Autor: Oneto Revuelta, José. 
 Doce gobiernos en treinta y un años. 
 Las crisis ministeriales del Régimen     
 
 Madrid.    30/10/1982.  Página: 10-11. Páginas: 2. Párrafos: 32. 

INFORME DE MADRID

Por J. ONETO REVUELTA

DOCE GOBIERNOS EN TREINTA Y UN AÑOS

Las crisis ministeriales del Régimen

Setenta y seis ministros entre el Gobierno de 1938 y la crisis de 1969

Franco hace las crisis los martes." La frase, ya casi axiomatica para algunos,

sa ha popularizado estos dias en los medios políticos madrileños y se ha

esgrimido como prueba irrefutable ante los insistentes rumores, acentuados en

las últimas fechas, de que el ministro de Hacienda, señor Espinosa San Martín,

había presentado la dimisión irrevocable de su cargo ante el Jefe del Estado.

Pero esta vez la crisis ministerial de un martes de noviembre de 1969, cuando ya

las listas ministeriales circulaban de mano en mano, iba a retrasarse por

circunstancias políticas

¿Cuándo hace las crisis el Jefe del Estado? ¿Qué factores intervienen para la

renovación del equipo ministerial que cada quince días se reúne con Franco a

despachar en el palacio de El Pardo? ¿Con qué grupos cuenta El Pardo a la hora

de las decisiones? ¿Qué criterios políticos sigue?

La verdad es que (os criterios y los períodos que conducen a las crisis

ministeriales en el país son un poco

desconocidos y en cierto modo algo imprevisibles, aunque de hecho los rumores de

renovación se extiendan periódicamente por los círculos políticos, respondiendo

más a comentarios por vía de rumor que a un real conocimiento de la situación

política del Poder.

Doce Gobiernos en treinta y un años

El Gobierno que acaba de hacerse publico en el "Boletín Oficial del Estado" hace

el número 12 desde aquel primer Gabinete de eneró de 1938, de año y medio de

duración, que contaba con 11 ministros claramente delimitados ideológicamente

(carlistas, monárquicos y falangistas más o menos jose antonianos) y cuya única

preocupación política era acabar con la guerra que durante dos años consumía al

pais.

Los primeros órganos decisorios nacidos del Regimen del 18 de Julio fueron la

Junta de Defensa Nacional, creada una semana después del Alzamiento y con una

duración de meses, y la Junta Técnica del Estado, regida por ley de 1 d´e

octubre de J939 y que va a durar año y medio.

La Junta Técnica, por su carácter colegiado y decisorio, puede considerarse como

el primer Gobierno del nuevo Régimen, aunque de hecho muchos comiencea a contar

a partir de que el Jefe del Estado se convierte en Presidente del Consejo.

Esta/Junta Técnica reunía a ocho ^Comisiones (Hacienda, Justicia, Industria,

Comercio y Abastos, Agricultura -´y Trabajo Agrícola; Comunicaciones y Trabajo,

Obras Públicas y Cultura y Enseñanza) y fue presidida por los generales don

Fidel Dávila y don Francisco Gómez Jordana.

La actual estructura del Consejo de Ministros, aprobada por la ley de Régimen

Jurídico de la Administración del Estado (texto refundido aprobado por decreto

de 28 de Julio de 1957), que especifica en su artículo segundo que los órganos

superiores de la Administración del Estado son el Jefe del Estado, el Consejo de

Ministros, las Comisiones delegadas, el presidente del Gobierno y los ministros,

divididos en Presidencia del Gobierno, Asuntos Exteriores, Justicia, Ejército,

Marina, Hacienda, Gobernación, Obras Públicas, Educación y Ciencia, Trabajo,

Industria, Agricultura, Aire, Comercio, Información´ y Turismo y Vivienda.

EL GOBIERNO SALIENTE

El Gobierno que acaba de dejar el Poder ha sido de una duración media por encima

de la normal, ya que aunque hay ministros que han permanecido en Ministros.

E! cargo menos tiempo del normal (cinco años), otros lo han sobrepasado con

mucho.

Este Gobierno que acaba de ser relevado, formado por militares, técnicos,

falangistas y hombres más o menos cercanos a una democracia cristiana de

derechas, ha sido sin duda el que ha vivido, dentro de los esquemas del Poder,

una etapa más activa en cuanto a la configuración del Régimen se refiere: la ley

de Prensa, nombramiento de sucesor, Ley Orgánica... y toda una serie de

disposiciones legislativas importantes para el futuro del país.

DEL GOBIERNO DEL 38 A LA CRISIS DEL 69

En treinta y un años, 76 ministros han formado parte del Gobierno español. Todos

ellos responden a unas características generales que permitiría englobarlos

dentro del grupo de militares, falangistas, tradicionalistas, antiguos diputados

de la C.E.D.A.. monárquicos, allegados a la Democracia Cristiana o técnicos

procedentes la mayoría de Cuerpos de la Administración y especialmente del

escalafón de abogados del Estado.

