Autor: Díaz-Cordovés, Manuel. 
   Suárez y la FE     
 
 Diario 16.    13/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Suárez y la FE

"He leído con sorpresa el artículo del señor Esperabé de Arteaga, publicado en el diario de su digna

dirección el pasado día 3 de mayo, bajo el título de "Suárez y compañía". Por él me he enterado de que el

señor Suárez "ha sido el único falangista capaz de abjurar del sinfín de simplezas y tonterías contenidas

en los veintisiete puntos". Como seguidor de José Antonio desde febrero de 1936 y militante de Falange

Española de las JONS, tengo que aclarar al señor Esperabé y a todos los Esperabé que en España son, que

el señor Suárez nunca ha sido militante de nuestra organización, ni en los tiempos de José Antonio, ni con

Hedilla, ni con su sucesor Narciso Perales, ni actualmente con Pedro Conde. Lo que sí fue es militante del

Partido Único, de corte, estructura y fines fascistas, que fue el Movimiento Nacional y frente al cual FE

de las JONS siempre estuvo en oposición. Esto es historia y poco vale que elementos aislados y nefastos

como Fernández Cuesta o Girón desertaran de su puesto. Como es también sabido, Raimundo no fue

nunca más que el hijo del médico de la familia Primo de Rivera y amigo personal de José Antonio, al que

confió la Secretaría General (en la Falange, cargo burocrático) "a título provisional"; digamos también de

paso que Girón en FE de las JONS no fue más que un jefe de milicias en Valladolid, y abundando en el

tema digamos que, tras la detención de Onésimo Redondo, fue Narciso Perales el que le sustituyó en la

Jefatura Provincial de dicha ciudad.

Respecto a los famosos 27 puntos hay que aclarar que fue el régimen franquista quien, sin saber por qué,

los empezó a llamar y a editar como "Normas Programáticas" cuándo sólo fueron un ligero bosquejo

redactado por Ramiro Ledesma (al poco tiempo de surgir FE de las JONS, el 4 de marzo) con su personal

estilo, y dulcificado en lo que pudo por José Antonio, que nunca les concedió mayor importancia, como

aclara en su juicio de Alicante.

En mi nombre y en el de la auténtica Falange Española de las JONS, le rogamos, señor director, solicite

de sus colaboradores un mayor rigor histórico, en cuanto a las calificaciones y encuadres políticos, y las

debidas matizaciones en cuanto a sus afirmaciones o juicios de valor. Justificadas las confusiones por

cuarenta años de dictadura no deben durar, ya, mucho tiempo más.

Manuel DIAZ-CORDOVES MADRID"

 

< Volver