Más de diez mil personas en el Castillo de la Mota. 
 En el homenaje a Pilar Primo de Rivera  :   
 "La Sección Femenina no ha sido nunca inmovilista". 
 El Alcázar.    09/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Más de diez mil personas en el Castillo de la Mota

EN EL HOMENAJE A PILAR PRIMO DE RIVERA

• "La Sección Femenina no ha sido nunca inmovilista"

Emocionante homenaje el brindado el sábado por la tarde en el Castillo de la Mota a doña Pilar

Primo de Rivera, delegada nacional de Sección Femenina, de la que fue fundadora en el año

1934.

Al acto al que asistieron más de diez mil personas, —muchas de ellas de diversas regiones

españolas— tuvo como objetivo manifestarle su reconocimiento por la labor desarrollada a lo

largo de 43 años de ininterrumpida labor. Entre los asistentes se encontraban el presidente de

Falange Española de las J.O.N.S. Raimundo Fernández Cuesta, Antonio María de Oriol y

Urquijo, presidente del Consejo de Estado, los gobernadores civiles de Valladolid y Vitoria y

numerosas personalidades.

En el patio de honor del histórico castillo lleno hasta rebosar y con el público invadiendo

galerías se inició el acto con unas emocionantes palabras de Carmen Martínez quien hizo

referencia a la presencia viva en la historia de España de la familia Primo de Rivera: "primero

una voz enérgica, más tarde una voz profética y después la voz del silencio. Tu voz, Pilar".

María Teresa Iñigo, directora de la Voz de Valladolid, leyó un bello poema del que es autora y

el alcalde de Medina del Campo pronunció también unas palabras cargadas de afecto.

Seguidamente, José Farré, director general de los Servicios Sociales de la Seguridad Social,

hizo una reseña de la formidable labor que en todos estos años realizó la Sección Femenina.

Luego, frases emocionantes de fray Justo Pérez de Urbel y cerró el acto Raimundo Fernández

Cuesta, con un vibrante elogio de Pilar, de quien dijo: "en tí existe la bondad hasta la

abnegación; la modestia hasta la humildad y la lealtad hasta el sacrificio".

Con la voz casi quebrada por la emoción, agradeció el homenaje Pilar, quien reiteradamente y

sin falsa modestia, se había negado a cualquier tipo de homenaje, señaló la labor que a través

de los años realizó la Sección Femenina en todos los rincones de España, y agregó: "Nuestra

conciencia está tranquila por haber cumplido lo mejor posible. Que había que hacer reformas

es indudable, pues no en balde pasan cuarenta años y la Sección Femenina nunca ha sido

inmovilista".

Las viejas canciones de los Campamentos y Albergues volvieron a adquirir la frescura de esos

tiempos en que el sueño de una España mejor se iba haciendo realidad y el "Cara al Sol"

entonado con unción por todos los presentes llenó el aire vallisoletano con la esperanza de que

en España vuelva a amanecer.

 

< Volver