Es difícil establecer una metodología que responda de forma fiel a los periodos

en que se han producido renovaciones en el ´Gabinete, ya que muchas de éstas han

obedecido a razones fortuitas (fallecimientas) o bien han respondido a una

simple reestructuración de personas que no han tenido que ver mucho con la

cambiante situación política del país. De todas formas existen unos períodos

históricos importantes, dentro de los cuales diversos factores han influido para

que el Jefe del Estado se haya visto obligado no sólo a proceder a un reajuste

de personalidades, sino a marcar una nueva línea en la política del país. Es

partiendo de estos hechos que ya constituyen historia desde donde se pueden

examinar las crisis ministeriales con Franco.

Los Gobiernos de entreguerras

Entre el final de la guerra civil española y el de la segunda guerra mundial se

extiende un-período de siete años, en el que se produjeron cinco cambios

importantes de ministros. Con la guerra civil recién terminada el primer

Gobierno se tiene que enfrentar con, una situación económica caótica, con unos

principios nacional-sindicalistas que implantar y con una Europa que está a

punto de entrar en la guerra y.que obliga por circunstancias políticas a cambiar

el Gobierno de 1938.

El que se ha llamado Gobierno de la paz quedó estructurado del siguiente modo:

Asuntos Exteriores: Juan Beig-beder.

Gobernación: Ramón Serrano Sufier.

Ejército: José Enrique Várela Iglesias.

Marina: Salvador Moreno Fernández.

Airé: Juan Yagüe Blanco (Juan Vigón, el 27 de junio de 1940).

Justicia: Esteban Bilbao Egnía.

Hacienda: José Larraz López.

Industria - Comercio: Luis Alareón de la Lastra.

Agricultura - Trabajo: Joaquín Benjtunea Borín.

Educación Nacional: José Ibáñez Martín.

Obras Públicas: Alfonso Peña Bouef. •

Secretaria General; Agustín Muñoz Grandes.

Sin cartera: Rafael Sánchez Mazas, vicepresidente de la Junta Política.

Sin cartera: Pedro Camero del Castillo, vicesecretario general de Fet y de las

Jons.

El ministerio de Defensa Nacional pasó a constituir tres ministerios militares y

salieron casi todos los antiguos ministros, excepto Serrano Suñer, que pasa a

Gobernación (antiguos ministerios del Interior y Orden Publico), y Alfonso Peña

Bouef, que continúa en Obras Públicas. Según Serrano Sufier, este Gobierno se

caracterizaba por la tendencia a la unidad falangista.

En 1940 la situación europea, con bloques y zonas de conflicto perfectamente

.delimitados,- aconseja para tranquilizar al Gobierno de Hitler el nombramiento

de Ramón Serrano Suñer en Asuntos Exteriores. que sustituye al ccrcnel Beigbe-d

e r. evidente antlgennanista, quedando el Gobierno prácticamente igual.

Sustituye a Serrano Suñer en Gobernación el coronel de Estado Mayor don Valentín

Galarza, que ocupaba la Subsecretaría de la Presidencia del Gobierno. Reemplazó

al coronel Galarza un joven marino, don Luis Carrero Blanco, actual

vicepresidente del Gobierno.

En mayo de 1941, después de las entrevistas de Franco con Hitler y Mussolíni,

que consiguen alejar la guerra de España, las posiciones falangistas se

refuerzan considerablemente con la entrada de José Antonio Girón de Velasco en

Trabajo (donde permanecerá cerca de dieciséis años), José Luis Aírese en la

Secretaría General del Movimiento y Miguel Primo de Rivera en Agricultura.

Larraz es sustituido en Hacienda por Joaquín Benjumea.

El atentado de 1942 contra el ministro del Ejército, Várela, en medio de una

creciente tensión entre ciertos sectores gubernamentales, -provoca otro reajuste

(Blas Pérez González por Galarza en Gobernación, Asensio Cabanillas por Várela

en Ejército), cuya principal significación hay que encontrarla en el ministerio

de Asuntos Exteriores, al que viene nuevamente el conde de Jordana, y

posteriormente, a la muerte del general Jordana, José Félix de ´Lequerica. Ha

comenzado el de->clive del Reich y con él de quienes durante los primeros años

del régimen fueron sus cerebros Ifieológicos.

Falangistas, monárquicos, militares, tradicionalitas, militantes católicos y

tecnócratas, en la composición de los distintos Gabinetes

A partir de esta fecha, los ´ cambios se irán produciendo con menos

frecuencia y periodicidad.

