Catorce mil trabajadores de la Ciudad Minera tributaronal generalisimo un caluroso recibimiento. 
 El Jefe del Estado inaugura el nuevo Instituto de enseñanza media y la Escuela de maestría industrial de Puertollano  :   
 Acompañan a su excelencia los ministros de la Gobernación, Educación Nacional, Industria y Agricultura. 
 ABC.    12/11/1959.  Página: 49. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

A B C. JUEVES 13 DE NOVIEMBRE DE 1959. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 49

EL JEFE DEL ESTADO INAUGURA EL NUEVO INSTITUTO DE ENSEÑANZA MEDIA Y LA

ESCUELA DE MAESTRÍA INDUSTRIAL DE PUERTOLLANO

CATORCE MIL TRABAJADORES DE LA CIUDAD MINERA TRIBUTARON AL GENERALÍSIMO

UN CALUROSO RECIBIMIENTO

ACOMPAÑAN A SU EXCELENCIA LOS MINISTROS DE LA GOBERNACIÓN, EDUCACIÓN

NACIONAL, INDUSTRIA Y AGRICULTURA

Ciudad Real 11. (De nuestro corresponsal.) Por tercera vez ha venido el Caudillo a Puertollano. En todos

los pueblos del recorrido el vecindario estaba en las calles engalanadas, como en los días de gran fiesta,

para testimoniar al Generalísimo su adhesión. Vibrante fue el paso de Franco por la capital, que cruzó

entre vítores y aclamaciones, porque Ciudad Real sabe que en un futuro cercano el Jefe del Estado no la

hará tránsito, sino meta de su viaje. En la ciudad que hace setecientos años fundara el Rey Sabio se

trabaja, como en todos los lugares de la Patria, con fe por el propio engrandecimiento, que, en definitiva,

es el de España.

Los actos de hoy encierran un hondo significado, porque el Caudillo ha inaugurado los nuevos edificios

del Instituto de Enseñanza Media´ y de la Escuela de Maestría Industrial, fronteros el uno del otro y

separados sólo por un ancho y bello patio como símbolo de la unión de la ciencia y el trabajo, de la

inteligencia y de la pericia. Si hay que forjar a los hombres desde abajo, desde pequeños, el acto de hoy

ha constituido el más adecuado pórtico del de mañana, en que se pondrán en marcha nuevas fábricas del

complejo industrial de la Empresa Nacional "Calvo Sotelo".

En el mismo ambiente van a vivir y forjarse los futuros universitarios y los maestros, oficiales y capataces

de la industria. Y en esta unión y comprensión de los hombres y de las clases está el futuro de España.

Entre obreros y estudiantes no habrá otras barreras que las de un horario y una disciplina diferentes.

Ambos edificios, de sencillas líneas, han costado aproximadamente lo mismo, unos seis millones de

pesetas cada uno, lo que pone de relieve que el Gobierno atiende por igual a unas y otras materias de

enseñanza. Y en esta fusión amistosa y hermanada de quienes han de dirigir y obedecer, de mandar y

ejecutar, está la promesa de una cordial solidaridad que tanto había echado de menos el pueblo español y

que ha de conducir, a logres importantes en la ruta trazada con rumbo y meta comunes.

En la Escuela de Maestría Industrial un centenar de alumnos velaban armas de paz. tornos y fresadoras,

con el uniforme azul ds sus monos de trabajo, en perfecta alineación de soldados del resurgir de la Patria

que daban la novedad al capitán que los dirige e impulsa.

Nubes de pancartas casi volaban por encima de la multitud apiñada ante los centros inaugurados. Aunque

eran diversas en sus leyendas, todas expresaban deseos de trabajo y paz, y la afirmación de fe en el

Caudillo, que recobró esta parcela de España para su engrandecimiento.

En esta última visita iremos notado mayor entusiasmo si cabe, entre las gentes de Fuertollano, volcadas

materialmente en sus calles, que en las dos anteriores, porque ya se ven y se palpan los beneficios de algo

que veinte añs atrás parecía un sueño lejano.

