Declaraciones del ministro de la presidencia a RTVE. 
 "La reorganización de la Presidencia supone una importante disminución del gasto público"  :   
 "En fecha próxima deberá decidirse sobre el mantenimiento o supresión de 133 organismos". 
 Ya.    09/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

9-XI-77

DECLARACIONES DEL MINISTRO DE LA PRESIDENCIA A RTVE

"La reorganización de la Presidencia supone una importante disminución del gasto público"

"En fecha próxima deberá decidirse sobre el mantenimiento o supresión de 133 organismos"

"La reorganización de la Presidencia del Gobierno supone una importante disminución del gasto público:

a partir de hoy, el Ministerio de la Presidencia pierde una subsecretaría, tres direcciones generales y cinco

subdirectores generales, aun cuando se han aumentado las funciones y competencias del Ministerio", ha

manifestado don José Manuel Otero Novas, ministro de la Presidencia, en el curso de unas declaraciones,

hechas a RTVB.

Sobre el significado del real decreto de reorganización de la Presidencia del Gobierno, publicado ayer en

el "Boletín Oficial del Estado", el señor Otero Novas precisó: "De esta forma aplicamos el principio de

austeridad que preside la actuación del Gobierno y cumplimos las instrucciones que el presidente Suárez

dio al actual Gabinete en la primera reunión del Consejo de Ministros."

Señaló también el ministro de la Presidencia que ya el pasado 4 de julio se suprimieron tres subsecretarías

en la Presidencia del Gobierno, entre ellas la que él mismo desempeñaba con, anterioridad a su entrada en

el Gabinete, y que muy recientemente se ha remitido a todos los departamentos ministeriales una relación

de hasta ciento treinta y tres organismos sobre cuyo mantenimiento o supresión debe decidirse en fecha

próxima. "Queda claro—dijo—que la Presidencia del Gobierno, sin alardes, hace tiempo que ha pasado

de las declaraciones retóricas de austeridad a los hechos."

El señor Otero Novas destacó, sin embargo, que frecuentemente se habla con ligereza de la llamada

"inflación de órganos administrativos", y que a veces se produce la paradoja de que se suprime un

servicio y posteriormente la Administración tiene que pagar al sector privado para que le preste la misma

función. "Así—dijo—no se gana nada, y si obráramos de esta forma estariamos engañando al país." Puso

de relieve a este respecto el ministro de la Presidencia que España registra la más baja proporción de toda

Europa en la proporción entre empleados públicos y población trabajadora, porcentaje éste que en España

es del 11,08 por 100, mientras que en Inglaterra es del 20 por 100 y en Suecia se eleva alrededor del 25.

 

< Volver