La crisis de 1945

"El Estado español proclama como principio rector de sus actos el respeto á la

dignidad, la integridad y la libertad de la persona humana." El 17 de julio de

1945, IX aniversario del Alzamiento Nacional, se hace público el F-.ero de los

Españoles. En el protocolo de la Conferencia de Potsdam las tres grandes

potencias dan cuenta que desoirán cualquier petición del Gobierno español para

su ingreso en la Onu por su relación con Alemania e Italia. De Pirineos para

adentro aún es la época de la escasez. El "maquis" hace su aparición en

distintos puntos del país. El 20 de julio de 1945, Franco reorganiza el

Gobierno. Se suprime el ministerio que acogía a la Secretaria .General del

Movimiento, per.o cuatro falangistas ocupan puestos en el Gabinete. Alberto

Martín Artajo. en el ministerio de Asuntos Exteriores, con el país aislado

diplomáticamente, va a tener que enfrentarse con una difícil situación política.

El antiguo presidente de Acción Católica será el hombre del Concordato y de los

Acuerdos con Estados Unidos. El Gobierno de 1945, que va a durar seis años, era

el siguiente:

Auntos Exteriores: Alberto Martin Artajo.

Gobernación: Blas Pérez González.

Ejército: Fidel Cavila Arredondo.

Marina: Francisco Regalado Rodríguez.

Aire: Eduardo González GaVirrt

Justicia: Raimundo Fernandez Cuesta..

Hacienda: Joaquín Benjumea Burin.

Industria-Comerdo: Joan Antonio Suanzes Fernández.

Agricultura: Carlos Reln Segura.

Trabajo: José Antonio Girón de Velasco.

Educación Nacional: José Ibáñez Martín.

Obras Públicas: José María Fernández Ladreda,

La crisis de julio de 1951

En 1951 España ingresa en la Unesco. Un año antes se había firmado el Acuerdo

hispano-norteamericano de 1930 y se había planteado en la Onu la anulación de

las sanciones diploma. ticas. Madrid está representada en la Organización de la

alimentación y agricultura de las Naciones Unidas (F.A.O.).

Veinticuatro Jefes de Misión (catorce embajadores y diez ministros) ge

encontraban ya en la capital del país. El 5 de noviembre son anuladas las

sanciones diplomáticas.

La configuración del Régimen había dado un paso importante con el, referéndum de

1947, que establece que España es un Reino y que Franco es Jefe del Estado con

carácter vitalicio.

Las circunstancias apuntadas hacen que el 17 de julio de 1951 se plantee mía

crisis ministerial profunda en la que se .renuevan once carteras. El Gobierno de

1951, llamado de "liberalíza-ción", da entrada a monárquicos conocidos y engloba

a casi todas las tendencias políticas afines al Poder. Luis Carrero Blanco (el

ministro que lleva más tiempo con Franco) es nombrado ministro, siguiendo al

frente de la Subsecretaría de la Presidencia, y se crean dos nuevos

departamentos: el ministerio de Información y Turismo, del que se encargará

Gabriel Arias Salgado, y el de Comercio, desglosado de Industria.

La cartera de Educacion Nacional es aceptada por Joaquín Ruiz Gimenez nombre

procedente de filas de Accion Catolica importante de Pax Romana quien comienza

una politica nueva para la, Universidad española. Pedro Lain Entralgo y Antonio

Tovar. antiguos falangistas, se encargarán de los Rectorados de Madrid y

Salamanca

Los "conünuístas". es decir, los que continúan ostentando el cargo, serán Martin

Artajo, Girón. Gallarza y Blas Pérez. £1 monárquico conde de Vallellano entra en

Obras Públicas, y Falange Española vuelve a disponer de su Secretaría General

del Movimiento (seis años vacante), con Fernández-Cuesta al frente.

Dávila es sustituido por Muñoz Grandes en Ejército, y Marina, Justicia, Hacienda

y Agricultura son ocupados por Moreno (almirante), Iturmendi (tradicio-nalista),

Gómez de Llano (técnico y abogado del Estado) y Cavestany (ingeniero agrónomo).

En lo económico,- el ministerio de Comercio (dirigido por Manuel de Arburúa) se

separa del de Industria (que ocupa el militar Joaquín Planell). Se van

abandonando poco a poco los principios autárqulcos que el país aislado había

necesitado y se pone en marcha una política de expansión basada en los grandes

Planes (Plan de Badajoz como partida). Este Gabinete -firma los Pactos con U. S.

A. y el Concordato con el Vaticano.

La crisis 1956-1957

Cinco años dura la etapa libe, ralizadora de Rulz-Gímenez en Educación. Diversos

acontecimientos surgidos en la Universidad—preludio de los periódicos incidentes

que se vendrán produciendo a partir de 1962—y constituidos principalmente por el

enfrenta miento de los estudiantes contra el Sindicato Español Universitario, de

estructura falangista, van a desembocar en una intensa agitación po. lítica, que

trasciende a la calle y termina con disparos. Un Joven falangista cae herido y

parece que los acontecimientos (se prohibe el Congreso de Escritores Jóvenes y

son detenidos varios intelectuales) van a desbordar la situación.

