Autor: ;Alda, Julio. 
 Panorama electoral. Vascongadas. Fuerte opción regionalista. 
 Fuerte opción regionalista  :   
 La libertad de los presos políticos. 
 Pueblo.    27/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

O La libertad de los presos políticos polariza la atención de todas las candidaturas

Alternativas de carácter provincial y regional van a intervenir en Vascongadas en las próximas elecciones,

porque, de las candidaturas entre las que los vascos van a decidir su futuro, existen varias de marcado

matiz regionalista. Y estas peculiares circunstancias suponen unas opciones muy definidas que cuentan

con importantes recursos.

Aquí, el hegemónico papel que desempeña el centro oficial en otras latitudes, va a tener su baza, pero sin

alardes. Incluso, si comparásemos ésta con las cifras que el presidente y sus hombres puedan obtener en

otras provincias, tal vez pueda calificarse de fracaso. Son otros los que van a jugar el papel de

protagonista, y entre todos el Partido Nacionalista Vasco.

* GUIPÚZCOA: LA AMNISTÍA EN PRIMER PLANO SAN SEBASTIAN. (PUEBLO, por Ramón

CRIADO.)

También es cierto que aquí, y en las actuales circunstancias, las elecciones ocupan un segundo plano. Lo

que polariza la atención de los guipuzcoanos es, qué duda cabe, la amnistía. Y los partidos se valen de

ella para acentuar su penetración entre los sectores. Todos juegan o quieren jugar a este deporte. Todos

negocian o presionan con él. Y cuando digo todos, me refiero, incluso, a los que tienen poco que hacer en

los comicios.

Otra opción, que a nivel del Estado español no tiene imitadores es G. U. Guipúzcoa Unida no son sólo los

hombres de Fraga, con serlo, G. U., según sus dirigentes, es una coalición de partidos entre los que

Alianza popular es. uno más.

La gran incógnita, son los grupos de izquierdas «abertzales». Conocer ahora su grado de penetración entre

el ´electorado es prematuro y de difícil pronóstico. Tal vez, a la hora de la verdad, entre la inclinación que

se observa hacia e! P. N. V., P. S. O. E., G. U. y P. C, por un lado, y su excesiva atomización, por el otro,

resulte que no suponga gran casa. De momento, representan una de las genuinas opciones a que hacía

referencia más arriba.

Siete son los puestos a cubrir en eí Congreso de Diputados por esta provincia, y tres, para el Senado. Para

la Cámara Baja, los partidos políticos y las agrupaciones de electores presentan listas individuales,

encabezadas por sus más significados dirigentes. Sólo para el Senado se han presentado candidaturas

apoyadas simultáneamente por diversos grupos, como el Frente Autonómico, apoyado por el Partido

Nacionalista Vasco, el Partido Socialista de Euzkadi (P. S. O. E.), Acción Nacionalista Vasca y E. S. E. I.

• VIZCAYA: DESORIENTA EL ABANDONO DEL K. A. S.

BILBAO. (PUEBLO.)— Setecientos cuarenta y ocho mil seiscientos setenta y tres votantes, que en las

listas correspondientes al -31 de diciembre de 1976 figuraban como mayores de edad, tiene la provincia

de Vizcaya. Carecemos en este momento de listas más actualizadas, por lo cual la cifra total de mayores

de edad con capacidad de voto podría aumentarse en 9.326, obteniendo un total probable de 757.999

votantes en la provincia.

En cuanto ai índice de abstenciones es imposible de determinar, puesto que los tristes acontecimientos cíe

la semana pro amnistía

han incidido fuertemente sobre las decisiones a este respecto: en fechas anteriores se calculaba una

abstención natural del 10 por 100. porcentaje a] que habrá que añadir la abstención activa

Por parte de los candidatos la situación no es : confusa, y ello también debido a los incidentes del fin

de samana en Euskadi. Con ¡a decisión del K. A. S. de abandonar las elecciones y estaba considerado

como segunda fuerza electoral, se va a producir un considerable aumento de las abstenciones y un

trasvase de votos hacia otros partidos. Por lo pronto, la agrupación independiente Euzkadiko Ezkerra, que

podría haber copado uno de los puestos de mayor importancia de] Congreso, ha quedado desmantelada.

P.N.V., partidos socialistas abertzales tales como A.N.V. y E.S.B., P. S. O. E. y quizá algún partido de la

derecha, figuran ahora como principales candidatos, si bien en la opinión pública vizcaína pesa con

singular fuerza el Partido Nacionalista Vasco. Pero la situación se ha enturbiado por los recientes sucesos

y es difícil prever las reacciones d«l votante.

* ÁLAVA:

VITORIA. (PUEBLO, por Julio ALDA.)

Dieciséis candidaturas se mantienen en la provincia de Álava al iniciarse la campaña electoral. En este

abanico amplio de posibilidades, en la derecha se encuentra Alianza Popular, con nombres relativamente

jóvenes en sus listas. Por Unión de Centro Democrático se presentan una serie de nombres conocidos y

surgidos de estamentos oficiales, industriales y de funcíonariado. Como puente hacia otras posiciones se

presenta también la Democracia Cristiana Vasca, que acepta el «hecho español» pero reclaman

autonomía.

A continuación podría colocarse al P N V con una imagen polémica pero popular, y al P.S.O.E. (h.) que

prepara 21 mítines, con Murilio ai frente. Álava es una de las provincias en las que se presenta Falange

Española Auténtica, así como un partido esperado con expectación, e! P.S.P de Euskera, que aparece sin

figuras destacadas, al menos de momento.

En e) bloque de los «clásicos», el P.S.O.E. de Euskadi y el P.C. de Euskadi. Como una incógnita, aunque

con muchos mítines previstos, aparece el E.S.B.

Posturas más radicales están representadas por el Frente Democrático de Izquierda y la Agrupación

Electoral de Trabajadores y la Izquierda Abertzale que protagonizaba en los últimos días la noticia al

retirarse algunos de sus candidatos, retirada que no fue posteriormente aprobada por la Junta Electoral.

Por último, difícilmente calificables, están las candidaturas de la Federación de Cooperativas de Álava y

el Partido Proverista tras su rechazo en Madrid.

Como líneas generales de las candidaturas políticas en Álava podrían apuntarse, para terminar, tos

siguientes puntos:

• Fuerte dificultad, sobre todo en los sectores de centro y derecha, para elaborar las listas.

• Ele vado interés del electorado por informarse de las distintas opciones y consiguiente lleno o al

menos muy elevada concurrencia en los mítines de los distintos grupos.

• Falta de programas concretos.

• Ausencia, en términos generales, de «grandes nombres».

 

< Volver