de la función

pública. La persona que se encargará de este asunto será probablemente Joan Prats, senador socialista

durante la anterior legislatura. Su condición de experto en cuestiones autonómicas facilitará la

elaboración de una reforma administrativa que tenga en cuenta la transferencia de funcionarios a las

comunidades autónomas. Preguntado sobre el plazo para esta reforma administrativa, Felipe González

manifestó que no podía precisarlo, pero que, en todo caso, funcionará desde el primer momento la nueva

infraestructura de la Presidencia del Gobierno, que permitirá al jefe del gabinete una actuación acorde con

la importancia del cargo. La coordinación de los departamentos estará a cargo de un único vicepresidente

del Gobierno, cargo que ocupará Alfonso Guerra. Entre los nuevos nombres probables para ocupar cargos

en el Gobierno socialista figura, además de Joan Prats, el también catalán Eduardo Martín Toval, que

ocuparía la cartera de Trabajo; José María Maravall, Educación; Fernando Morán, Asuntos Exteriores;

Javier Solana, Industria y Energía, y José Sevilla, que fue director general de Tributos en el ministerio de

Hacienda de Fernández Ordóñez, Hacienda, en competencia con Enrique Barón.

 

< Volver