En febrero de 1956, Ruiz-GI-ménez es sustituido por Jesús Rubio y García-Mina, y

Fernández-Cuesta, por José Luis de Aírese. ;

El proceso económico expan-slonista, impulsado por el Gabinete de 1951, va a

provocar una crisis económica que desembocará en la inflación y que necesitará

de nuevos planteamientos para solucionarlo.

Paralelamente, Marruecos, hasta entonces Protectorado español, adquiérela

independencia, y en el mismo-año, fuerzas armadas marroquíes´ atacan Ifni, que

se convertirá en provincia española en 1958.

En politica, exterior. U. S. A. es la meta.

En febrero de 1957 sube al Po. tíer el noreao GoMerco ¿e Fran. co. y ron

sustituidos varios de les ministros que llevan más de diez años en el Poder

(Girón. Martín Artajo y Blas Pérez-Gccirález). Entra Casüella en Asunto»

Exteriores; Sanz Orno, en Trabajo, y Alonso Vega, en Gobernación. Muñoz Grandes

es sustituido por Barroso en Ejército; Salvador Moreno, por Abirzuza, en Marina,

y González Galiana, por Díaz de Lecea, en Aire. Sigue Joaquín Planell en

Industria y entra el profesor de economía Alberto Ullastres en Comercio. Solis

es nombrado para la Secretarla General. La cartera de Hacienda la ocupa Navarro

Rubio; Cirilo Cánovas va a Agricultura, y Jorge Vigón, a Obras Públicas. Pedro

Gual Villalbí en. tra como ministro sin cartera. Se crea el ministerio de la

Vivienda, para el que es designado Aírese, que tres años más tarde sería

sustituido por Martínez Sánchez-Arjona.

La crisis de 1962

A mediados de 1962 numerosos españoles del exilio y del interior se reúnen en

Munich. En la Universidad el grado de politización y de protesta resulta cada

vez más inquietante para el Gobierno, mientras que el mundo laboral comienza a

organizarse y el malestar también va en aumento. En lo económico, la

liberalización programada por los ministros técnicos y la estabilización dan un

impulso a la vida económica del país. La balanza de pagos comienza a no ser tan

deficitaria y en Europa comienza a descubriese el "sol de España". En julio de

1962 muchos periódicos extranjeros se hacen eco de la entrada en el ministerio

de Información del joven profesor de Derecho Político Manuel Fraga Iribame, que

promete una nueva ley de Prensa que eliminará el sistema de censura previa a que

han estado sometidos los periódicos desde la guerra. Los ministerios militares

son reestructurados y el antiguo secretario general del Movimiento, el capitán

general Agustín Muñoz Grandes, es nombrado vicepresidente del Gobierno. Nieto

Antúnez es ministro de Marina; Martín Alonso, del Ejército, y Lacalle, del Aire.

Un hombre en la Comisaría General del Plan de Desarrollo, Laureano López Rodó,

dependiente de la Presidencia del Gobierno, anuncia un Plan de Desarrollo en un

intento de centralizar la situación y los objetivos económicos. Dos técnicos,

Gregorio López Bravo y Manuel Lora Tamayo, se hacen cargo de las carteras de

Industria y Educación. Un falangista. Romero Gorrla, va a Trebejo. El resto del

Gabinete permanece -Inalterado. En 1964, al fallecer Martin Alonso, es nombrado

ministro de! Ejército Menendez.

Él reajuste de 1965

En 1963 se procede a un nuevo reajuste ministerial que no afecta es esencia a,

la estructura del Gotterno. aunque muchos lo con si cifran como un .nuevo

Gobierno. Laureano López Rodó, catedrático de Derecho Administrativo e intimo

colaborador de Carrero Blanco en la Presidencia del Gobierno, pasa a ser

ministro sin cartera como comisario del Plan de Desarrollo. Los ministerios

económicos son ocupados por Juan José Espinosa San Martín (Hacienda), Faustino

García-Moncó (Comercio). Antonio Iturmendi es nombrado presidente de las Cortes,

y es nombrado Antonio María de Oriol y Urquijo (tradicionalista) para cubrir la

vacante en Justicia. A Agricultura va Adolfo Díaz-Ambrona, y a Obras Públicas,

Federico Silva Muñoz.

Lora Tamayo, cansado y agobiado por los continuos incidentes que convierten a la

Universidad en un campo de batalla claramente político, presenta su di. misión.

1968 es el año Villar Palasi, que se encarga de la cartera de Educación y

Ciencia.

Era el último cambio antes del de hoy.

J. O. B.

 

< Volver