Las situaciones curiosas estuvieron a la orden del día. 
 Jornada electoral, jornada anecdótica     
 
 Deia.    29/10/1982.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

DEIA, 1982 urriak 29, ostírala

HAUTESKUNDEAK-ELECCIONES

Las situaciones curiosas estuvieron a la orden del día

Jornada electoral, jornada anecdótica

Como en anteriores elecciones, ayer se repitieron anécdotas, unas divertidas, provocadas por la

ingenuidad de algunos votantes, y otras tristes, debidas a la muerte de personas que se dirigían a ejercer

su derecho. Hubo quien quiso romper las urnas, quien pretendió introducir una foto de su líder "favorito"

y quien quería votar a ocho candidaturas a la vez. Otros, más gastronómicos, se comieron una mariscada

sobre dos mesas electorales. A algún votante de pequeños pueblos hubo que ir a buscarle a casa, ya que

sólo faltaba él para poder cerrar la urna. Anécdotas lógicas que ocurren en un día que moviliza a tal

cantidad de personas.

El primer gato del mundo, eso creemos, que lleva por nombre "Democracia" es de Valladolid. Este bello

nombre se lo han dado por unanimidad todos los integrantes de la mesa electoral del colegio de Las

Carmelitas del Museo que fueron quienes k> encontraron en el interior de una de las urnas dispuesta para

su utilización en las elecciones.

Lo bueno si breve...

Dentro de la anécdota del día de elecciones y ligado con el derecho de que los electores se mostraron ayer

muy madrugadores a la hora de emitir el voto, e! colegio electoral de Cerveruela, una pequeña localidad

de la provincia de Zaragoza, se llevó la palma.

Fue el primero que cerró, a la media hora de haberse abierto, por haber votado a esa hora los nueve

habitantes del pueblo con derecho a voto. Según manifestaron, todos han votado a UCD.

El agua llegó a las urnas

Las recientes inundaciones en el Levante se han dejado notar en este día de elecciones. Un votante de

Alberique (Valencia) introdujo en la urna sendas fotografías de las recientes riadas en los sobres del

Congreso y Senado. Se sabe que la casa del votante se vio afectada por la inundación.

En Valladolid y Las Palmas de Gran Canaria se solicitaron más urnas ya que que las utilizadas hasta ese

momento estaban llenas. En la cárcel Modelo de Barcelona se repartieron, hace más de un mes, 3.000

solicitudes de voto por correo y otras tantas hojas informativas.

Cada ciudad tiene su anécdota, o más de una. Así en Teruel, de los cinco cabezas de lista, sólo uno votó

en la provincia.

Un diputado del PSOE en el Parlamento gallego por Pontevedra, que estaba de interventor en un colegio

electoral, manifestó su protesta por el hecho de que el párroco de la parroquia fuera presidente de la mesa.

Este, vestido de clerigman, respondió que sólo cimplía con su deber, pero, a juicio del diputado, influyó

en el voto de sus feligreses.

Las mesas de los comensales

Los miembros de dos mesas electorales que estaban situadas en el colegio electoral de la Mariola, de

Lérida, se comieron ayer una mariscada de pescado que han pagado con el dinero que les ha entregado en

concepto de dietas la Junta Electoral Provincial.

Clausura la urna a las seis de la tarde

El presidente de una mesa instalada en Ja localidad de San José (Ibiza), decidió clausurar la urna a las seis

de la tarde porque una persona que no figuraba en el censo depositó su voto, ya que tenía el mismo

nombre y apellido que otro elector. A las 7,30, la urna continuaba cerrada.

Emisoras interferidas con el "Cara al Sol"

Los equipos móviles de Ra-diocadena en Málaga fueron ayer interferidas con gritos de "Arriba España" e

himnos como el "Cara al Sol", con avanzados medios técnicos. Por su parte, un votante de Fuerza

Nueva no pudo entrar en un colegio electoral en Barcelona, al impedírselo la Policía Nacional y

Municipal, por llevar banderas y pegatinas de su partido. Un periodista tuvo que cambiar su bolígrafo,

con propaganda de un partido, a invitación del gobernador civil de Tenerife. El periodista abandonó el

recinto para adquirir otro bolígrafo, volviendo después al colegio electoral.

Un candidato amenaza con romper las urnas

El número uno de la candidatura del Partido Comunista de Cataluña por Tarragona, José Estrada, amenzó

a un presidente de mesa con romper las urnas si no se paraba la votación, ya que no veía las papeletas de

su partido. Fue expulsado por las fuerzas del orden. Estas últimas retiraron una valla publicitaria que

estaban colocando los empleados de una empresa al lado de un colegio electoral, con propaganda del

candidato de Convergencia Democrática de Catalunya.

Por otra parte, en un colegio electoral situado en la vía de la Hispanidad de Vigo se paró ayer la votación,

al requerimiento de los miembros de la mesa, ya que en el suelo del local se encontraban retratos de

Franco y de José Antonio, que formaban parte del mobiliario, almacenado. Una vez retirados los retratos,

la votación continuó sin más incidentes.

Los ancianos también votaron

Los ancianos no se perdieron tampoco la oportunidad de votar. En Oviedo, dos sacerdotes de 99 y 97

años emitieron su voto en una mesa presidida por una monja. En Cuenca, una señora de 96 años

manifestaba no haberse perdido una sola votación desde que se instauró el nuevo régimen. Pero, sin duda,

el presidente de mesa más anciano hubiera sido un joven gallego, pese a sus ocho años, ya que por error

se le adjudicaron 200 en la tarjeta de la Junta Electoral.

En Barcelona, otra anciana quiso introducir una foto de Fraga en la urna, mientras gritaba "yo voto a

éste". Otra, en Santander, se negó a votar por no haber papeletas con el nombre del citado líder. El colmo

fue el de la señora de avanzada edad que quería volar a ocho candidatos simultáneamente, aduciendo que

"todos son muy buenos".

Dos candidatos se quedan sin votar

Por su parte, los números uno y dos del PCA por Málaga, Antonio Nadal y Claudio Plaza, no pudieron

acudir a votar ya que se encontraban enfermos. Más triste fue la ausencia de tres personas de Tenerife que

resultaron muertas en accidente de tráfico cuando se dirigían a depositar su voto.

No pedían el DNI a los votantes

En una localidad de Jaén, UCD advirtió que en una mesa electoral no se solicitaba el Documento

Nacional de Identidad a los electores. Tras subsanarse el error, la votación siguió con normalidad. Por

otro lado, en un colegio de la capital, un joven introdujo varias papeletas en la urna, en un descuido de los

miembros de la mesa. Lo mismo sucedió en una mesa de Ibiza, en donde se suspendieron las elecciones

en cuatro mesas por errores e irregularidades, lo que afectó a 2.632 votantes.

 

< Volver