Primera declaración del Gobierno del año 1965     
 
 Nuevo Diario.    30/10/1969.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Primera declaración del Gobierno del año 1965

"El día 9 de julio de 1965, y bajo la presidencia del Jefe del Estado, se reunió

en el palacio de El Fardo el Consejo de Ministros. El ministro de Información y

Turismo facilitó la acostumbrada ampliación de lo tratado. En primer lugar, dio

lectura a la siguiente declaración del Gobierno sobre el programa político de

esta nueva etapa, tras la reorganización del Gabinete, que decía, entre otras

cosas:

DECLARACIÓN DEL GOBIERNO.—El Gobierno ha examinado la situación de la política

nacional al iniciarse esta nueva etapa de gobierno, en la que se acusa su

estabilidad política, el espíritu de unidad entre los españoles y el deseo

unánime de seguir avanzando por el camino emprendido a la terminación de nuestra

guerra de liberación, que permite contemplar con fundado optimismo la nueva

etapa que se presenta.

El Gobierno expresa su decidida voluntad de proseguir, con la máxima

coordinación y renovado esfuerzo, la ejecución y perfeccionamiento del Plan de

Desarrollo Económico y Social, que constituye la gran empresa colectiva de los

españoles en esta hora. Dedicará su máxima atención a la situación y mejora del

sector agrario, con el fin de transformar y perfeccionar sus estructuras,

aumentar sus rendimientos y neutralizar las condiciones naturales en cuanto le

sean adversas, adoptando cuantas medidas de urgencia demanden las circunstancias

actuales del agro. Prestará atención especial a la política de rentas, con

vistas a que su justa distribución sirva las exigencias de un mayor bienestar

social. Dentro del mantenimiento de la estabilidad económica, procurará que las

retribuciones labóralos se i n c rementen en consonancia con los aumentos

progresivos de la productividad, base indispensable para" asegurar el poder

adquisitivo de los salarios. Promoverá con toda intensidad los avances en

materia de enseñanza, formación profesional e in-v e s ligación científica.

Fomentará la creación de puestos de trabajo, intensificando el proceso de

industrialización y la transformación de las estructuras productivas, dedicando

especial atención a´ la industrialización de los productos, agrícolas.

En nuestro comercio interior se estimulará la acción de las cooperativas,

hermandades y otras entidades asociativas sindicales, la ordenación de los

mercados y la mejor comercialización de los productos agrícolas, con el fin de

satisfacer los anhelos de nuestros productores campesinos y lograr

un mejor servicio de los consumidores. En el comercio exterior se intensificarán

por todos los medios nuestros intercambios con vistas a la expansión de nuestras

exportaciones y a la. más rápida nivelación de nuestra balanza comercial.

En el convencimiento de que la elevación y extensión de la cultura es la mejor

fuente de bienes para nuestro pueblo y la base más firme para labrar nuestro

futuro, se intensificará la acción cultural en todos los escalones, e s

timulando la proyección de la Universidad y de las enseñanzas técnicas en todos

los ámbitos de la nación.

El Gobierno dedicará la mayor parte al perfeccionamiento de la universidad,

consciente del papel que, incorporada al empeño de perpetuar una paz y de lograr

un progreso superior al que ya venimos disfrutando, le corresponde, así como de

su responsabilidad en la formación de la juventud, que de modo consciente se

incorpora a todas las tareas constructivas del desarrollo y grandeza de la

nación, a cuyos más altos puestos de gobierno ya ha1 llegado.

Tras la dilatada experiencia de este fecundo periodo de más de cinco lustros de

paz, de unidad y de esperanza, e n t i ende el Gobierno que, en la línea de la

más noble tradición española y en forma que responda a las exigencias del

porvenir, es tarea primordial de la hora presente dar cima al proceso

institucional, acentuando el carácter representativo del orden político, para

asegurar la continuidad en el futuro, completando y perfeccionando nuestro

sistema de leyes fundamentales cimentado en los principios del Movimiento

nacional.

La unidad ejemplar de los ejércitos de Tierra, Mar y Aire seguirá haciendo de

ellos la guarda de la paz de España, con la eficaz colaboración de todos los

institutos armados. El Gobierno continuará preocupándose por su modernización y

la utilización al máximo de sus posibilidades educativas del pueblo y su

colaboración en el terreno de la capacitación profesional.

 

< Volver