Autor: Cañibano, B. J.. 
 Después de cinco días. 
 Los campesinos del bajo Guadalquivir terminan con la guerra de los tractores     
 
 ABC.    02/07/1977.  Página: 18. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

SABADO, 2 DE JULIO DE 1977. PAG. 18

DESPUÉS DE CINCO DÍAS

LOS CAMPESINOS DE BAJO GUADALQUIVIR TERMINAN CON LA GUERRA DE LOS TRACTORES

Sevilla, 1. (De nuestro corresponsal, por teléfono.) Terminó la guerra de los tractores. Los campesinos del

Bajo Guadalquivir - después de cinco días - están regresando a sus pueblos y con ellos el millar de

máquinas que permanecían estacionadas en los arcenes de la carretera Madrid-Cádiz. A media tarde, la

Guardia Civil de Tráfico dirigía la operación retorno para evitar posibles accidentes.

Los agricultores realizaron por la mañana una asamblea y decidieron dar por finalizados los conflictos. El

gobernador civil, cumpliendo la promesa que había hecho a los representantes de la Unión de

Agricultores y Ganaderos de Andalucía, ordenó publicar en el «Boletín Oficial de la Provincias la

prohibición de usar el herbicida hormonal «Tepe», que indirectamente dañaba las plantaciones de

algodón. Esta era la principal reivindicación de los colonos sevillanos. Las otras peticiones, referentes a

las indemnizaciones por los daños sufridos durante el pasado y el presente año están en estudio. La

asesoría jurídica de los agricultores interpondrá sendas reclamaciones formales para que el Ministerio de

Agricultura proceda, en un plazo razonable, a cubrir las pérdidas sufridas por los algodoneros en los

últimos veinticuatro meses. Un estudio realizado por la propia Delegación del Ministerio de Agricultura

valoró las pérdidas de los cultivadores de algodón en el año 1976 en 18 millones de pesetas. Falta por

determinar la cuantía de los daños sufridos en la actual campaña, pero parece ser que la comisión de los

agricultores, que negociaba en Madrid, ha obtenido la promesa de que esta valoración la estimarán

conjuntamente los técnicos del Ministerio y los de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Andalucía.

Probablemente, en esta ocasión, las valoraciones de las pérdidas de los colonos superen las estimaciones

de la pasada campaña, puesto que los cultivos por los efectos del «Tepe», se encuentran muy retrasados y

su producción será de ínfima calidad.

NEUTRALIZAR EL PARO EN MORÓN

En el campo sevillano otra noticia de sumo interés se refiere a la actitud adoptada por los empresarios en

Morón de la Frontera, para pallar el paro existente en la localidad. Morón ha sido siempre uno de los

pueblos más azotados por el desempleo agrícola. Un gran problema que ha radicalizado las posturas de

los agricultores. Para la próxima semana se calcula que se encontrarán en situación de paro más de 1.000

trabajadores. Para neutralizar esta desastrosa situación, los empresarios de Morón, en una asamblea

celebrada en el Ayuntamiento, han decidido suspender los pagos a la Seguridad Social e ingresar los

fondos correspondientes en un Banco local. Esas cantidades estarán destinadas en su totalidad a pallar los

efectos del desempleo, que en algunos casos se estaba traduciendo en situaciones de hambre, y a la

creación de industrias y puestos de trabajo. Este sistema permitirá reinvertir las plusvalías originadas en

Morón en la misma localidad. - B. J. CAÑIBANO.

 

< Volver