Autor: Casado, Antonio. 
 Franco, aclamado en Asturias. 
 La unión de hoy, afirmación del mañana     
 
 Pueblo.     Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Franco, aclamado en Asturias

"LA UNION DE HOY, AFIRMACION DEL MAÑANA"

Después de inaugurar el ferrocarril FerrolGijón, el Caudillo embarcó en el "Azor"

VEGADEO (Asturias), 7. De nuestro enviado especial, Antonio CASADO.

En el solemne acto inaugural del ferrocarril de vía estrecha FerrolGijón, el occidente asturiano ha

encontrado un magnífico pretexto para rendir tributo de lealtad y admiración popular a la persona del Jefe

del Estado. A lo largo del recorrido del tramo Vegadeo-Luarca, el Caudillo, que viajaba en el último

vagón, fue correspondiendo incesantemente a las aclamaciones de los cientos de personas

espontáneamente agrupadas en las distintas estaciones que jalonan el trazado de la nueva línea.

Momentos antes, en la estación de Vegadeo y hacia el mediodía de ayer, se procedió a bendecir la obra;

Franco recibió la primera medalla conmemorativa de la fecha que inaugura el ferrocarril del Cantábrico,

descubrió una lápida que da fe del acto y cortó la cinta simbólica. El ministro de Obras Públicas, señor

Fernández de la Mora, pronunció un discurso del que entresacamos las siguientes frases:

•Este es un día histórico para los caminos de hierro de España, porque con este tramo se concluye el

programa de construcción de los nuevos ferrocarriles convencionales y, a la vez,

se termina la importante linea del Cantábrico.

Destacó el ministro que con esta línea se logra la circunvalación ferroviaria de España y se estrechan los

vínculos entre Galicia, Asturias, La Montaña y el País Vasco. Estas realizaciones y otras muchas —vino a

decir el señor Fernández de la Mora— se han producido gracias a que ahora España no es un país

fragmentado por los partidos políticos, sino unido para la paz y el progreso.

Después de los actos de la estación de Vegadeo, a los que asistieron gran cantidad de público, el tren

inició los 58 kilómetros de que consta este tramo, que logra la continuidad del ferrocarril de la cornisa

cantábrica. En el vagónsalón acompañaban al Jefe del Estado y su esposa los ministros de Obras Públicas,

secretario general del Movimiento y del Ejército, además del director general de Transportes Terrestres,

capitán general de la zona marítima del Cantábrico, capitán general de la VII Región Militar, director

general de la Guardia Civil y primeras autoridades civiles y militares de la región y provincia.

• EN LUARCA

La llegada a Luarca íué uno de los testimonios de entusiasmo popular que el Jefe del Estado suele

concitar en torno a su persona. Una multitud que no cesaba de gritar «Franco, Franco, Franco», abarrotó

completamente la plaza del Ayuntamiento, desde cuyo balcón el alcalde de Luarca pronunció unas

palabras de salutación y agradecimiento al Jefe del Estado. Inmediatamente, el Caudillo correspondió a

las aclamaciones con el siguiente discurso:

«Asturianos y españoles todos: Solamente unas palabras para agradecer vuestro entusiasmo y alegría al

recibirme, para daros las gracias por ésta contestación afirmativa del mañana que es vuestra unión de hoy

(grandes aplausos y vítores al Caudillo).

Se han necesitado cincuenta años para llevar a cabo ésta obra progresiva del ferrocarril FerrolGijón (se

reproducen los aplausos). Cuando se concibió éste ferrocarril y se inició su construcción se tuvo en cuenta

la infraestructura necesaria para la Patria. Hoy vuelve otra vez a repetirse la necesidad de una estructura

sólida, deuna continuidad, de una asistencia, de la unidad de los españoles para seguir estas realizaciones,

para aumentarlas y multiplicarlas hacia el bien general a través del sindicato, del municipio y de los

cabezas de familia. En los tres radica la fortaleza. Gracias, asturianos, gracias».

Finalmente, el Caudillo, siempre acompañado de su esposa y de las referidas autoridades, se trasladó al

Liceo de Luarca para asistir al almuerzo ofrecido por el Ayuntamiento. A primera hora de la tarde

emprendió viaje por carretera hacia Aviles. En el recorrido volvieron a sucederse las mismas muestras de

entusiasmo popular que por la mañana. En el muelle de Endasa, ya en Aviles, el Jefe del Estado fue

cumplimentado por el Consejo Provincial del Movimiento de Asturias. Tras ser cumplimentado por los

ministros y las otras autoridades que le acompañaron en comitiva oficial, embarcó en el yate «Azor» a

media tarde.

 

< Volver