En Barbate de Franco     
 
 ABC.    28/04/1961.  Página: 48-49. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

ABC VIERNES 28 DE ABRIL DE 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 48

EN BARBATE DE FRANCO

Barbate de Franco 27. Su Excelencia el Jefe del Estado ha inaugurado en esta localidad el puerto de la

Albufera y una escuela de niñas instalada en la clínica de la Mutualidad de Accidentes del Mar y del

Trabajo.

El Caudillo llegó a las cuatro de la tarde, acompañado de los ministros y demás personalidades de su

séquito, procedente de Cádiz. Fue recibido por las autoridades locales y en la zona portuaria el vecindario

le tributó una acogida calurosísima, mientras las embarcaciones surtas en el puerto habían sonar sus

sirenas.

El Caudillo inauguró acto seguido las nuevas instalaciones del puerto de la Albufera. El importe de las

obras realizadas y por realizar asciende a 212 millones de pesetas.

El Jefe del Estado inauguró a continuación un colegio para niñas construido en la Clínica de la

Mutualidad de Accidentes del Mar del Trabajo, que estará regido por Hermanas de San Vicente Paúl.

Como a su llegada, durante su estancia y cuando, cerca de las cuatro y media, abandonó Franco esta

localidad, ha recibido el homenaje de un inmenso gentío.

PALABRAS DEL CAUDILLO

Durante su estancia en Barbate de Franco, el Caudillo habló al pueblo en los siguientes términos:

"Barbateños: Sólo unas palabras para, saludaros y para deciros cómo el régimen español cumple su

palabra.

Aquí me encontré hace años con un pueblo formado por pescadores, que detrás de mejores capturas se

habían concentrado y ubicado en éste lugar sin puerto, sujetos a las inclemencias de los mares y de los

fuertes temporales. Vi la necesidad imperiosa de asegurarles un abrigo que los cobijase, disminuyendo

sus peligros, y así nació este magnífico puerto de Barbate. (Grandes aplausos.)

No creáis que por la facilidad con que se llevó a cabo se pueden hacer asi todas las cosas a que aspiramos.

La nación tiene unos caudales limitados, tiene que administrarlos en beneficio de todos, y lo mismo que

en el puerto os correspondió a vosotros la primacía, otras necesidades pueden requerir la preferencia para

otros y señalarse un orden? de urgencia para progresivamente y en distintas etapas, realizar las

aspiraciones de los pueblos.

¡Arriba España!" (Grandes aplausos)

 

< Volver