Detenida visita del Generalisimo a las instalaciones de la siderurgía. 
 El Jefe del Estado inaugura en Avilés una factoria para la producción de alumnio  :   
 Le acompañaban su esposa y varios miembros del Gobierno. 
 ABC.    29/08/1959.  Página: 15-16. Páginas: 2. Párrafos: 19. 

EL JEFE DEL ESTADO INAUGURA EN AVILES UNA FACTORÍA PARA LA PRODUCCIÓN DE

ALUMINIO

DETENIDA VISITA DEL GENERALÍSIMO A LAS INSTALACIONES DE LA SIDERÚRGICA

Le acompañaban su esposa y varios miembros del Gobierno

Avilés 28. Su Excelencia el Jefe del Estado, que llegó ayer a las siete de la

tarde a bordo del yate Asor, pernoctó en la residencia de La Granda, propiedad

de la Empresa Nacional Siderúrgica. Esta mañana, a las once y media en punto,

acompañado por los ministros de Comercio, Sr. Ullastres; de Justicia, Sr.

Iturmendi; de Hacienda, Sr. Navarro Rubio; de Gobernación, Sr. Alonso Vega; de

Industria, Sr. Planell, y subsecretario de la Presidencia, Sr Carrero Blanco,

así como del director del Instituto Nacional de Industria, D. Juan Antonio

Suanzes, y del gerente del mismo, Sr. Sirvent, el Caudillo llegó a la explanada

situada frente al parque de bomberos de la Empresa Nacional Siderúrgica, donde

pasó revista a una compañía del regimiento, de Infantería Milán, de Oviedo, con

bandera y banda de música, que rindió honores.

El Jefe del Estado se tocaba con gorra marinera y vestía chaqueta azul marino,

pantalón gris y zapatos blancos.

Le esperaban todas las autoridades, provinciales, el capitán general de la

Séptima Región Militar, el general Fernández Longoria, jefe de la Región Aérea

Atlántica; subsecretario dé Industria, todos los directores generales y

autoridades locales, así como los subdirectores de la Empresa Nacional

Siderúrgica, D. Ramón Corominas, don Emilio Hidalgo, D. Francisco Millán

y D- Antonio Martínez.

VISITA A LA SECCIÓNDE LAMINACIÓN

Después de saludar a las personalidades que le aguardaban, el Generalísimo se

dirigió en automóvil a la sala de maquetas de laminación, donde, por el

subdirector jefe de producción siderúrgica, Sr. Millán, le fueron mostradas unas

amplias maquetas de todas las naves de laminación. Tras una detenida visita a

esta sala, así como a una exposición de fotografías, donde se mostraba el avance

de las obras realizadas para Construir el taller de laminación, Su Excelencia se

dirigió en automóvil a la sección de laminación, denominada "Hornos de fosa",

desde cuyo exterior observó cómo las grúas lingoteras elevaban un lingote al

rojo candente de 14 toneladas, que fue depositado sobre los rodillos para ser

pasado al tren de desbaste. En este momento, el Generalísimo sustituyó la gorra

de marino por el reglamentario casco de acero para penetrar en el interior de

las naves de laminación, colocándose asimismo el casco todos los acompañantes

del Caudillo.

El Jefe del Estado pasó a la cabina de mando del tren Blooming, donde observó

la fase de desbastado del lingote de 14 toneladas que en breves instantes quedó

convertido en una barra de acero.

Acto seguido, el Generalísimo, a pie, pasó a la sala de motores de laminación y

de allí a la tejera, donde los lingotes desbastados son cortados en fracciones.

Una vez examinado el proceso de corte de estos desbastes de lingote, Su

Excelencia pasó al almacén de desbaste y recorrió las siete naves de laminación,

con una longitud de un kilómetro, observando tanto las instalaciones ya

terminadas como las que se encuentran en período último de montaje.

RECORRIDO POR OTRAS INSTALACIONES

Finalizada esta visita detenida a la nave de laminación, Su Excelencia el Jefe

del Estado y acompañantes se dirigieron en automóvil a la sección de hornos de

acero, donde el Caudillo observó el procedimiento de carga de los lingotes, que

posteriormente son pasados para su desbaste. Hacía allí un calor muy elevado,

que el Generalísimo soportó hasta que terminó la exhibición que le fue ofrecida.

Seguidamente se dirigió a la nave de hornos Siemens, observando la carga de

uno de ellos con arradio de hierro.

