Autor: Llansá, Jaume de. 
 Crónica de Cataluña. 
 Clausura del Congreso regional de F.E. de las JONS     
 
 El Alcázar.    16/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 16. 

Crónica de Cataluña

CLAUSURA DEL CONGRESO REGIONAL DE F.E. DE LAS JONS

Núñez, Millán, Urgorri y Martín Sanz pronunciaron discursos ante el millar de falangistas que llenaba el

polideportivo de Granollers

BARCELONA. (Una colaboración especial de JAUME DE LLANSA, por teléfono).— Granollers,

capital de la comarca del Valles, que se ha quedado sin fiestas peculiares suyas, las célebres «Fires i

festes de l´Ascensió», por aquello de la supresión de ciertas fiestas, también se ha quedado sin su célebre

«Certamen Agrícola y Ganadero», pero, sin embargo, mientras en sus calles ondeaban banderas

nacionales y catalanas, ha sido magnífico escenario —en uno de sus estupendos pabellones del complejo

polideportivo—, de una gran fiesta falangista, entusiasta y vibrante.

Porque de toda Catalunya han acudido centenares de falangistas hasta completar más de un millar de

asistentes; aunque podían haber sido muchos más de no haberse dado, inoportunamente, la huelga en la

provincia de Barcelona de los servicios públicos de autobuses por carretera que obligaron a su pesar,

dejándoles enfadados y desilusionados, a otros cuantos centenares de catalanes falangistas y simpatizantes

que querían haber estado presentes en el emotivo y emocionante acto de clausura del Congreso Regional

de Catalunya de Falange Española de las JONS.

AMBIENTE DE REENCUENTRO Y DE VIVAS EMOCIONES

Había allí —en el Pabellón Polideportivo de Granollers— falangistas veteranos y falangistas jóvenes de

1977 en cincuenta por ciento de cantidad estimativa de unos y otros; y mujeres jóvenes con sus hijos que

corrían y lucían brazaletes con los colores de la Falange, y jóvenes universitarios serios pero especiantes y

animados; y escuadristas de antaño y de ahora mismo. Había banderas nacionales escuetas y banderas de

la Falange no menos serias y representativas; eran adquiridos llaveros con las efigies de José Antonio y de

Franco; también, pegatinas con el fondo de los colores de Falange con la leyenda "Yo también"; y,

finalmente, números ejemplares de "EL ALCÁZAR" que eran casi arrebatados y leídos con gran

atención.

El acto, digamos formal, de la clausura se inició con la lectura de las ponencias, sociales, políticas,

doctrinales: redactadas con enorme seriedad, sin demagogia de ninguna clase. Ponencias, que fueron

escuchadas por la multitudinaria asistencia con silencio, atención y aprobación corroborada con

frecuentes salvas de aplausos.

Hay que destacar, porque es cierto y nadie lo puede negar, que muchos jóvenes y no tan jóvenes

militantes de la Falange barcelonesa y catalana, de ambos sexos —mujeres falangistas, dinámicas,

cuidadas en su aspecto y de femineidad bella y atrayente—, vestían y lucían la camisa azul.

LAS MAS DESTACADAS INTERVENCIONES

Sin menospreciar sino todo lo contrario, las intervenciones oratorías del presidente de este Congreso de la

Falange catalana, camarada Núñez, del vicepresidente provincial de Barcelona, Millán, que fue quien

cerró el acto con palabra ajustada que encontró gran eco, debo de resaltar las dos grandes lecciones

políticas —que yo no los califico de discursos—, de Urgorri, presidente provincial de Falange Española

de las JONS de Madrid y candidato al Congreso de Diputados, con nuestro director Antonio Gibello, por

la circunscripción y del consejero del Reino Dionisio Martín Sanz.

Yo tengo la seguridad de que los lectores de esta "Crónica de Cataluña", verán en otro espacio de "EL

ALCÁZAR" el texto de la vibrante, emotiva pero también seria lección política que Urgorri se complació,

con la complacencia entusiasta del más del millar de falangistas catalanes allí presentes, en ofrecer con

valoraciones positivas y esperanzadora convocatoria a todos. Urgorri es joven, su decir y su acento son

jóvenes; de la Falange que viniendo de años ha sigue siendo joven en su ideología y en su convocatoria.

Pero quien caldeó el ambiente, provocó frecuentes oleadas de ovaciones cerradas, en algunas ocasiones

todos puestos en pie aplaudiendo y saludando, fue el veterano y siempre joven Dionisio Martín Sanz, que

habló como el mismo es, como consejero del Reino que todavía sigue siéndolo, y como hombres que no

dimite ni de su entusiasmo, ni de su tremenda vocación de servicio y de llamada política.

Martín Sanz pronunció una lección política tan extensa como clara y contundente; en ella reveló, sin

traicionar sus juramentos como consejero del Reino, los entre bastidores de la apabullante operación de

desmantelamiento del franquismo y del Movimiento desde dentro del franquismo del Movimiento,

examinó todos los antecedentes del problema en el que está viviendo España, hasta llegar a los momentos

actuales, aludiendo certera pero discretamente a sus responsables.

Fuertes ovaciones, gritos coreados entusiastas, ambiente de un falangismo que estremecía al periodista

por verle como renacido de nuevo.

MOMENTOS VIGOROSOS DEL FINAL

Hubo al terminar las intervenciones la emisión de párrafos grabados del discurso de José Antonio Primo

de Rivera; del discurso fundacional de la Falange. Después, un tremendamente emocionante y vivo "Cara

al Sol", entonado por más de mil gargantas masculinas, femeninas y juveniles, que llenó y aturdió el

ambiente; todos en pie, brazos extendidos y palmas de mano abiertas con rigor y sencillez, en gesto de

afirmación y entereza. Y, para coronar todo, las invocaciones de rigor a José Antonio Primo de Rivera y

unido a este nombre egregio el del sencillo camarada de Valdemoro, Ramiro Figueroa, que fueron unidos

los dos en el potente "Presente" que terminó el acto casi con un escalofrío sin dimensión.

Esta es una crónica de urgencia transmitida en la misma noche del domingo, recién regresado del acto de

clausura a que me he referido a "mi base de operaciones". Por eso, no puedo pasar la interesante

entrevista "a trío" con Dionisio Martín Sanz y con Urgorri, que mandaré ya más reposadamente, pero

también con urgencia, inmediatamente después de la emoción política de este domingo, día 15 de mayo,

en Granollers, capital de la comarca del Valles, en su día de fiesta que también fue, indiscutiblemente,

fiesta grande de la veterana y joven Falange Española de las JONS de Catalunya.

 

< Volver