Jaen, actualidad de España     
 
 ABC.    23/04/1961.  Página: 82. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

ABC. DOMINGO 23 BE ABRIL DE 1961. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 82

JAÉN, ACTUALIDAD DE ESPAÑA

La actualidad de España se llama Jaén; la visita del Caudillo ha sacado a esta región del silencio e

invisibilidad habituales, ofreciéndola a la admiración de los españoles. Jaén, provincia de contrastes,

riquísima por su aceite y pobre y esquilmada en grandes extensiones, con un crecimiento de población

desmesurado en relación con sus posibilidades, tierra con sed de siglos y anhelos también seculares de

protección y de que en ella pusieran sus ojos quienes pudieran dársela...

Jaén, al igual que otras zonas de España, Badajoz, Los Monegros, León, Almería..., esperaba la voz del

taumaturgo que la redimiera de su desgracia, para incorporarse al conjunto de regiones recuperadas que

avanzan hacia un futuro venturoso.

Franco insiste en los discursos pronunciados en las localidades de, su recorrido en los mismos argumentos

expuestos cuantas veces se enfrentó con el tristísimo y desolado espectáculo de tierras, abandonadas a su

esterilidad y pobreza por la desidia y el error de los gobernantes. Jaén es una de las provincias españolas

más castigadas por el olvido de quienes estaban obligados a velar por su mejora y progreso: "Todo esto

que nosotros hemos hecho pudo hacerse muchos años antes, con más medios y menos coste, cuando la

nación disponía de más facilidades."

Todavía no hace diez años comenzó a realizarse un proyecto de ordenación económica de la provincia,

preparada por la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno en 1948, ampliado y perfeccionado

por nuevos estudios y colaboraciones, entre las que descuella la animosa y dinámica del gobernador D.

Felipe Arche, elogiado por el Jefe del Estado en su discurso dé La Carolina. Para la ejecución del Plan

transformador se_ aprobó un presupuesto de cuatro mil millones de pesetas, distribuido en diez

anualidades, con destino a presas, pantanos, canales, ;acequias, colonización, repoblación forestal,

tendido y mejora de ferrocarriles, electrificación, investigación minera, exploración de aguas subterráneas

y industrialización.

El desarrollo del Plan ha promovido nuevas bases de riqueza, qué, a su vez, facilitan la solución de otros

problemas al margen de lo proyectado y una constelación de Institutos y Escuelas para la formación

profesional, de donde empiezan a salir, legiones de especialistas. Se iniciaron los trabajos hace diez años,

como decimos, y los concernientes a embalses, en parajes agrestes y apartados de la curiosidad de la

gente, Obra casi de anacoretas suele ser ésta, batalla oscura, penosa, librada para someter a la Naturaleza,

en medio de inmensos silencios y soledades, hasta que un día, como ocurre, vemos ahora, se produce el

prodigio y se hacen públicos los comunicados de la victoria: la reconquista de miles de hectáreas

incorporadas al acervo de patrimonio nacional. Es cuando el Jefe del Estado, ante muchedumbre que

esperaban anhelantes esta hora triunfal, al mostrarles el repertorio de conquistas ganadas con esfuerzo y

sacrificio a la aridez del suelo, les recuerda que aquellas son el resultado de una política estable,

continuada, enraizada a los intereses de la nación, que ambiciona su engrandecimiento y tiene por ideal el

beneficio de todos los españoles.

Las realizaciones inauguradas por el Caudillo forman parte del plan general proyectado para convertir en

regadío 53.000 hectáreas de tierras de secano. Extensiones hasta ayer baldías e infecundas puestas en

cultivo, y donde ahora se alzan veinte pueblos pictóricos de ilusión y de vida. A tales conquistas agrícolas

se unen espléndidos logros industriales y una actividad comercial despertada al calor de este renacimiento

en zonas hasta ahora yermas y desérticas, condenadas durante siglos a inmovilidad y pobreza. Por todo

ello, y si bien los planes han de tener ulteriores desarrollos y ampliaciones porque las Necesidades de la

provincia, son muchas, se puede considerar a Jaén incorporada a aquéllas otras provincias españolas que

avanzan hacia la prosperidad económica. Al contemplar a los vecindarios, que suspiraron años y años por

la transformación en regadío de las extensiones calcinadas, por la industrialización de sus comarcas,

enardecidos de entusiasmo y emocionados de gratitud ante la presencia del Jefe del Estado, recordamos

las palabras de Joaquín Costa, dedicadas al futuro, e ignorado estadista, artífice de estas empresas por las

que cismaron generaciones, cuando el tribuno vaticinaba: "Aquel que emprenda primero éste camino, ése

llegará al corazón del pueblo; ése llegará también, como no tarda tiempo de obrar una resurrección: la,

resurrección generosa de España.

 

< Volver