Autor: Aradillas, Antonio. 
 Los partidos políticos y la mujer (8): ORT. 
 Injusta y sangrante  :   
 (La ley actual en relación con la mujer, sobre todo en cuanto al adulterio). 
 Pueblo.    28/05/1977.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Los partidos políticos y la mujer (8): O.R.T.

INJUSTA Y SANGRANTE

(La ley actual en relación con la mujer, sobre todo en cuanto al adulterio)

• "Abogamos por el control de la natalidad, con posibilidad de uso de anticonceptivos, como un servicio

más de la Seguridad Social"

• "Enseñanza gratuita y para todos, con especial atención hoy por la educación de adultos"

• "Aceptamos el divorcio como un derecho democrático y ciudadano"

• "La mujer casada es la primera en ser despedida por las empresas"

Juana Doña, de la Secretaria Central del Frente de Mujeres de la Organización Revolucioria-ria del

Trabajo (O. R. T.), candidata al Senado, fue condenada a muerte «sólo por ser comunista y por defender

los derechos democráticos> el año 1947, pasando dieciocho años en la cárcel. «Dejé, me dice, un niño de

tres años y me lo encontré con veintiuno. Mi compañero tuvo menos suerte que yo y lo mataron...

Personalmente no quiero hablar de las torturas a que fui sometida. Hay que olvidar y perdonar, sobre todo

en estos tiempos de reconciliación...> Paloma González, de la Comisión Central del Frente de Mujeres, de

la O. R. T., candidata al Congreso, no estuvo ni condenada a muerte ni en la cárcel, pero pudo haberlo

estado si hubiera tenido entonces más edad... Con una y otra dialogo ahora en torno al tema «los partidos

políticos y la mujer», sin olvidarme de que todavía no está legalizado este partido, aunque no impida su

actual difusión por todo el país...

MUTUO CONSENSO

—El treinta y cuatro por ciento de nuestros militantes son mujeres. Convencido el partido de la

importancia que tiene hoy la mujer y de la necesidad que padece de adecuarse a los tiempos nuevos, creó

la Secretaría Central del Frente de Mujeres, integrada en la «Unión para la Liberación de la Mujer» (U. L.

M.), como organización de masas, con la tarea específica de promocionarla en todos los frentes. La

problematicidad del sector femenino y el elevado número de militantes reclama una atención especial por

parte del partido aunque después, en él, no se diferencie la actividad del militante y de la militante.

—¿Divorcio?

—Si, pero en unas condiciones que favorezcan a la mujer. Aceptamos el divorcio como un derecho

democrático y ciudadano pero regulado con una ley justa que presuponga y asegure la independencia

económica de la mujer. Divorcio por mutuo consenso. F´ hombre y la muier han de ser tan libres para,

divorciarse como lo son para casarse. El máximo motivo justificado que existe es la decisión de no

continuar más juntos...

— ¿Aborto?

—El aborto es medida última y extrema por la que nunca opta la mujer por gusto. Abogamos por el

control de la natalidad, con posibilidad de uso de anticonceptivos, como un servicio más de la Seguridad

Social, médicamente regulado y con la correspondiente educación sexual. Así se reducirían

considerablemente las maternidades no deseadas. Abogamos, en los casos extremos, por la

despenalización del aborto.

—Enseñanza?

—Siempre gratuita y para, todos, con especial atención hoy por la educación de adultos en la que apenas

si se ha hecho todavía algo en España.

—¿Trabajo?

—En la actualidad la mujer también está indiscriminada en cuanto al trabajo. A trabajo igual no percibe

igual salario que el hombre. No dispone de la misma igualdad de oportunidades que el varón,

reservándoseles las escalas del peonaje. El trato que les dan no pocos jefes es vejatorio, y, en otros casos,

excesivamente complaciente, como -buscando en ella lo que no encuentra en su propia mujer o en otras

mujeres... Esto no resulta infrecuente. Faltan puestos de trabajo, sobre todo, para la mujer casada. Y

precisamente a raíz de la promulgación de las llamadas leyes proteccionistas para la mujer ésta ha

quedado más discriminada, dado que las empresas difícilmente aceptan a la mujer casada. Ellas son

siempre las primeras en ser despedidas. Las empresas no disponen de guarderías, y en los casos en que

éstas existen, no están dotadas como corresponde.

—¿En casa y con la «pierna quebrada»?

—Vuelve a estar otra vez muy vigente el espíritu de que a la mujer hay que rescatarla del taller y de la

fábrica y meterla en su casa. De todas formas, son necesarios los equipamientos sociales colectivos con

los que se les facilite a la mujer trabajadora-ama de casa sus tareas domésticas. Sometida a una doble

jornada —la laboral y la doméstica—, difícil-mente podrá resistir.

FEMENINO Y FEMINISTA

—¿Algún Ministerio especial para la mujer en un futuro Gobierno?

—La mujer puede afrontar los mismos cometidos que el hombre. Dispone de capacidad creadora y de

inteligencia idénticas a las del hombre. Lo que pasa es que la educación familiar, los medios de

comunicación social y la ley la han discriminado, adscribiéndoles siempre tareas de segundo orden. La

subcultura ha conseguido suplantar a la naturaleza. La anhelada igualdad can el hombre supondrá un

cambio de mentalidad tanto en él como en ella, y aquélla no podrá situarse en el disfrute de las mismas

condiciones materiales...

—¿Lo femenino o lo feminista?

—Una cosa es lo femenino y otra cosa es lo feminista. Todo lo femenino —adorno, decoración, dulzura,

procreación...— es burgués. Lo feminista —cultura, trabajo, ciencia, la misma inteligencia...— es

reivindicación del proletariado.

—¿Adulterio?

—La ley actual es también tremendamente discriminatoria, injusta y sangrante. El problema 16 es de los

dos, pero no podrá ser de la ley ni, por supuesto, penalizado. La mujer casada y separada vive hoy día en

constante amenaza y en permanente coacción.

—¿Un color?

—El rojo. Ideológica-mente, significa la liberación del pueblo, y además adorna... Por cierto que en los

años siguientes a la guerra civil apenas si se encontraba en las tiendas de nuestro país telas de este color.

Aún más la compra de ellas casi que suponía un riesgo y una provocación. A nosotras nos causa mucha

emoción el rojo. (Paloma, por la simple razón de que «me gusta», no quiere dejar de expresar que también

el color naranja le causa emoción. no sólo estática, sino políticamente.)

—¿Por qué militante, de la O. R. T.?

Y las dos contestan al unísono, con las siguientes palabras:

—Afirmamos que éste es le partido que dejan de los intereses de la clase obrera y de todo el pueblo, para

proporcionarle una salida auténticamente democrática en la lucha hacia el socialismo.

Antonio ARADILLAS Fotos MOLLEDA

28 de mayo de 1977 PUEBLO

 

< Volver