Autor: Bugallal, José Luis. 
   El jefe del estado inaugura las nuevas instalaciones     
 
 ABC.    11/09/1960.  Página: 63-64. Páginas: 2. Párrafos: 9. 

El Jefe del Estado inaugura las nuevas instalaciones

La Coruña 10. (Crónica telefónica de nuestro corresponsal.) Desde hace cuatro lustros no hay mes de

septiembre coruñés que no ofrezca a la ciudad y a la provincia •una serie de realizaciones trascendentales

para su presente y su porvenir. Y tampoco deja de haber septiembre que el Jefe del Estado no aproveche

para inaugurar con solemnidad estas grandes obras en las que su

iniciativa y su voluntad han tenido participación decisiva.

La primera inauguración de este septiembre de 1960 ha sido la del Centro de Formación Profesional

Acelerada núm. 5, montado—también con celeridad, pues la construcción de este esplendido complejo

escolar e industrial duró exactamente catorce meses—por la Organización Sindical para la formación de

especialistas capaces de dar un tono nuevo de mejor rendimiento y mayor productividad a la industria

española.

En este Centro coruñés, instalado en terrenos de Someso, a tres kilómetros de la capital, están ya

instruyéndose en las diversas especialidades 275 jóvenes obreros de las cuatro provincias gallegas y de las

de Asturias, León y Zamora, que en un período de seis meses alcanzarán el titulo que la Escuela otorga a

sus alumnos. Es de notar que todos ellos almuerzan en la propia Escuela por cuenta de la Organización

Sindical, reciben un sueldo normal, perciben los seguros sociales como si de una empresa se tratara y

tienen servicios especiales de médico y practicante con un amplio botiquín generosamente abastecido.

EN EL CENTRO DE FORMACIÓN ACELERADA

Para inaugurarlo, el Caudillo llegó al Centro de Formación Profesional Acelerada a las once de esta

mañana, acompañado de los jefes de sus Casas Civil y Militar y de sus ayudantes de campo. Su coche,

después de llegar a la zona de las edificaciones, que ocupan 13.000 metros cuadrados, de los 40.000 de

terrenos adquiridos por la Organización Sindical con aportaciones de la Diputación Provincial y del

Ayuntamiento, se detuvo ante la puerta principal, donde le esperaban y le cumplimentaron los ministros

secretario general del Movimiento. Ejército, Marina, Justicia, Educación Nacional, Industria, Comercio,

Obras Públicas, Agricultura y de la Vivienda, las autoridades locales y las jerarquías nacionales y

provinciales de la Organización Sindical.

Al finalizar los aplausos que acogieron la llegada de Franco, y ya en el vestíbulo de alumnos, el obispo

auxiliar de Santiago de Compostela, doctor D. Miguel Novoa Fuente, procedió a bendecir el Centro. Una

vez concluido este piadoso ritual se inició el recorrido y la visita a las múltiples instalaciones de la

Escuela: los talleres de enseñanza de pintura, fontanería, instaladores eléctricos de la construcción,

solado, carpintería, encofrado de hormigón, albañilería, soldadura, forja, fresa, torno, chapa, soldadura

oxiacetilénica y de ajuste. Todos estos talleres disponen del más moderno material construido

enteramente en España, y para facilitar un mejor aprendizaje hay una máquina por cada alumno. A este

respecto diremos que el número de alumnos no pasa de treinta ni baja de diez en cada taller, y que

alcansan la cifra de 800.ooo las piezas de trabajo a disposición de los aprendices. Es más: a cada taller le

corresponde un aula para la enseñanza, teórica y un almacén de material, además de otra dependencia en

las que están las servicios de aseo y las "taquillas" individuales de los alumnos.

RECORRIDO POR LAS INSTALACIONES

En su recorrido a lo largo de los talleres, las aulas y los almacenes, el Jefe del Estado tuvo ocasión de

presenciar los trabajos que los alumnos de esta primera promoción desarrollan desde hace diez días y no

dejó de interesarse por la procedencia, las actividades y las aspiraciones de estos jóvenes, con les que

departió breves momentos. El ministro secertario general del Movimiento, don José Solís; el delegado

provincial de Sindicatos, D. César Martin Muñoz; el director del Centro, D. Rodolfo Rodriguez Chapa, y

otros viandas sindicales, así como el arquitecto coruñés de la Obra Sindical del Hogar, D. Jacobo

Rodriguez Losada, y el ingeniero constructor, D. Juan Maris Martines Barbeito, rodeaban al Generalísimo

y le informaban acerca de las características funcionales del Centro, tercero de su índole que, entra en

actividad en España.

Después de los talleres, el Caudillo admiró la amplitud y la grata luminosidad del comedor y de las

cocinas y entró en el salón de actos, en donde bajo su presidencia y ante las autoridades, profesorado y

alumnos tuvo efecto el acto oficial de la inauguración. Primeramente hizo uso de la palabra el ministro

secretario general del Movimiento y delegado nacional de Sindicatos, que luso un breve resumen del

origen de los Centros de Formación Profesional Acelerada y explicó las características y los fines´ del que

se estaba inaugurando. Al terminar el Sr. Solís afirmó que estos Centros son la realización de una

iniciativa personal del Caudillo, a quien tanto preocupa la formación de una mano de obra especializada.

Los aplausos con que fueron premiadas las atinadas palabras del ministro secretario se redoblaron cuando

el Jefe del Estado se puso en pie para dirígese a los presentes. Fue breve, brevísima, la intervención, pero

lo suficientemente expresiva de su preocupación, que es la del Movimiento, por lo espiritual, por lo

cultural y lo social, aquí condensado en la patriótica tarea de formar y capacitar a los trabajadores

españoles.

Aclamado por todos, el Generalísinio abandonó el salón de actos y se dirigió a la puerta principal del

Centro, en donde subió a su coche para trasladarse a la factoría bacaladera, que también había de

inaugurar. Entre tanto, los alumnos volvían a sus talleres y proseguían en la labor de aprendizaje, que

gracias a estás trascendentales realizaciones de la Organización Sindical habrá de capacitarles para ejercer

una profesión especializada, remuneradora y digna. José LUIS BUGALLÁL.

 

< Volver