LA LLEGADA DEL GENERALÍSIMO A CIUDAD REAL

Ciudad Real 11. Esta ciudad y los pueblos del recorrido tributaron al Jefe del Estado un grandioso

recibimiento en su viaje hasta Puertollano, donde, mañana presidirá la inauguración de la fábrica de

abonos nitrogenados de la Empresa Nacional Calvo Sotelo.

Las autoridades provinciales con los gobernadores civil y militar al frente, acudieron al limite de la

provincia para cumplimentar a Su Excelencia. A Puerto Lapice, primer pueblo de Ciudad Real, lle

gó el Caudillo a las cinco y media. Allí se habían concentrado representaciones de las Jefaturas locales de

Falange de los pueblos limítrofes, así como de los respectivos vecindarios que tributaron al Jefe del

Estado a su paso por la carretera general y demás calles hasta iniciar la marcha a Ciudad Real una acogida

cariñosísima. El caudillo, desde el coche, correspondía sonriente a las aclamaciones de la multitud.

También el paso por Arenas de San Juan, Daimiel, Torralba de Calatrava y Carrión ha tenido caracteres

similares.

A Ciudad Real, capital, llegó Su Excelencia a las seis y media en punto de la tarde, haciendo su entrada

por la puerta de la Mata, donde se hallaba instalado un arco monumental con una salutación al Jefe del

Estado. Todas las calles de la población por las que pasó la comitiva se hallaban profusamente adornadas

y abarrotadas de público que prorrumpió en entusiastas aclamaciones al divisarse el coche que ocupaba

Su Excelencia, quien saludaba afectuosamente con la mano ante las aclamaciones y vítores que se le

tributaban y que se prolongaron hasta que el coche tomó la carretera de Puertollano a las siete menos

veinticinco de la tarde.— Cifra.

APOTEOSICO RECIBIMIENTO EN PUERTOLLANO

Puertollano 11. El Jefe del Estado ha llegado a esta ciudad a las 7,10 de esta tarde en viaje directo desde

Madrid. Venía acompañado de los ministros de la Gobernación, D. Camilo Alonso Vega; Educación

Nacional, D. Jesús Rubio; industria, D. Joaquín Planell, y Agricultura,, D. Cirilo Cánovas; jefes de las

Casas Civil y Militar y ayudantes de servicio. También figuraba en la comitiva el capitán .generar de la

Primera Región Militar, Sr. Rodrigo.

La ciudad ha tributado al Generalísimo un apoteósico recibimiento. Sus 14.000 trabajadores han querido

demostrarle su agradecimiento porque consideran que el resurgir industrial de Puertollano se la deben a

él.

Al descender el Caudillo del coche a los acordes del himno nacional, el alcalde de la ciudad, Sr.

Caballero, le dio la bienvenida. Hechas las presentaciones por el gobernador civil, el Generalísimo,

acompañado por las autoridades y seguido de una inmensa multitud que le aclamaba, se dirigió al

emplazamiento de los dos Centros que iba a inaugurar inmediatamente: el Instituto de Enseñanza Media y

la Escuela de Maestría Industrial, donde se habían levantado arcos iluminados y cuyas fachadas aparecían

engalanadas con banderas y gallardetes. Dentro del recinto, y sobre un altar que se había levantado, el

obispo de la diócesis, doctor Hervás, ofició en la bendición de ambos Centros. A Continuación el Jefe del

Estado, acompañado de las personalidades del séquito, recorrió las instalaciones de los nuevos edificios.

Al salir el Jefe del Estado se repitieron las manifestaciones de entusiasmo y adhesión popular. El inmenso

gentío que esperaba en los alrededores aclamó fervorosamente al Caudillo, que entre vítores desfiló por

las calles de Puertollano hasta la residencia de ingenieros de la Empresa Nacional Calvo Sotelo, donde

pernoctará.

Es ésta la tercera vez que llega el Generalísimo a la ciudad de Puertollano: la primera en marzo de 1940,

en que visitó las instalaciones mineras e industriales de la Sociedad de Peñarroya; la segunda, el 20 de

mayo de 1952, para inaugurar el complejo industrial y la presa de Montoro, que abastece de agua las

instalaciones de las factorías industriales.—Cifra.

 

< Volver