Autor: Sopena Daganzo, Enrique. 
   Primer gran debate electoral en Barcelona     
 
 Informaciones.    28/05/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Primer gran debate electoral en Barcelona

INTERVINIERON JIMÉNEZ DE PARGA (U.C.D.), PIQUERAS (LLIGA) Y CANYELLAS (D.C.)

Por Enrique SOPEÑA

BARCELONA, 28.

QUIERO insistir aquí en que lo importante no es tanto el sucursalismo político, cuanto el sucursalismo o

las dependencias de índole económica», manifestó ayer don Manuel Jiménez de Parga en el curso del

primer gran debate electoral que se celebra en Barcelona y en el que participaron —bajo la organización

conjunta de Radio Barcelona y «Diario de Barcelona»— don Josep M. Figueras (Lliga de Catalunya,

número uno por Gerona), don Antón Canyellas (Unión del Centro y la Democracia Cristiana, número uno

por Barcelona) y el mencionado político (Unión de Centro Democrático, número dos por Barcelona).

El debate duró hora y media y sirvió para analizar temas como el sucursalismo, el centrismo, la

emigración y el Estatuto de Autonomía. Conviene adelantar que la sesión se desarrolló bajo unos índices

de escaso apasionamiento, sin que se intercambiaran ataques personales ni duras agresiones ideológicas.

Solamente en alguna ocasión tanto el señor Figueras como el señor Jiménez de Parga intercambiaron

alusiones críticas. En realidad, tácitamente, la Lliga y los democristianos actuaron ayer

mancomunadamente, mientras Unión de Centro Democrático debía defenderse en solitario. Otro aspecto

noticiable lo constituyó el hecho de que ninguna intervención supuso mención negativa alguna para el

presidente Suárez. Sin embargo, mientras el señor Jiménez de Parga ofreció un ardoroso elogio de la

política reformista, sus dos adversarios no aceptaron en ningún momento lo que consideran «innecesaria

intromisión centralista, cuando ya existe en Cataluña un centro que, de algún modo, hubiera podido

conectar sin mayores traumas con el centrismo gubernamental».

El dirigente barcelonés de la Unión de Centro Democrático consideró en otro momento que la obediencia

catalana de un partido está en función del número de votos que el día de las elecciones obtenga. «Nadie

puede afirmar que represesta a Cataluña, si no ha comprobado que tiene detrás a la mayoría política

catalana.» En cuanto al programa de la Unión de Centro Democrático de Cataluña subrayó que «nada

tiene que ver con el programa de Madrid. Nosotros queremos la autonomía, y reivindicamos el Estatuto

de 1932, como defendemos la cooficialidad en todos los ámbitos. Ni Cataluña ni un partido deben carecer

de autonomía propia», concluyó.

La definición realizada por don Manuel Jiménez de Parga sobre la obediencia catalana de los partidos fue

rápidamente contradicha por don Antón Canyellas en estos términos: «Una cosa es el apoyo popular y

otra el lugar en donde están situados los centros de decisión política. Nosotros trazamos aquí nuestra

política y nunca nos hemos erigido en portavoces de Cataluña. Somos el partido de todos los que viven en

Cataluña, sin que haya ninguna discriminación por el lugar de nacimiento.»

Por su parte, la fórmula de independientes, a partir de la cual se ha formado aquí el Centro Democrático,

fue comentada críticamente por el señor Figueras. «Sin los partidos no llega la voz de la democracia. La

fórmula de coalición electoral que no corresponde a ningún partido tiene un cierto tufillo, porque favorece

les personalismos y el caciquismo.» Para don Antón Canyellas, «la lista que ofrece la U. C. D. puede

crear confusionismo y facilitar que continúen gobernando los mismos señores, sin dar paso a los

partidos», que «son los que hacen posible la democracia». El líder demócrata cristiano concluyó su

intervención declarando: "Nosotros sí somos de centro, porque somos interclasistas.»

En cuanto a los inmigrantes, todos coincidieron en considerarlos ciudadanos de idéntico rango a los

nacidos en Cataluña No obstante, don Manuel Jiménez de Parga, granadino de origen, rechazó

contundentemente el vocablo, pues aseguró que todos eran españoles y, además, el desarrollo tecnológico

actual —medios de comunicación, medios informativos, etc.— imposibilitaba el desarraigo de quienes

viven lejos de sus tierras de nacimiento.

MITIN DE ESQUERRA

En el casi otro extremo del abanico electoral, anoche tuvo lugar un gran mitin-recital de la coalición

Esquerra de Cataluña (integrada por dos partidos no legalizados como son Esquerra Republicana y

Partido del Trabajo). El acto se celebró en la plaza de toros de Las Arenas, y albergó a unas 20.000

personas. En repetidas ocasiones, los asistentes vociferaron el «slogan» de «¡España mañana será

republicana!». Los principales oradores fueron don Heribert Barrera (de Esquerra Republicana) y don

Manuel Gracia (Partido del Trabajo). Entre los cantantes, valga citar la actuación de Julia León, María del

Mar Bonet y Víctor Manuel.

 

< Volver