Autor: JASA. 
 La alternativa de Luis Valero Bermejo como candidato de Falange Española de las Jons al Senado por Ávila. 
 Un compromiso de fidelidad  :   
 (a España y al 18 de julio). 
 El Alcázar.    10/06/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

La alternativa de Luis Valero Bermejo como candidato de Falange Española de las Jons al

Senado por Ávila

UN COMPROMISO DE FIDELIDAD (A ESPAÑA Y AL 18 DE JULIO)

* Frente a la liquidación de la obra de Franco y contra la dominación marxista de nuestra Patria,

FE de las JONS ofrece una respuesta nacional, integradora, revolucionaria, perfectiva y

empeñada por encima de todo en salvaguardar la paz, el orden y el bienestar de la comunidad

La provincia de Ávila está viviendo una curiosa situación electoral, caracterizada

fundamentalmente por la presión gubernamental. Suárez no quiere tener una derrota en su

propia tierra. Tal es el motivo de su llegada "casual" el día del Corpus a su localidad natal,

Cabreros. Todo el aparato institucional de la Administración se encuentra volcado al máximo

para crear una mentalidad y un clima propicio, empleando para ello, de una parte, todo un

programa de disuasión en los pueblos de la provincia y de otra, todo un halagüeño y

prometedor panorama de prebendas y favores. Sin embargo, la candidatura provincial de Unión

del Centro Democrático es tan ficticia como el propio partido. Con una carencia absoluta de

objetivos, en una extraña amalgama de conservadurismo y supuesta liberalidad, mostrando

pomposamente las siglas de los grupos que la integran, la UCD es el reflejo patente de una

entidad artificial. No se ofrecen respuestas válidas, concretas, definidas para la provincia, ni

siquiera una actitud comprometida políticamente para el futuro de la nación. Se vende,

simplemente, una imagen: la fisonomía del primer ministro.

Luis Valero Bermejo representa en Ávila la más abierta y radical contrapartida a este programa.

Frente a la asepsia de la UDC, el candidato al Senado por Falange Española de las JONS

ofrece un programa concreto, con contenido, definición, fundamento y base propia. Frente a la

pura veleidad protagonista de la coalición gubernamental, Valero dispone de una bien probada

estela de fidelidades, de experiencia, de servicio probado y demostrado a la provincia en un

quinquenio difícil. Frente a la pura ambición de poder y de predominio como única motivación

Valero puede demostrar una lealtad implacable a una obra y a una idea. Se trata, en definitiva,

de una contienda entre ficción y realidades. De una alternativa entre el balance alcanzado

durante cuarenta años de convivencia pacífica y ordenada y el empleo que en unos meses los

amigos del presidente han hecho de tal patrimonio colectivo.

El propio Valero nos puntualizó estos extremos en una entrevista. "La provincia - nos dice - se

encuentra en una gran confusión. La mayoría de los electores manifiestan no tener adoptada

una determinación, para no comprometerse. Pero en general la gente ya sabe a quien va a

votar, aunque lo oculten. Todo lo más manifiestan quienes no cuentan con sus simpatías. Hay

miedo, hay preocupación por las maniobras del gobierno civil, que está empleando todos los

resortes públicos. Se sabe que una vez pasados los comicios, si Suárez logra imponerse,

repartirá generosamente dádivas y ostracismos. Tan solo queda esperar y confiar en que el

secreto del voto sea escrupulosamente respetado de manera que los ciento treinta mil

electores de la provincia puedan manifestar sin interferencias su legítima y auténtica voluntad".

"Esta situación - prosigue Valero Bermejo - ha llegado a tal extremo que los propios partidos

comunistas y marxistas están dando la orden a sus militantes de votar y favorecer el voto de la

Unión de Centro Democrático. El dato es sobradamente expresivo del empeño desatado en la

provincia por el primer ministro Suárez y por sus aliados, entre los cuales figura con todos los

honores el PCE de Santiago Carrillo, que de esta forma gratifica al jefe del gabinete por la

legalización de su partido al tiempo que participa en el común empeño de liquidar de una vez

por todas todo vestigio próximo o remoto de la obra de Franco. Este es el común objetivo". Por

contra, la candidatura de Falange Española de las JONS que encabeza Valero Bermejo

proclama la continuidad perfectiva del ordenamiento constitucional elaborado por el régimen del

18 de Julio frente a la ruptura y frente a la formación de unas Cortes Constituyentes. Valero en-

tiende que los resultados del Estado creado por Franco son sobradamente explícitos y

perceptibles en todas y cada una de las familias españolas, que pasaron tras afanarse

conjuntamente en un esfuerzo común del subdesarrollo al bienestar. Esto se consiguió

precisamente en un sistema de democracia orgánica en el que las entidades naturales de

convivencia hacían llegar sin intromisiones ni manipulaciones la auténtica y efectiva voluntad

del pueblo sobre los problemas reales de la sociedad sin mediar una partitocracia que hace

prevalecer siempre sus intereses y apetencias personales a las exigencias nacionales.

En reciente encuesta publicada en un diario de la provincia, Valero Bermejo señaló al

electorado sus principios básicos: "los del 18 de junio – dijo - actualizados en lo que resulte

conveniente y previa reforma legislativa adecuada, y establecer un sistema de representación

política del que no resulten eliminadas de las tareas legislativas las fuerzas de la producción:

empresarios, técnicos y trabajadores. En concreto - añade Valero - yo abogo por la democracia

en la que se acepte y se desarrolle la formación de las ideologías a través de los grupos

políticos, pero corregida, complementada o matizada con la presentación de las fuerzas

económicas, trabajadores, empresarios y profesionales liberales". Por otro lado, Valero se

muestra

contrario a la autonomía política de las regiones, "por cuanto ello representa el debilitamiento

del Estado Nacional y por consecuencia el abandono de las regiones pobres o menos

desarrolladas, las cuales, para progresar, necesitan de los capitales que se generan y se

redistribuyen a través del presupuesto del Estado".

En otra vertiente, el candidato de FE de las JONS al Senado se pronuncia a favor de "una

enérgica política educativa y cultural, pero en ningún caso en manos exclusiva del Estado. La

enseñanza privada especialmente a través de las órdenes religiosas o de grupos profesionales

con ilusión y eficacia en la educación son instrumentos que de ninguna manera se pueden

abandonar". Una semblanza política de Valero Bermejo puede condensarse, en otros temas,

de esta forma: el principal problema esta por encima de todo, el económico, que exige una

acción rápida y programada del Gobierno. El desarrollo agrícola e industrial necesitan una

equiparación, un equilibrio, empezando por una mejor comercialización de los productos del

campo. En definitiva, Valero Bermejo propone un cuadro calibrado y completo de acción

política, afincado en las exigencias concretas de la provincia pero con una vocación y un

alcance netamente nacional, y sobre todo, con una precisa significación política en

salvaguardia del 18 de Julio, de la obra de Franco y del pensamiento de José Antonio. Por eso

se trata de una convocatoria de futuro desde la lealtad al pasado.

JASA

Fotos: TANISFER

10 - JUNIO - 1977

 

< Volver