Concluida esta visita, Su Excelencia, en automóvil, se dirigió a las naves de

altos hornos números 1 y 2, donde asimismo observó el proceso de descargue de

uno de estos hornos.

A la una menos diez de la tarde, Su Excelencia el Jefe del Estado, en automóvil

y por la margen derecha de la ría de Avilés, se dirigió a la factoría de la

Empresa Nacional del Aluminio para proceder a su inauguración.

EN LA NUEVA FACTORIA DE ALUMINIO

El Jefe del Estado llegó a la una y diez de la tarde a las instalaciones de la

nueva factoría para la producción de aluminio por electrólisis, propiedad de la

Empresa Nacional del Aluminio.

Le esperaban el director general de la E. N. D. A. S. A., don Javier Aristeza;

ingeniero director de la factoría de Avilés, D. Luis Parallat, y el director

técnico, don Salvador González. En unión de estas personalidades y de todas las

que le acompañaron en su anterior visita, el Caudillo recorrió detenidamente

todas las instalaciones de la factoría.

En una de las naves de electrólisis, el arzobispo de Oviedo, doctor Lauzurica,

revestido de pontifical, bendijo las nuevas instalaciones, dándose así por

finalizado el solemne acto.

Inmediatamente después, Su Excelencia, ministros y personalidades, penetraron en

una estancia privada, donde fueron obsequiados con un refrigerio.

Poco después, se celebró el almuerzo de honor al Jefe del Estado y su esposa,

doña Carmen Polo de Franco, al que asistieron también el ministro de la

Gobernación y señora de Alonso Vega; ministro subsecretario de la Presidencia;

ministro de Industria y señora de Planell; ministros de Hacienda, Sr.

Navarro Rubio; de Justicia, señor Iturmendi, y de Comercio, Sr. Ullastres;

subsecretarios de Industria y de Comercio; presidente del I. N, I. y señora de

Suanzes; capitán general de la VII Región Militar; el teniente general jefe de

la Región Aérea Atlántica y señora; director general de Seguridad y señora;

personalidades del séquito del Jefe del Estado; todas las autoridades

provinciales y locales e invitados de la Empresa Nacional Siderúrgica y de la

Empresa Nacional del Aluminio.

CAPACIDAD DE PRODUCCIÓN DE LOS CENTROS VISITADOS

La factoría de aluminio obtenido por proceso electrolítico ha sido construida

por la Empresa Nacional del Aluminio, S. A., entidad constituida en agosto del

año 1943, con participación del Instituto Nacional de Industria en tres cuartas

partes del capital social.

La factoría de aluminio por electrólisis tendrá una capacidad de producción

anual de 16.500 toneladas de aluminio puro y aleaciones, si bien en la primera

etapa, que se inicia hoy, está dispuesta para producir 8.250 toneladas anuales.

La empresa tiene en avanzado estado los estudios y proyectos para la

construcción en los terrenos situados entre la fábrica inaugurada y el muelle

sobre el fondeadero una fábrica para la obtención de alúmina, con 160.000

toneladas anuales de capacidad de producción, lo que satisfará las necesidades

de la industria nacional. También tiene en proyecto la instalación de cubas para

electrólisis de 100 KA.; es decir, de doble capacidad de las actuales.

En cuanto a la planta de laminación de la Empresa Nacional Siderúrgica, Visitada

por el Generalísimo, cuenta con siete naves, alguna de ellas con longitud de un

kilómetro, ocupando en conjunto una extensión de unos 150.000 metros cuadrados.

El tren desbastador, ya en servicio, recibe los lingotes por medio de mesas de

rodillos y está proyectado como Bloomhig-Slabbing, permitiendo la obtención de

desbastes planos de diversos tamaños, que alimentan, las instalaciones de chapa

y tochos con una sección mínima de 150 por 150 milímetros. Este tren ha sido

diseñado para que puedan pasar por él 800.000 toneladas de desbastes anuales,

pero, la producción podrá subir hasta mi millón de toneladas cuando se disponga

de suficiente cantidad de acero.

El tren estructural está en período final de montaje y se espera que entre en

servicio en el próximo mes de octubre. Cuenta con una capacidad de 300.000

toneladas anuales y podrá laminar carriles hasta de 62 kilos por metro lineal,

perfiles desde 120 a 500 milímetros, diversos tipos de vigas de ala ancha,

palanquilla, redondos y llantón.—Cifra.

 

< Volver